ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 21 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

El capitalismo contra la poesía

El sábado 10 octubre, 2015 a las 2:35 pm
Armando Orozco Tovar

Armando Orozco Tovar

A los poetas los asesina la derecha de todos los tiempos. Recordemos para no ir tan lejos el crimen en pleno comienzo de la Guerra Civil Española, del poeta Federico García Lorca, y otros que durante la contienda padecieron el fusilamiento y prisiones, como fue el caso del poeta de Orihuela Miguel Hernández, y muchos otros confinados en los campos nazis de concentración regados por toda Europa. Pero no solo a los poetas sacrifica el capital financiero, el militarismo – fascista, y el narcotráfico ahora América Latina en alianza, contra la cultura. Porque también han caído a lo largo de estos años de dictaduras pinochetistas, y planes cóndores, pintores, dramaturgos, escritores, pensadores, y hasta humoristas como fue el asesinato de Jaime Garzón. La palabra es un disparo de luz en la conciencia, que permite al hombre la facultad de darse cuenta de lo que ocurre a su alrededor.

Federico García Lorca - Piano

Al poeta Federico García Lorca lo asesinaron en una carretera haciéndolo cavar su propia tumba, que nadie encuentra, porque su poesía ponía a existir, a los negros y gitanos. Volvía visible la injusticia. Nombraba en su poesía el hambre y la discriminación y falta de amor, al igual que lo hizo Facundo Cabral, que también estaba del lado de los pobres. Hoy el narcotráfico-financiero, dueño de Centroamérica donde pretende crear el primer estado narco tampoco perdonó al juglar argentino. El capitalismo en descomposición no dejará nunca de atentar contra la vida, la canción y la alegría, de la poesía. Federico fue un poeta terrestre, que comprendió enteramente su tiempo, reflejándolo en su obra poética, pictórica, musical, ensayística y teatral. Tuvo la capacidad de ver como se daba el ascenso del fascismo, porque para él la sensibilidad, la imaginación y la conciencia, eran una sola cosa. Estos atributos, le permitieron descubrir lo que nadie veía, ni advertía: el sometimiento, la discriminación y la injusticia social. Tiempos que se expresaban en lo cotidiano, pero velados por los medios de comunicación, como ocurre hoy en Colombia: la iniquidad, el racismo, la homofobia, la misoginia, el machismo. Federico García Lorca, ve como nadie en España, el trato cruel dado a las mujeres, los negros, homosexuales y gitanos. Tampoco fue como dicen sus enemigos: “Un populista folclórico, que echaba mano sin pudor de las cancioncillas anónimas de tipo tradicional”.

En su libro: “Poeta en Nueva York”, además de ser un poema denunciador del sistema capitalismo, abandona las formas tradicionales cultivadas hasta el momento, para sumergirse en una visión surrealista en profundidad, mostrando todo lo que ocurría a su alrededor, y también lo que sucedería muchísimo después, como acaeció con derrumbamiento de las torres de Nueva York aquel 11 de septiembre del 2001. Federico dice: “Yo estaba en la terraza luchando con la luna. Enjambres de ventanas acribillaban un muslo de la noche. En mis ojos bebían las dulces vacas de los cielos y las brisas de los largos remos”.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?