ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 12 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

El ‘dossier’ de los crímenes ecológicos de la guerrilla

El domingo 5 julio, 2015 a las 12:07 pm

Ríos envenenados y minería ilegal, entre los desastres. También, comunidades indígenas golpeadas.

En el dossier de los crímenes ambientales de la insurgencia, la Fiscalía está pidiendo a despachos del país los procesos contra la guerrilla para adelantar una investigación ‘en contexto’, hay indagaciones sobre el frente 15 de las Farc por delitos ambientales cometidos en Puerto Carreño (Vichada), contra la columna ‘Gabriel Galvis’ por acciones en Palmira (Valle), contra el frente 36 por delitos en Tarazá y Cáceres (Antioquia) y contra el frente 63 en Leticia (Amazonas).

Todos esos casos están relacionados con el envenenamiento de ríos y quebradas por cuenta de la minería ilegal. Así, aunque en el discurso de las Farc se insiste recurrentemente en los estragos de la gran minería –“las mal llamadas ‘locomotoras del desarrollo’ del Estado colombiano son la mayor causa de degradación ambiental en el territorio nacional”, dice un documento de la delegación de la guerrilla en La Habana que pretendió mostrar la tragedia de Tumaco como un ‘daño colateral’ del conflicto–, lo cierto es que a lo largo del país ese grupo, el Eln y las bandas criminales manejan directamente el negocio de la búsqueda de oro de aluvión, una de las prácticas más contaminantes de la minería y que, según la ONU, el año pasado generó la deforestación de 17.000 hectáreas.

Mancha de crudo en Tumaco - petróleo

Fotografías: www.elheraldo.co

En una investigación adelantada en Santander de Quilichao, Suárez y Buenos Aires, municipios del Cauca con alta presencia de las Farc, la Fiscalía comprobó que las retroexcavadoras que destruyeron parte del bosque primario de cabeceras de los ríos Quilichao, Ovejas y La Toma entraron a la zona con protección de guerrilleros. En el sitio se usó mercurio y cianuro para separar el oro, contaminando esas fuentes hídricas, al igual que el río Cauca, que las recibe.

Hace un mes, la Fiscalía y la Policía realizaron un operativo en el sitio y capturaron a seis personas, entre ellos un integrante del frente 29 de las Farc que coordinaba toda la actividad ilegal. Le imputaron los delitos de daño en los recursos naturales, contaminación ambiental por explotación de yacimiento minero o hidrocarburo, explotación ilícita de yacimiento minero y otros materiales y concierto para delinquir.

El impacto de la coca

Cultivos de coca acaban con el bosque - coca

Según el artículo de redacción judicial de www.eltiempo.com, a las Farc les cabe también responsabilidad en la destrucción de más de 220.000 hectáreas de selva desde el 2001 hasta el año pasado a causa de los cultivos de coca. El último informe de la ONU, revelado esta semana, muestra que el 82 por ciento de los cultivos están en los ejes Nariño-Caquetá-Putumayo, Meta-Guaviare, Nariño-Cauca y Catatumbo, todos de altísima incidencia de esa guerrilla. El año pasado, debido a los cultivos fueron deforestadas 15.000 nuevas hectáreas.

Los cultivos de coca afectan los ríos por el vertimiento a las cuencas de insumos químicos que se emplean en el proceso del alcaloide. Como consecuencia de esto se afecta el desarrollo y supervivencia de las especies subacuáticas, además de las comunidades que derivan su sustento de estas fuentes de agua. También se ha detectado que donde se ubican estos cultivos se han desviado cauces o se han dispuesto diques que secan las partes bajas de los cursos de agua, lo que genera drenaje en lagunas y humedales.

Cuando se plantan cultivos cerca de las corrientes de agua se provoca erosión. Ese material erosionado es arrastrado a la parte superficial de las fuentes y hace que el agua se ponga turbia, lo que impide el paso de luz.

¿Son las afectaciones del medioambiente “daños no deseados” colaterales a las acciones del conflicto –como lo aseguraron las Farc desde La Habana– o un costo calculado? La justicia colombiana, que hasta ahora no ha producido ninguna condena contra un gran jefe de grupo irregular por esta materia, está trabajando para cambiar esa historia.

Leer completo en: http://www.eltiempo.com/politica/justicia/crimenes-ecologicos-de-la-guerrilla/16046395

Deja Una Respuesta