Miércoles, 28 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

El asunto indígena, un tema aún sin resolver.

El sábado 17 octubre, 2020 a las 8:36 am

El asunto indígena,
un tema aún sin resolver.

Es inaudito que 29 años después de promulgada la Constitución se siga legislando los asuntos indígenas mediante un Artículo Transitorio (56). ¡Qué falta de respeto con todos los caucanos!

Asombrosamente aún hoy no se ha desarrollado el artículo 329 que trata sobre las Entidades Territoriales Indígenas (ETIS) pues en él se dice que su conformación será de acuerdo con la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, que por cierto demoró 21 años en ser promulgada. Aún más, ésta tardía ley increíblemente pospuso el tratamiento del tema indígena. ¡Esto es de no creer!

Mientras tanto el silencio sumiso de la clase política, la academia y la sociedad civil. Los resultados están allí: una sociedad más fracturada que antes del 91. Hoy nadie en el Cauca sabe hasta dónde llegan sus derechos ni tampoco sus deberes.

Ningún presidente desde entonces ha tenido la grandeza con el Cauca de desarrollar la Constitución en este particular asunto. Tampoco hemos tenido parlamentarios, que se presupone han leído la Constitución, que hayan hecho presión o hayan tenido la iniciativa para que se legisle sobre éste tema. Hemos tenido gobernadores de todos los pelambres y tampoco ninguno ha incluido en su plan de Desarrollo hacer del Cauca una región verdaderamente intercultural, más aún desde hace ya varios años, el Cauca es un Departamento rico y tampoco hemos aprovechado esos recursos para tal fin.

Finalmente, hay que reconocer que somos una sociedad civil sin carácter, pusilánime, que no ha logrado entender que nos necesitamos mutuamente pues todos somos una realidad. Creemos que carácter es poner un post en redes maldiciendo a unos u otros; nos creemos superiores a la cuestión política, como si sus decisiones no nos afectaran y en elecciones seguimos apoyando, con mentalidad de menor de edad y tal vez por un contrato, a presidentes y congresistas que no le han aportado a ésta problemática, que para el Departamento, es estructural.

Me pregunto: ¿Dónde hay una propuesta propositiva para el Cauca en éste tema específico nacida de los congresistas Temístocles Ortega, Luis Fernando Velasco, Feliciano Valencia, Crisanto Pisso, Carlos Julio Bonilla, John Jairo Cárdenas o Faber Muñoz? ¿Habrán tenido tiempo de leerse la Constitución? Más aún, ¿dónde hay una propuesta de la Universidad del Cauca y de la academia? ¿Dónde hay una sola propuesta de los partidos políticos de derecha o de izquierda? ¿Dónde están las propuestas de los senadores de otras regiones que hoy azuzan expeliendo odio contra unos y contra otros para abanderar éstas causas fracturadoras?

Mientras tanto, el Cauca se quiebra cada vez más, nos acostumbramos a vivir en el caos en tanto otras regiones de Colombia progresan, nos han tomado la delantera en inversión privada, empleo e infraestructura.

Hemos caído tan bajo que le estamos transmitiendo a nuestra juventud los mismos perjuicios cargándolos de una buena dosis de odio. Qué fácil que es para muchos líderes azuzar odios desde las redes sociales estando cómodamente sentados con la garantía de un empleo, y muchas veces atacando el mismo establecimiento que nos da de comer bien sea directamente o a través de ONG que contratan con el Estado.

El Cauca merece respeto, merece una dirigencia menos egoísta que en vez de posar de estadistas le pongan más corazón y razón. Merece una sociedad civil más fuerte e independiente donde sinceramente se valore más la auto determinación y el respeto mutuo. Y sobre todo, merece que se legisle y se desarrolle la Constitución.

**********************

Otras publicaciones de este autor:

Santiago Zambrano Simmonds
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta