ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 23 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

El dolor de ser otro

El sábado 22 enero, 2022 a las 9:15 am
Imagen cortesía de: ipsimed.com

El dolor de ser otro

Elkin Quintero

«Quedé desfallecido de escudriñar la verdad.» Sócrates 

Es pertinente hoy cuestionar a la sociedad por el sentido del ser y más en épocas de proselitismo político. La construcción de la respuesta parecer una tarea estéril e ingrata. Sin embargo, la respuesta convoca la existencia humana, esa que está sujeta a situaciones caóticas, de vez en cuando arrojada en el mundo de la vida lisonjera y oblicua, inmersa en la mundanidad del siglo XXI, viviendo un aquí y un ahora sin interesar la esencia de la militancia política, étnica o religiosa. Necesitamos una reflexión y un largo diálogo sin miedo a desfallecer.

De la existencia humana lo verdaderamente importante es comprender cómo, de qué modo, de qué manera, con qué modalidad, realiza el hombre sus vivencias y no tanto referirse a su contenido objetivo, al qué de sus vivencias. Es característico del ser humano las diferencias que lo determinan entre la multitud, incluso de sí mismo. Cuando decidimos existir, una misteriosa aceleración se sucede en el cielo, un constante movimiento que afirma que somos sujetos de derechos y no el registro de la percepción política, étnica, económica, religiosa o cultural.

Muchos han proclamado que el existir del hombre se define por su relación con el mundo que es práctica antes que teoría. Sin embargo, la política, la religión y las luchas étnicas dictaminan lo contrario sopena de culpa y pecado, desconociendo que en su existir, el ser humano es un ser entre seres y entre cosas, pero también es un ser en el espacio, el mundo y el tiempo. Si de verdad se comprendiese esta aseveración todo sería más fácil y nuestra permanencia en el planeta estaría ligada a la felicidad y no al dolor.

No debemos ignorar que vivimos momentos turbulentos que están permeando todos los espacios de la sociedad. Quizás por ello, la modernidad nos obliga a enfrentamos constantemente con la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad propias de un país donde lenta muere la democracia y se individualiza cada vez a los seres humanos.

Durante varios años, los predios que son dominio de la razón han sido permeados por turbulencias y sembrado sin pudor la semilla del miedo sin pensar en las consecuencias. En el ambiente se percibe que lo primordial dejó de interesar y cada vez es trascendental lo banal y superfluo. En este sentido, los influenciadores decretaron que tener una buena educación NO es el factor para triunfar en la vida. Desde esta perspectiva resulta más significativo conocer la gente adecuada llámese político, cristotraficante o traqueto para alcanzar los sueños.

En este sentido, las formas que se presentan a menudo como respuesta o solución, buscan acelerar la depresión, ansiedad, fobias o esquizofrenia y dictaminar que son el fruto de los fantasmas o demonios que viven en la sociedad, y no el efecto de las políticas públicas de un Estado Social de Derecho fallido que permite el imperio del más fuerte y vivo. Los medios al servicio del poder ignoran que estamos condenados a un juego maquiavélico donde la política nacional desempeña un rol predominante.

Hoy, los tenues sonidos del horizonte son memoria a la deriva y las palabras de los impostores cada vez nos alejan. Desde las montañas el sonido del cañón satura los días por llegar y entre hipócritas manifestaciones de simpatía los esbirros del mal cubren de oscuridad el cielo tisú y cantan loas en los ritos de las horas nonas. Parece que estamos destinados a presenciar el fin de las cosas, se nos obliga a escuchar el gemido moribundo y con la asistencia del fusil y la cruz nos dejan sin la claridad y esperanza.

Termino preguntando, ¿acaso es justo estar ausentes observando el sol morir entre las calles pobladas de ironías mientras unos pocos siguen apagando el fuego del rebelde que nunca fueron?

********************************************************

Lee otros artículos del autor aquí:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?