Titulares de hoy:    

Cauca es campeón de los Juegos Comunales Regional Pacífico     ~    

Concejo de Cali dio reconocimiento a Hernando Betancourt por su labor     ~    

Elías Larrahondo: «Este gobierno protege los derechos de las mujeres»     ~    

JAC se elegirán este 28 de noviembre     ~    

Medalla Santiago de Cali – Cruz de Oro para Hernando Betancourt     ~    

A la cárcel presunta cabecilla de columna móvil Dagoberto Ramos     ~    

CRC y ANDI premiaron los mejores proyectos ambientales     ~    

Festival intercultural por la paz y la reconciliación se realiza en Caldono     ~    

El lunes 29: Sorteo Exprés de Lotería del Cauca en Buenaventura     ~    

VOTAR BIEN, VOTAR MAL Y LA ABSTENCIÓN     ~    

‘Proyecto 170’ conmemora los 170 años de abolición de la esclavitud     ~    

Un país donde algunos congresistas se gradúan con plagio     ~    

La Feria de Cali contará con más de 30 eventos gratuitos     ~    

C.C Carrera reduce sus emisiones contaminantes con apoyo de GdO     ~    

Recreación deporte y cultura con Comfacauca     ~    

En circulación Edición #441 de Proclama Cauca y Valle     ~    

CEO reitera su disposición al diálogo para lograr acuerdos en Quilichao     ~    

Por fin la construcción de la doble calzada de la calle 5ta     ~    

Definen nuevas estrategias para garantizarle seguridad a los portejadeños     ~    

Fortalecen sistemas de abastecimiento de agua en Quilichao     ~    

Viernes, 26 de noviembre de 2021. Última actualización: Hoy

EDIFICIO VENEZOLANO

El lunes 27 agosto, 2018 a las 8:58 am

EDIFICIO VENEZOLANO

EDIFICIO VENEZOLANO

El 7 de agosto de 1956, por alguna razón que nunca se investigó ciertamente, explotaron varios camiones cargados de dinamita que llevaban desde Buenaventura la carga para Bogotá y habían pernoctado en Cali, frente la estación del ferrocarril de la calle 25. Fueron miles los muertos, tampoco se supieron cuántos exactamente, y centenares las casas y establecimientos destruidos totalmente por la onda explosiva. Los sobrevivientes, sin techo y sin comida, fueron mantenidos mas por la generosidad cristiana de aquellas épocas que por verdaderos organismos de socorro. Pero resultó ser tan impactante a los ojos del mundo la tragedia que el gobierno venezolano, presidido entonces por el general Marcos Pérez Jiménez, en un acto de solidaridad con su congénere Rojas Pinilla, dispuso en Cali la construcción de un edificio de 12 pisos al finalizar la avenida Sexta, en frente de Chipichape. Los caleños le bautizaron como “El edificio venezolano” y así quedó por años aunque muchos de los que allí viven todavía preguntan por su nombre.

Ese gesto de Venezuela lo olvidaron las nuevas generaciones que administran a Cali y por estos días, cuando llegan los interminables desfiles de refugiados venezolanos huyendo de la dictadura de Maduro y tuvieron que acomodarse en el parque frente a la Terminal de Trasportes, donde les facilitaron unas carpitas, prefirieron desperdigarlos por toda la ciudad en pretendidos y temporales refugios o montarlos en buses que los llevaron a la frontera de Rumichaca.

Decirle a Cali que es una ciudad ingrata, es llover sobre mojado, esa ha sido su gran característica. Pero decirle al señor Armitage y a su combo que den un ejemplo de gratitud similar a la del Edificio Venezolano, ni es demasiado ni lo pueden tomar como una pócima de cianuro periodístico.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?