Sábado, 13 de agosto de 2022. Última actualización: Hoy

El agua potable como fuente de corrupción

El lunes 4 julio, 2022 a las 3:12 pm
El agua potable como fuente de corrupción
El gerente de EMCASERVICIOS, Julián Andrés Muñoz Imbachí y el gerente Afrocaucana de Aguas, Oscar Eduardo Larrahondo Balanta. Fotografía: https://periodicolaultima.com/

El agua potable como fuente de corrupción

Alfonso J Luna Geller

El agua potable es fuente de corrupción en algunos territorios del norte del Cauca. Claro que no es propiamente el agua potable, porque no existe; ni siquiera es el agua sin tratamiento, cruda, porque abunda en la región; es el inacabable proyecto de suministrarla procesada, precisamente a los municipios que no la tienen, y nunca la han tenido.

La fuente de corrupción se instaló en la infinidad de planes (y planos), contratos, recursos y tiempos invertidos, discursos y empresas comprometidas, sin que con ello hayan logrado el único objetivo: suministrar agua para consumo humano a las marginales y marginadas comunidades donde operan (Villa Rica, Puerto Tejada, Padilla, Guachené, Caloto).

Deducción obvia: los responsables son los impunes funcionarios que, a pesar de la endémica angustia de los usuarios, les conviene mantener la situación sin solución; a los corruptos no les interesa que el problema se resuelva: la falta de agua potable es su “mina de oro”, su “vaca lechera”.

Eso sí, el irregular e ineficiente suministro de agua está a cargo de una impenetrable burocracia que estimula la politiquería regional, con nido en una serie de organismos que no cumplen con sus funciones a pesar de que son idénticas y coinciden geográficamente: Empresa Caucana de Servicios Públicos EMCASERVICIOS (que sirve de carrusel para candidatos a alcaldías, o de escampadero para exalcaldes), Empresa prestadora de servicios públicos domiciliarios de acueducto y alcantarillado del norte del Cauca Afrocaucana de Aguas S.A.S. E.S.P., creada hace más de nueve años, todavía pretendiendo prestar algún servicio; Empresa de Acueducto del Río Palo S.A E.S.P. EARPA, creada en 1991: lleva más de 14 años en liquidación; Empresa Pública de Acueducto Alcantarillado y Aseo de Villa Rica, EMPUVILLA S.A. E.S.P. (anteriormente Empresa de Servicios Públicos EMVILLARICA), Operadora de Servicios Públicos OPSA S.A. E.S.P. (remplazó a la empresa municipal EMPUERTO, de Puerto Tejada, creada en 1989)[1], Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Padilla EMPADILLA E.S.P., Empresa de Servicios Públicos Municipales de Caloto – EMPOCALOTO E.I.C.E E.S.P. …

Preciso, la semana pasada no más, salieron otra vez, el gerente de EMCASERVICIOS, Julián Andrés Muñoz Imbachí y el gerente Afrocaucana de Aguas, Oscar Eduardo Larrahondo Balanta, con la manida disculpa: “socializar en Puerto Tejada obras para optimizar sistema del Acueducto Regional”; anunciaron otra inversión de 1.750 millones de pesos con el contrato de obra No 022 del 2022 para la “optimización de la primera etapa del acueducto regional se busca mejorar y ampliar el proceso de captación, tratamiento y potabilización de las aguas del río Guengué para abastecer los municipios de Padilla, Puerto Tejada, Guachené, Villarrica y la vereda de Quintero de Caloto”, que es lo mismo que se anunciaba el año pasado (convenio interadministrativo 317 de 2021 por 1.832 millones de pesos firmado también entre los dos protagonistas, con idéntica finalidad) y exactamente para lo mismo, hace nueve años, cuando decidieron construir el Acueducto Regional Afrocaucano, con un costo inicial de unos 36.800 millones de pesos.

Con este asunto del agua potable en manos de las citadas empresas vamos a demostrar que los proyectos (acueductos regionales) cuestan el doble, y más, del valor de la licitación pública que sirvió para adjudicarlos y que el tiempo de entrega, casi siempre, es el triple del acordado. Y al entregarlos, no sirven para lo que fueron contratados.

Es que, en la práctica, las licitaciones, algunas veces, se obtienen a pérdida, porque los contratistas saben que las ganancias se consiguen después, con sobrecostos, otros-sí y reajustes o presupuestos adicionales, que se hacen interminables, mientras que simultáneamente se van quebrando unas empresas públicas para ir creando otras que las remplazan en el carrusel.

Esto fue lo que ocurrió, de nuevo, la semana pasada, cuando Muñoz Imbachí y Larrahondo Balanta ratificaron inversiones sin sentido (Muñoz Imbachí como que renuncia a la gerencia de Emcaservicios para aspirar a que lo elijan alcalde de Bolívar, me han dicho).

Este cuento se viene escuchando reiteradamente desde los años 80 del siglo pasado cuando decidieron construir el Acueducto Regional del Río Palo, con $800 millones de entonces, aportados por el gobierno holandés. Para su administración fue que crearon EARPA S.A., cadáver insepulto hoy. Simultáneamente siguieron funcionando las empresas locales creadas como caja menor o revendedoras de agua (obviamente, no apta para el consumo humano).

Ante el fracaso anterior, 40 años después construyeron otro acueducto regional, el Afrocaucano, que toma aguas del río Guengué. Como debía ser para ellos, tampoco les funcionó. Sigue entonces el festivo carrusel de los recursos públicos, descrestando ingenuos con esa palabrita que tanto les encanta porque les sirve para todo: “Optimización”, obviamente, de lo que no les queda óptimo.

A pesar de que las comunidades están cansadas de reclamar, hacer huelgas y realizar paros, cuando tienen opción al agua, la reciben de tuberías que comprobadamente presentan fugas en toda la red, y peor que eso, aunque el PVC es el material predominante, que fueron fabricadas de asbesto-cemento, material empleado varias décadas atrás cuando se desconocía su impacto en la salud pública.

Por eso, en Puerto Tejada se repusieron algunas redes del acueducto cambiando las vetustas y caducas tuberías de asbesto por PVC con algo más de 18 mil millones de pesos. Ahí quedaron enterrados. En diciembre de 2018 también anunciaron “Obras de Rehabilitación y Optimización Sistema de Acueducto del Municipio”. Tobías Balanta Murillo, alcalde municipal, dijo: “Más de $21.500 millones de pesos fueron invertidos en esta obra con la que garantizará agua constante y potable para los más de 40 mil portejadeños para los próximos días”.

El plazo estimado para la culminación total, entrega y liquidación de las obras era de cuatro meses. Pero, poco tiempo después volvieron los titulares que creíamos superados: Puerto Tejada completa una semana sin agua potable – 10/05/2022. Habitantes de Puerto Tejada llevan más de 20 años pidiendo que el agua sea potable (La comunidad de Puerto Tejada denunció que llevaban más de 5 días sin agua, además de que el servicio se presta de manera intermitente y que nunca ha sido potable – 11 de mayo del 2022). Ver, además: https://www.youtube.com/watch?v=DRo0w2QtQCo

A pesar de esta tenaz situación para los habitantes de las entidades territoriales del norte del Cauca, vale la pena tener en cuenta que Emcaservicios, por ejemplo, entre el 02 de enero de 2020 y el 17 de junio de 2022, según Secop I y II, entregó 992 contratos a 508 contratistas por más de 24.063 millones de pesos; mientras que Afrocaucana de Aguas ejecutó nueve contratos con igual número de contratistas por un valor de más 1.848 millones de pesos[2].

Toda una feria de recursos públicos para agua potable invertidos sobre una población que no tiene agua potable.


[1] La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, mediante Resolución No. SSPD No. 20124400026845 del 5 de septiembre de 2012, prohibió a las Empresas Publicas de Puerto Tejada E.S.P., la prestación de servicios públicos domiciliarios directa o indirectamente por un término de 10 años, razón por la cual el Municipio en aras de garantizar la prestación del servicio de acueducto y alcantarillado, suscribió el contrato de operación No. 042 de 2014 con la Operadora de Servicios Públicos S.A. Empresa de Servicios Públicos OPSA S.A. E.S.P.

[2] En el SIA Observa Sistema Integral de Auditoria habilitado desde el año 2016 hasta la fecha, Afrocaucana de Aguas ha ejecutado más de 226 contratos superando los 5.000 millones de pesos.

Siguiente informe:

Análisis de la alerta que lanzó la Contraloría General de la República sobre los Planes Departamentales de Agua (PDA) en 17 departamentos de Colombia. Hay contratos liquidados sin que las comunidades hayan recibido ningún tipo de beneficio. El ente de control también advirtió sobre otras deficiencias, como sobrecostos en contratación y adquisición de bienes y servicios, que podrían constituir posibles daños al patrimonio público. También se encontraron deficiencias en planeación y ejecución, así como incumplimientos en los cronogramas. En el Cauca se detectaron cinco hallazgos por casi $4.000 millones.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?