Domingo, 8 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

EL CAMBIO DE ESTADO «CIVIL»

El miércoles 12 septiembre, 2018 a las 9:00 am
EL CAMBIO DE ESTADO "CIVIL"

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

EL CAMBIO DE ESTADO «CIVIL»

Imagen tomada de: https://bit.ly/2Mo99P1

Después de 40 años, después del Concilio Vaticano II, después de tanta guerra en Colombia del Estado contra la mafia interna y las fuerzas armadas insurgentes, vuelve y juega el tema de la salida de los sacerdotes de su status. Unos son más tímidos y escondida su labor. Otros tienen más prensa y se muestran como «de avanzada». Pero el sujeto que se atreve a salir del modus vivendi que llevaba, tiene su «otro bautismo» de la sociedad a la que llega.

El padre Linero tenía su orla de preferencia, su tono de taumaturgo y santón hindú. Pero era un sacerdote de poca barba que se veía. Ahora que se ha retirado del ejercicio sacerdotal vive su pequeño infierno del que nunca habló ni vivió. Está purgando la novatada de seglar común y silvestre. Tener que vivir como un civil o colombiano de a pié.

Y quienes lo conocían, que eran muchos, se mezan los cabellos. No les cabe en la cabeza que sea tratado como ciudadano común y corriente.

No creo que el señor Linero, ahora, se haya retirado y sea inmune a la crítica. Él tiene su ego como lo dibujó Freud. Todos los mortales somos hijos de Dios, tentados por el diablo y odiados por quienes están en la mitad. El mundo es el mismo desde la Inquisición para acá. Nada ha cambiado. Están los rezanderos, los místicos, los ponderados, los prudentes, los bocones y los nulos. Ni para allá ni para acá. Eso lo sabe todo quien ha pasado por una educación elevada y ha vivido colmado y acostumbrado a las atenciones del respetable.

Tendrán que pasar las borrascas, el temporal y el aquilón. Nada se va a caer. Todo va a quedar en su sitio. Un individuo no representa un terremoto ni un gran incendio en la mitad de la Ciudad de Dios. Murieron Galileo, Giordano Bruno, San Benito, Lutero y el mundo siguió tal cual.

¿A qué tanta habladuría? Creo que al expadre Linero no le importa tanto «apoyo» y habladuría por debajo de las cobijas. Él se despidió con cortesía, explicó a quienes debía y enfiló su marcha por en medio de este mundo pecador que él ya conocía. Como a Chapulín Colorado, a nadie se le ocurrirá defenderlo. Es un humano ilustrado y sabrá defenderse del temporal. Temporal viene de tiempo. Que no es de brujas ni de Santos.

Sin embargo, nuestra sociedad sigue siendo heredera de la época del ruido, prerrepublicana. Se mueve ante la presencia de un moscardón en el alero. Y aún el diablo está en los rincones oscuros en donde no se ha barrido la basura.

El tiempo es sabio y remedio. Nuestra sociedad aún pone el grito por el cielo  por cualquier cosa que se mueve raro en el horizonte. No nos ha cambiado el chip de la modernidad y de la simple humanidad. Somos humanos y nadie escapa a su ingenuidad.

*******************************

Otras publicaciones de este autor en: https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion/leopoldo-de-quevedo-y-monroy/

También te puede interesar
Deja Una Respuesta