ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 24 de septiembre de 2021. Última actualización: Hoy

EL CALOR

El domingo 12 agosto, 2018 a las 2:50 pm
EL CALOR

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

EL CALOR

Llamemos calor a la sensación que captan los cuerpos por el calentamiento del sol. Hasta por la noche dura su efecto, aún por fuera de las cobijas. Se calientan las piedras, la tierra, las aguas corrientes y de las represas, las manos, las piernas y todo el cuerpo humano, incluidos los órganos internos.

El calor hace falta para la salud. Será señal de que algo mal ocurre si un ser humano se enfría. Desde que nace el niño su cuerpecito y miembros tienen el calor que la madre le inyectó en su sangre. Que el anciano en su cama esté frío es síntoma de gravedad y corre peligro. Se le deberán suministrar bebidas calientes o acudir a dar calor artificialmente.

El calor para seres humanos y animales es signo de vitalidad y buena salud. Sin embargo, habrá que controlar que no esté demasiado caliente su cuerpo porque ya se llamaría fiebre.

Hasta la naturaleza, con sus ríos, mares, selvas, montes elevados, guardan equilibrio tanto en el día y la noche, en la madrugada, el medio día y al ocaso. La noche es más fría y el día más caliente. Existen los polos helados, los nevados y hay climas cálidos junto a los grandes mares y verano en donde hay estaciones.

Los árboles son necesarios para la frescura del ambiente. Ellos resguardan del frío y también ayudan a conservar el calor. La ausencia de árboles hace desértico el paisaje y casi inhabitable. Su presencia garantiza que haya lluvias y viento, nubes y clima apacible.

Las ciudades que están cerca de las costas marítimas son cálidas y ardientes. También lo son aquellas situadas al lado de los grandes ríos. Como Honda, Girardot y Barrancabermeja junto al Magdalena, Cereté junto al Sinú o Cali junto al Cauca. También lo son Santa Marta, Barranquilla y Riohacha junto al mar Atlántico.

El calor hace que el paisaje luzca plácido y amigable, aunque puede convertirse en sopor en algunos momentos y cause sudor y desgano. Y puede llegar hasta la insolación si el cuerpo se expone al sol y tiene propensión a ella.

Es calor corporal es un signo de vitalidad y denota un cualidad especial para entablar una conversación o relación personal. Una persona con calor humano reluce en cualquier reunión. La calidez brota espontánea y hace agradable el trato a quien la posee. Aunque es una cualidad que parece innata, quien la tiene la puede sostener y practicar en sus relaciones personales y laborales. Merced a ella se pueden conseguir excelentes oportunidades de amistad o laborales.

Personas así hacen grato el clima laboral en una empresa. Son joyas escasas que sirven de colchón de bienestar en donde se hallen y para quien las contrate. Como hormiguitas trabajan sin hacer ruido porque su calor obra sin quemar y no hierve en ebullición ni salpica.

Las personas con calor humano se adaptan fácilmente en un grupo o sector de la sociedad y son pararrayos que detienen las malas influencias.

10-08-18                                                 6:36 p.m.

******************************

Otras publicaciones de este autor en: https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion/leopoldo-de-quevedo-y-monroy/

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?