ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 25 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

DOS CRÍMENES ABOMINABLES

El jueves 17 septiembre, 2020 a las 11:54 am
DOS CRÍMENES ABOMINABLES

DOS CRÍMENES ABOMINABLES

DOS CRÍMENES ABOMINABLES

CREPITACIONES 2020

Con el fin expreso de escribir esta columna de opinión, dada la actualidad y el tema triste, candente e inexplicable, sucedido el miércoles 9 de septiembre /20, como casi todo lo que sucede en Colombia en los dos últimos años, encontré el adjetivo ABOMINABLE, referente al asesinato de un compatriota, Javier Humberto Ordoñez de 43 años, estudiante de derecho y padre de dos hijos, torturado salvajemente en primer lugar por dos patrulleros de la Policía Nacional, con descargas eléctricas de pistolas Taser, en la noche del 9 de septiembre /20, y luego llevado al CAI de Villa Luz, en la localidad de Engativá, al noroccidente de Bogotá, en horas de la madrugada del 10 del mismo mes, donde 5 policías más, lo golpearon hasta matarlo. Ese adjetivo, según el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española), significa “desagradable profundamente, que merece ser condenado o aborrecido, despreciable, odioso, repudiable, detestable, execrable”, en fin, todos los sinónimos habidos y por haber, con esos significados completamente negativos, ante semejante homicidio oficial.

Ante la contundencia del impactante video ( “los videos celulares son un arma democrática y pacífica de los defensores de DDHH contra los abusos de poder”, como lo expresó el columnista Carlos Duque, en su amena sección “Instantáneas”, véase El País, 13 de septiembre /20), de la tortura de los dos policías contra el indefenso ciudadano, junto a las súplicas implorantes pidiendo no continuar, de parte de él y de los espectadores presentes, los colombianos de bien, quedamos estupefactos y aterrados ante el escalofriante acto de barbarie y paranoia, realizado por quienes deben defender la vida y cuidarnos, y no lo contrario, dándonos cuenta “en vivo y en directo” del grado de brutalidad al cual pude llegar un ser humano (¿será humano?), en contra de su mismo congénere.

Pienso, que hay cinco motivos poderosos para considerarlo un crimen abominable: ataque en estado de indefensión, tortura con 5 descargas eléctricas con pistolas taser, falta completa de humanidad y de tolerancia a un ser humano, indefenso y desarmado (primero fueron dos contra uno y luego cinco contra uno), ataque con el uniforme puesto, desacreditando totalmente a la Policía Nacional, golpiza brutal con objetos contundentes, el cual, luego de ser ejecutado desató la ira popular, el vandalismo, 11 muertos más, más de 200 heridos y la destrucción de más de 50 CAI de la capital, junto a varios buses de TransMilenio, recordando el famoso “bogotazo” del 9 de abril de 1948.

El crimen abominable en contra de Javier Humberto Ordoñez, recuerda al instante el otro crimen en contra del afroamericano George Floyd, asesinado el 25 de mayo /20, en la ciudad de Minneápolis del estado de Minesota (Estados Unidos), por el policía Derek Chauvin, asfixiándolo contra el piso, en compañía de otros policiales, siendo también grabado en video, causando también mucha indignación, vandalismo, y destrucción.

En conclusión, nunca olvidaremos lo sucedido el 9 de septiembre /20, ni la muerte abominable de Javier Humberto Ordoñez, de parte de la Policía Nacional, así como la muerte de Dylan Cruz y otros jóvenes de parte de la misma institución, encargada de prevenir y de cuidarnos, mas no de lo contrario, exigiendo un cambio estructural, con ética y valores humanos y nada de armas, por favor.    

***********************************

Otros artículos de este autor: aquí.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *