ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 19 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

El 16 de julio de 1755 nació Santander de Quilichao

El lunes 15 julio, 2019 a las 6:00 am

Por Carlos Julio Bonilla Soto

El martes 16 de julio de 2019, nuestro adorado Municipio Santander de Quilichao, está de cumpleaños. Es para nosotros los que trabajamos y vivimos por esta Tierra de Oro y de los Samanes un orgullo inmenso celebrar esta fecha tan especial.

Queridos ciudadanos, teniendo en cuenta que Santander de Quilichao no tuvo fundador específico ya que el poblado se fue creando paulatinamente por agrupación espontánea de familias que trabajan en la comarca, por Acuerdo No. 005 de 2006, se institucionaliza el 16 de julio de 1755 como fecha conmemorativa del nacimiento a la vida civil del actual municipio, Santander de Quilichao, por iniciativa del Alcalde Municipal 2004 – 2007, Carlos Julio Bonilla Soto.

Son 264 años de historia, de ser nuestra tierra, la tierra de grandes personajes, de gente trabajadora, pujante y sobretodo resiliente, que con esa alegría que tanto nos caracteriza les invito a que sepamos convivir, a cuidar nuestro territorio, valorar nuestro municipio y aprender a responsabilizarnos como ciudadanos para tomar las mejores decisiones por el futuro de nuestro Santander de Quilichao. Quilichao, nuestra pequeña Patria, nos ha brindado los mejores momentos de nuestra niñez, juventud y vejez; su riqueza es sublime e incomparable, sus paisajes, sus gentes, su gastronomía variada y exquisita hace que nos enamoremos cada día más de nuestro terruño. Por estas y mil cosas más…

¡Feliz Cumpleaños Santander de Quilichao!

Más sobre nuestra historia:

La base histórica para la determinación administrativa del 2006, se basa en varias fuentes: el historiador quilichagüeño Azael Colatino Prado en su publicación Apuntes para la Historia General del Asiento de San Antonio de Quilichao, hoy Santander (1919), transcribe el «Auto de Repartimiento de Estancias, Quadras (sic) y Solares», con fecha 7 de noviembre de 1588, en donde queda en claro que el primer propietario de las tierras correspondientes al llano de Quilichao fue don Pedro de Morriones, a quien se le asignó mediante esa diligencia de deslinde para estancias de ganado. En el documento de Prado queda establecido igualmente que los Reales de Minas se empezaron a explotar en Quilichao desde antes de 1629, dando origen al repoblamiento paulatino del lugar, que cambiaba de localización de acuerdo al sitio donde se trasladara el laboreo de las minas.

En el libro de Armando Velasco Zúñiga: Santander de Quilichao – La Evolución de un Pueblo con Espíritu Cívico Ancestral, segunda edición, anota dentro de los grandes hitos históricos de Quilichao: «1729: La primera referencia escrita sobre la naciente población, se encuentra en la portada del libro parroquial correspondiente a los años 1729 – 1737, donde se denomina pueblo de Quinamayó o Quilichao al vecindario de la feligresía.» En la página 50 ibídem: «1745; Aparece el primer documento en el que se menciona la iglesia de San Antonio, en Quilichao, que antes se denominaba Iglesia de San Miguel de Quilichao» «1749; En ese año se hace la primera mensura del llano de Quilichao, por Manuel del Pino y Jurado. Las medidas fueron las siguientes: Hacia arriba hasta la loma de Alonso de Mejía, 55 cuadras y 22 varas de la orilla de Aguablanca (hoy Aguasucia) hasta el zanjón de Japio, 47 cuadras con 72 varas. Juan de Sandoval, testigo de la mensura, agregaba, que en sentido longitudinal, en lindero era el río Quinamayó al sur.»

Foto suministrada

Neftalí Sandoval Velasco, otro de los autores que dedicó apreciable tiempo en un trabajo de años investigando sobre los orígenes de Quilichao, anota que “aunque el territorio de Quilichao, habitado primitivamente por la tribu de los quilichaos, pudo haber sido explorado y ocupado antes de 1540, el Asiento de lo que hoy es la ciudad sólo principió a poblarse en el año de 1700, dentro del Real de Minas de Aguablanca, en el llano de Quilichao, repartido, como ya queda expresado, desde 1558 para estancias de sus ganados» más adelante el autor extracta textualmente una parte del informe que presentó el Doctor Rufino Gutiérrez, el 26 de agosto de 1918 a la Academia Colombiana de Historia: «…En el archivo de la Academia no hay documento alguno que se refiera a la fundación de Santander (antiguo Quilichao), pero en el Nacional, salón de la Colonia, en tres volúmenes, titulado Poblaciones, he encontrado tres expedientes que por junto tienen algo más de 1.200 hojas, de las cuales he extractado los siguientes datos: El Cabildo de la ciudad de Caloto, situada un poco más de una legua de distancia de la actual ciudad de Santander, en una representación elevada en 1805 al Gobernador de Popayán, dice que en Quilichao había en el año de 1746 unas ocho o diez casas separadas unas de otras, «ocupadas por algunos descendientes de los Sandovales (sic) (Don Diego, Don Luis y Don Juan), que fueron dueños de estas tierras». Don Francisco José Arboleda, vecino de Popayán y dueño de una de las minas de Quinamayó, en jurisdicción de la ciudad de Caloto, dice en memorial del mismo año de 1803 que Quilichao empezó a poblarse a principios del siglo XVIII, en terreno que era indiviso. De las seis minas que se laboraban en aquella región, una era de propiedad del señor Arboleda, otra de su hermano y otra de una hermana del mismo señor…»

De las anteriores consideraciones se desprende que Quilichao pudo haberse fundado en el siglo XVI bajo la denominación de Jamaica, o pudo ser un antiguo poblado indígena preexistente a la llegada de los españoles a la región; pero que después de transcurrida la segunda mitad de ese mismo siglo desapareció por diversas causas posibles: un terremoto, una epidemia de viruela, su destrucción por parte de los aborígenes, el traslado de sus moradores a otra región. Volviéndose a poblar sólo hacia los albores del siglo XVIII con el establecimiento de los reales de minas en la zona.

El 16 de julio de 1755 mediante el Decreto proferido por el virrey del Nuevo Reino de Granada, José Solís y Folch de Cardona, declara la condición de Villa al poblado conocido como San Antonio de Quilichao, que hasta entonces era territorio sufragáneo de la villa de Caloto. De acuerdo con el contenido del documento que reposa en el Archivo Histórico Nacional – Salón de la Colonia, «Poblaciones del Cauca», Tomo IV Folios 439/445.

El Decreto del 16 de Julio de 1755. es el primer testimonio documental que evidencia el reconocimiento legal de la existencia de San Antonio de Quilichao, hoy Santander de Quilichao, constituyéndose en nuestro primer hito corroborado históricamente; dando validez a la afirmación del historiador quilichagüeño Ernesto Charria Tovar que califica a este documento: «… dados los antecedentes y circunstancias, bien podríamos denominar (al Decreto del 16 de julio de 1755 que le da el Título de Villa a Quilichao) como la partida de nacimiento civil de nuestra ciudad» (Ernesto Charria Tovar. Santander de Ouilichao – Descubrimiento. Colonia. Independencia v República – 1543 – 1943. página 80, Edición Imprenta Departamental del Valle, Agosto de 1986).

Con base en lo anterior, el Acuerdo citado oficializa el diez y seis (16) de julio de mil setecientos cincuenta y cinco (1755), fecha en que se expide el Decreto que otorga el Título de Villa a «San Antonio de Quilichao», hoy «Santander de Quilichao», como la fecha conmemorativa del nacimiento a la vida de civil de nuestro Municipio.

Ahora que conocemos la historia de nuestro Municipio debemos sentirnos más orgullosos de ser Quilichagueños, y desde lo más profundo de nuestro corazón decir ¡FELIZ CUMPLEAÑOS SANTANDER DE QUILICHAO!.

También te puede interesar
Deja Una Respuesta