ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 21 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

EL CESAR TIENE SED

El lunes 8 marzo, 2021 a las 2:10 pm

EL CESAR TIENE SED

Donaldo Mendoza

   Aguachica, Codazzi, Bosconia son, después de Valledupar, los municipios con mayor población en el departamento del Cesar. Los tres y los demás municipios, excepto (?) la capital, sufren el problema grave de la escasez de agua. Y el problema es de tal gravedad, que gobernador y alcaldes podrían solicitar al presidente Iván Duque Márquez la declaratoria de “emergencia sanitaria”, a fin de que el Estado se haga responsable de la solución integral de esta calamidad pública.

   Está visto que los gobiernos locales y el departamental son incapaces de resolver un problema que año tras año se ha ido agravando, sin que se le hubiera puesto atención oportuna y responsable. Literalmente, el vital servicio y derecho básico hoy “hace aguas”. Pero lo que es realmente sorprendente es por qué no han sido noticia las muertes por dolencias gastrointestinales. Bien podría ser que, si mueren, no es razón suficiente para ser noticia (como sucedía con los “falsos positivos”). O bien puede ser que las personas han desarrollado un milagroso sistema de orgánica defensa, y no mueren…

   Lo cierto es que las comunidades están haciendo de todo para sobrevivir. Compran agua salobre de pozos artesanales y la guardan por semanas (cultivan el dengue). Compran, los que pueden, agua industrial para beber y cocinar. En algunos lugares cuentan con la suerte de surtirse de un poco de agua en carrotanques que parecen enviados por la mismísima Providencia. Los que sí dan testimonio de puntualidad y constancia son los empleados que dejan en cada casa el recibo de cobro por un pésimo servicio.

   Los gerentes de las empresas de acueducto, en los municipios, le hacen el quite al problema con habilidad de magos. Hay tres “causas”, dicen, que “explican” la falta de agua: 1) la sequía, porque no llega agua suficiente a las bocatomas; 2) se interrumpe por días el servicio, porque “se están adelantando trabajos” (como el cuento del gallo capón); 3) el agua no llega de día, por dos razones: a) porque sueltan a medianoche un raquítico chorrito que se despide antes del amanecer, y b) la baja presión le impide llegar hasta los barrios “altos”. A eso se agrega el atascamiento de la tubería por la abundante sedimentación. En Bosconia colapsó un tanque (de tres) de 40 años de antigüedad.

   Ante todo esto, los diputados, representantes y senadores guardan silencio, no se les ve, no se les escucha. Una actitud diametralmente opuesta a cuando andan de campaña electoral, se le ve hasta en las veredas más apartadas. Quizá aquí esté la causa principal del por qué en el Cesar (Valledupar no escapa del todo) escasea el agua. En efecto, son tan costosos los carnavales para la promoción de candidatos a las distintas corporaciones que, una vez elegidos, a muchos se les va el tiempo en hallar maneras para pagar favores.

   ¿Y qué papel juegan las comunidades?, ¿qué explica su estoica resignación?, ¿por qué la inconformidad o la protesta, si existen, no alcanzan a ser noticia relevante en los medios de comunicación?… Solo la voz del pueblo, que algunos dicen es la voz de Dios, puede dar respuesta a esas y otras preguntas. Pero sí hay una respuesta, en el orden natural: No hay mal que dure cien años, ni pueblo que lo resista.

************************

Otras publicaciones de este autor:

Donaldo Mendoza
Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?