ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 11 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

El Cauca: ¿Laboratorio de guerra?

El jueves 5 septiembre, 2019 a las 1:07 pm

El Cauca: ¿Laboratorio de guerra?

El Cauca: ¿Laboratorio de guerra?

“Se me hace extraño que inmediatamente se desmovilizaron las FARC y entregaron las armas, por lo menos, entre Cali y Popayán, las Fuerzas Armadas no hayan ocupado el territorio facilitando que además de las disidencias llegaran los del ELN , EPL, Autodefensas Gaitanistas y las tales Águilas Negras de los paramilitares, para que se disputaran el narcotráfico, la minería ilegal, la extorsión y siguieran amenazando y matando líderes sociales y a los indígenas, quienes además de intentar desarmar y sacar de su territorio a disidencias y otros grupos armados, antes se habían metido a invadir tierras cultivadas de caña, quedando entre dos y hasta más fuegos, para que sus enemigos tiren la piedra y escondan la mano en medio de la montonera…”

“Ya son muchas coincidencias preocupantes y este país y el laboratorio de guerra del Cauca van de Culiacán para la dictadura”, me dice Diego, exempleado del Banco Popular que fue dirigente sindical antes de ser despedido después de la reforma laboral promovida durante el primer gobierno de Uribe.

“¿No será que de nuevo se te despertó la paranoia?”, le replica Jeremías el jubilado del departamento que fue fiel a las banderas y jefes del Partido Conservador al que nació matriculado por herencia familiar, antes de pasarse al Centro Democrático.

Mientras se reacomoda en la banca del parque Caldas y permanezco en silencio, Diego le responde: “No es que yo sea pesimista profesional, como a veces me dicen ustedes… Pero miren la seguidilla de noticias: además de la oleada selectiva de asesinatos de líderes sociales, del escándalo en la cúpula militar por corrupción y lucha entre guerreristas amigos de falsos positivos y oficiales partidarios del proceso de paz; guerrilleros comprometidos con el narcotráfico como Márquez y Santrich anuncian su retorno a la guerra encabezando las tales disidencias que dizque luchando contra la oligarquía acaban de matar a la candidata liberal a la alcaldía de Suárez, a su mamá y a cuatro acompañantes y enseguida las Águilas Negras divulgan un comunicado en el que anuncian que van a perseguir a los izquierdistas, defensores de Derechos humanos y dirigentes de sindicatos como los de maestros, los del Mácizo…”

-Pero así hemos vivido desde hace más de 50 años- le interrumpo.

“Pero no se habían juntado tantas coincidencias, como por ejemplo: que por presiones del gobierno acaben con Noticias Uno, el que destacaba todos los torcidos de las élites, de Uribe y los parapolíticos… y además nos acercamos al 2 de octubre, cuando la Corte se atrevió a citar a indagatoria al intocable, por intentos de manipular a testigos presos que se salvaron de que los mataran”.

“Digan lo que digan mi jefe es un varón, el único que se le plantó a la guerrilla – lo interrumpe Jeremías, -y no le han podido probar nada. -Porque no deja testigos- le responde Diego, – y además está dispuesto a hacer lo que sea para mantener esa cara de sacristán morrongo y camandulero que le ha vendido a los que le comen cuento-, agrega.

Por instantes pienso en la capacidad de apreciar las noticias que tienen jubilados como estos a los que sólo les falta hablar por las emisoras y escribir en los periódicos y por Internet, cuando Diego Cuspián continúa: “Se me hace extraño que inmediatamente se desmovilizaron las FARC y entregaron las armas, por lo menos, entre Cali y Popayán, las Fuerzas Armadas no hayan ocupado el territorio facilitando que además de las disidencias llegaran los del ELN , EPL, Autodefensas Gaitanistas y las tales Águilas Negras de los paramilitares, para que se disputaran el narcotráfico, la minería ilegal, la extorsión y siguieran amenazando y matando líderes sociales y a los indígenas, quienes además de intentar desarmar y sacar de su territorio a disidencias y otros grupos armados, antes se habían metido a invadir tierras cultivadas de caña, quedando entre dos y hasta más fuegos, para que sus enemigos tiren la piedra y escondan la mano en medio de la montonera… Y no se olviden que un sector del Centro Democrático quiere que permanezcamos en guerra, desconociendo los acuerdos de paz, acabando con la JEP, no devolviendo las tierras que se robaron y buscan acabar barrer a los que no pudieron los paramilitares de las AUC, cuando a partir de las CONVIVIR se organizaron en 1995 y además de las masacres mataron a dirigentes sindicales, defensores de Derechos humanos, al profesor Correa de Andreis y a Jaime Garzón”.

“Estos mamertos resentidos siempre rajando de mi jefe», refunfuña Jeremías.

“Y se me olvidaba- apunta Diego Cuspián, asiduo lector de periódicos en las bibliotecas del Banco de la República y Comfacauca: “la ultraderecha demoníaca apuesta a dar el golpe letal, ahora que sus socios neonazis en la presidencia de los Estados Unidos y Brasil están sintonizados con sus propósitos de también tumbar a Maduro en Venezuela y antes de que Macri pierda la presidencia con los peronistas”.

Adelantándome a que el visiblemente enojado Jeremías empiece a responderle, acepto el café a que nos invita Diego, cuando pasa la vendedora con sus termos, mientras pienso que este sería buen tema para la próxima columna.

****************************************

Otras publicaciones de este autor: CLIC AQUÍ

También te puede interesar
Deja Una Respuesta