Domingo, 14 de julio de 2024. Última actualización: Hoy

Drogadicción, problema aún por descubrir Informe Especial – Primera Parte

El viernes 11 junio, 2010 a las 12:46 pm
Por: Rodolfo A. Jiménez

Santander de Quilichao, Ciudad Región.- Una de las grandes preocupaciones de la actual Administración, y que hoy desvela al Ingeniero Juan José Fernández Mera, para no dudarlo, es la drogadicción.

Aunque el flagelo afecta especialmente a niños y jóvenes de ambos sexos de Santander de Quilichao, en las estadísticas se registra un buen porcentaje de adultos adictos, que no son visibilizados pero que hacen parte fundamental de la problemática por solucionar. Son los mayores los que inducen a los niños a adentrarse en el tenebroso mundo de las drogas.

Infortunadamente este mal ejemplo se está replicando ahora entre los mismos niños, pues son utilizados para el expendio y distribución de los estupefacientes al interior de los planteles educativos, convirtiéndose en el primer eslabón de la cadena del llamado “microtráfico”.

De acuerdo con los informes de prensa de los grandes medios, se puede uno imaginar que la mayor afectación es producida por los alucinógenos y sustancias adictivas ilegales, cosa que aún no se ha demostrado. El elevado consumo de alcohol y cigarrillo, entre la niñez, la adolescencia y la juventud, también está haciendo estragos en la comunidad. De esto se desprenden otros flagelos, la violencia intrafamiliar, la violencia juvenil, el desafecto, la inconsistencia familiar en los hogares y el atraso económico y social de la población, lo que finalmente genera malestar y estrés general.

Las sustancias alucinógenas ilegales que más se consumen en Santander de Quilichao son la marihuana, el “basuco”, la cocaína y últimamente la heroína que por su fuerte poder adictivo y de desintoxicación mantiene en alerta a las autoridades civiles y de salud. Esta última parece que activó las alarmas institucionales para enfrentar la problemática de manera mancomunada. Es tanta la preocupación y el desespero, al interior de algunos entornos familiares, que las madres, ante la impotencia para hallar soluciones a este flagelo, se someten al martirio de suministrar el alucinógeno a sus hijos, en el mismo domicilio, como medida de protección a su integridad física.

Aún no se sabe, con exactitud, el grado de afectación física y psicológica de niños y jóvenes quilichagüeños por el consumo de estos alucinógenos, pues se está a la espera de resultados de un estudio realizado por la Secretaría de Salud Departamental del Cauca, con apoyo del Ministerio de la Protección Social y la Organización de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito –UNODC-. Lo estadístico cierto es que más del 50 por ciento de la población visible afectada es menor de 24 años.

De acuerdo con estudios y análisis estadísticos preliminares, la población de Santander de Quilichao, adicta a las drogas ilegales, asciende a más de cuatro mil personas de ambos sexos, de las cuales han sido visibilizadas el 5%, unas 200, cuyos familiares acuden por ayuda y asistencia médica a las autoridades civiles y de salud.

Ante esta calamitosa situación la Administración Municipal, en cabeza de su Alcalde, Juan José Fernández Mera, se ha empeñado en visibilizar el problema al máximo, en el ámbito nacional e internacional y más en lo local, en procura de lograr ayudas, no para que mitiguen o contrarresten, sino que erradiquen de plano este problema del Municipio.

Entre las tareas emprendidas tiene fundamental compromiso la Gerente de QUILISALUD, Lucy Amparo Guzmán González, quien viene dedicando su mayor esfuerzo para que los resultados de su gestión y de la Administración Municipal arrojen resultados satisfactorios para la comunidad.

Se logró consolidar una red de entidades públicas y privadas en la que se incluye a las Iglesias, católica y cristianas, organizaciones comunitarias y organismos internacionales que han unido sus esfuerzos interinstitucionales para la construcción y activación de un “Plan Territorial para la Reducción de Consumo de Sustancias Psicoactivas”, el cual viene ejecutándose.

En el plano de la prevención se acogió una estrategia chilena que se ejecuta por grupos de edades, piloteado en hogares, escuelas y colegios del municipio, a fin de validarlo en nuestro entorno y adaptarlo a nuestra realidad, dice Lucy Amparo Guzmán. En el segundo semestre, a partir de Julio, se buscará masificarlo en instituciones educativas priorizadas, a la vez que se desarrollará una estrategia de implementación en al menos cinco instituciones más del casco urbano del municipio. La sana ocupación del tiempo libre y el trabajo con los grupos de jóvenes organizados que utilizan los conversatorios sobre diversas temáticas en instituciones educativas del municipio, es otra estrategia que arroja excelentes resultados. En la actualidad se desarrolla un centro de escucha en el barrio El Porvenir y los colegios Ana Josefa Morales Duque y Francisco de Paula Santander, para conocer de primera mano los factores que inciden en la persistencia de esta problemática.

Con base en estos resultados, las organizaciones juveniles y QUILISALUD, nos presentamos a una convocatoria nacional y la ganamos, con lo cual se logró fortalecer la “Mesa de la Juventud” de Santander de Quilichao.

Esta mesa tiene hoy especial importancia en el manejo, orientación y solución al problema de la drogadicción, si se tiene en cuenta que está integrada por jóvenes de diferentes estratos y condiciones sociales, que quieren marcar la pauta en su lucha por erradicar este flagelo, que afecta también el acontecer y la sana convivencia en la municipalidad, señala la gerente Lucy Guzmán.

En el plano de la superación personal se firmó un convenio entre el Hospital Francisco de Paula Santander y la Organización de las Naciones Unidas, aparte de otro suscrito con la Fundación El Shaday, mediante los cuales se busca la resocialización de los adictos y su recuperación para el desarrollo económico y social de la región.

“El Ministerio de la Protección Social tiene bien ganado nuestros agradecimientos y el de la comunidad, por su apoyo y asistencia técnica brindada, lo mismo que UNODC y la Corporación Viviendo, toda vez que se generó un liderazgo a nivel nacional, que ha influido en el interés y el empeño colocado por las diferentes dependencias: Comisaria de Familia, Secretarías de Educación, Hospital Francisco de Paula Santander, el ICBF, ASODESI, SENA, la Policía Nacional, las diferentes Instituciones Educativas, las iglesias católicas y cristianas del municipio, las organizaciones juveniles y comunitarias, pero sobretodo de las personas que desde estas entidades han llegado a la Mesa de la Juventud, para erradicar el problema y que se incluya como parte de la política pública estatal”, enfatiza la gerente de QUILISALUD.

La solución del problema se atiende de manera integral en colegios y escuelas públicas y privadas, sin dejar de lado a los adictos no escolarizados, cuya población presenta mayor dificultad al no contar con la protección que brinda el entorno de la institucionalidad educativa. El Alcalde, Juan José Fernández Mera, está en la tarea de atraer y revincular al entorno escolar, a los estudiantes desertores, mediante la aplicación de estrategias atractivas y ambientes propicios para una mejor utilización del tiempo libre, con el apoyo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y otras instituciones.

Uno de los aspectos interesantes, en este proceso de recuperación de los enfermos por su adicción a los alucinógenos, es el hecho de que hayan sido los propios jóvenes quienes reactivaron la “Mesa de la Juventud”, a través de la cual se pretende adelantar buena parte de las tareas y estrategias contra la drogadicción en Quilichao. Desde ya la “Mesa de la Juventud” organiza el “Día Nacional de la Juventud”, previsto para el 4 de Julio, fecha en la que habrá rumba sana, eventos deportivos, ciclos de conferencias, programas especiales y otras actividades de integración, artísticas y culturales, que permitirán la continuación de las políticas juveniles que marcan hoy el derrotero de la juventud colombiana.

Dice la Gerente de QUILISALUD que existen innumerables organizaciones juveniles, pero que con alianza fuerte y continua, se destacan “Tengo ganas”, Fundación “Visión Joven” y “Gestores de Paz”, por mencionar algunos, como aliados incansables para la solución de esta problemática. Es tanto el interés de estas organizaciones juveniles que están elaborando proyectos y participando en convocatorias nacionales con éxito. Precisamente, “Tengo Ganas” ganó una de estas convocatorias y la Fundación “Visión Joven” se está presentando en otra, que esperamos también sea seleccionada, señala Lucy Amparo Guzmán.

Se ha establecido que el maltrato infantil, el abuso sexual, la falta de afecto, la desintegración del entorno familiar, la situación económica, la falta de empleo y de oportunidades y otros factores, son causantes de la adición a las drogas, particularmente en niños y jóvenes. Para atacar las raíces de algunos de estos problemas, en lo social y afectivo, se acude a la formación escolar y a la interacción de los grupos juveniles para lograr factores protectores que disminuyan los riesgos de caer en el infierno de las drogas.

En cuanto al mejoramiento de las competencias laborales y de oportunidades, es un tema que requiere más de la atención del poder central, pero en el que se trabaja desde la Administración Municipal, de acuerdo con las posibilidades locales, posibilitando la vinculación y la integración de la empresa privada y la industria establecida en la región.

La Universidad juega un papel importante en el manejo, atención y solución de la problemática de la drogadicción pero, lastimosamente, en Santander de Quilichao, es mínima la vinculación institucional en este tema. “Hoy se incluye a la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), desde su facultad de psicología, y esperamos poder incluir las otras que trabajan en el municipio. La Universidad del Valle, por ejemplo, se convierte en una gran fortaleza, al contar con el programa de Trabajo Social, que esperamos escoja la drogadicción en Quilichao como tema prioritario de su benéfica función.

Mientras se conocen los resultados de los estudios y las promesas estatales para solucionar la problemática, Santander de Quilichao continuará haciendo gala de su mejor esfuerzo por sobrellevar este flagelo que afea y desdibuja la realidad de un pueblo alegre y pujante, llamado a abanderar el progreso y desarrollo del Norte del Cauca.

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?