Jueves, 18 de agosto de 2022. Última actualización: Hoy

Ecos de un día memorable

El miércoles 29 junio, 2022 a las 10:40 am

Ecos de un día memorable

Javier Enrique Dorado Medina

El pasado domingo 19 de junio de 2022, día de las elecciones presidenciales de Colombia en su segunda vuelta, cuando Gustavo Petro Urrego, candidato de la izquierda ganó con 11´281.013 votos.

Fue un día memorable en todo el sentido de la palabra, pues pasó a la historia contemporánea de nuestra gran patria grande que nos vio nacer y crecer, a Dios gracias, como el día aquel en que la voluntad de un pueblo entero, sin distinciones de ninguna especie, credo o religión, partido político o etnia, se expresó plenamente en un solo júbilo inmortal, con una alegría desbordante, como si nos hubiésemos quitado todos al mismo tiempo, las cadenas de una opresión política y dominante, que nos estuviese asfixiando desde hace muchos siglos atrás, haciendo feliz realidad los primeros versos y estrofas de nuestro glorioso Himno Nacional escrito por Rafael Núñez.

De la misma manera, se hicieron realidad tantas y tantas consignas que los colombianos hemos gritado a puro pulmón de calle en calle, en pueblos y ciudades, reclamando nuestros justos derechos esquilmados por los gobiernos de siempre, como aquella que pregonábamos siempre: “¡el pueblo unido, jamás será vencido!”.

Por primera vez, en la historia republicana de Colombia, un Presidente de la izquierda era elegido en forma soberana por el pueblo, hastiado de los políticos tradicionales de siempre, junto a sus programas y banderas sin ningún fervor popular.

Ecos de un día memorable
Foto cortesía de: https://www.eltiempo.com/

Por ese motivo histórico y trascendental, en ese día fuera de serie, su discurso de aceptación a las 19:44 en el Movistar Arena, fue muy esperado, emotivo y esperanzador, por toda Colombia y el mundo entero, colmando todas las expectativas, saliéndose del molde tradicional y promesero al cual, ya estábamos acostumbrados, cuando se afirmaban muchas cosas y “no se decían nada en conclusión”, en un solo sonsonete rutinario.

Por tal motivo, siguiendo con el título de la presente columna de opinión, así como el día en mención fue memorable, también el discurso tiene ese carácter, comentando en forma breve algunos apartes fundamentales.

1.- El turno de introducción, lo antecedió en forma sencilla la nueva vicepresidenta, Francia Márquez Mina, quien hizo una presentación de su movimiento “soy porque somos”, recalcando que “sí era posible el cambio”, con la ayuda de las diferentes clases de pueblos que la apoyaron, recordando que luego de muchos siglos de historia, al fin ganó el pueblo votante, con la consigna de la reconciliación por la paz, sin miedo. Así, le cedió el turno al nuevo presidente.

2.- Inició su discurso de 41 minutos, enfatizando que, a partir de la fecha: “Colombia cambia”, siendo un cambio de verdad, entre todos los sectores y políticos que quieran colaborar, teniendo las puertas abiertas.

Ecos de un día memorable
Foto cortesía de: https://cnnespanol.cnn.com/

3. Implementación de la política del amor, un gesto nunca visto en algún mandatario, “no para odiarnos”, “no a los sectarismos”, “los odios, atrás”, dándole una bienvenida a la esperanza.

4.- El nuevo gobierno se regirá con tres ejes fundamentales: la paz, la justicia social y la justicia ambiental.

5.- Conformación del gran acuerdo nacional, con la participación libre de los partidos que quieran colaborar para el nuevo país y gobierno, en un solo diálogo nacional.

En conclusión, una nueva Colombia se asoma en el horizonte, haciendo realidad de convertir a nuestro país en la potencia mundial de la vida.

**********

Lee otros artículos del autor aquí:

Javier Dorado
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?