ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 23 de septiembre de 2020. Última actualización: Hoy

DOS AÑOS REPROBADOS

El miércoles 5 agosto, 2020 a las 11:50 am

DOS AÑOS REPROBADOS

DOS AÑOS REPROBADOS

CREPITACIONES 2020

El próximo viernes 7 de agosto de 2020, cumple dos años como presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, con 44 años de edad, siendo en mi concepto personal muy inepto e inexperto, pues cuando llegó en el 2018 a ocupar el primer cargo de la nación, el llamado Solio de Bolívar, tuvo la valiosa oportunidad de pasar a la historia del país, como por entre tubo, como dicen los muchachos de hoy, pues llevaba en sus manos recién firmado dos años atrás el llamado Acuerdo de Paz de la Habana, con 297 páginas y sintetizado en 6 puntos trascendentales, que iban a partir en dos la historia de Colombia, al saber aplicarlos con paciencia y sabiduría, por el bien de su pueblo que esperaba más de él, pero como no lo hizo con juicio, siendo muy desobediente por atender a su mentor nefasto y al partido de gobierno que lo eligió, comenzó a perder los dos años de una desde el principio.

En cambio su antecesor, el expresidente Santos, al contrario de Duque, comenzó a forjar paso a paso con la paciencia de Job, desde el 4 de septiembre de 2012, aquella carta de navegación representada en el acuerdo político con la guerrilla más antigua de América, las Farc y lo consiguió formalmente el 24 de noviembre de 2016 en el Teatro Colón de Bogotá, siendo ratificado por el Senado de Colombia y la Cámara de Representantes entre el 29 y el 30 de noviembre de 2016, convirtiéndose de esta manera, en un estudiante aplicado y excelente, ganando sus 4 años de mandato, al contrario del actual presidente de Colombia.

Como lo comentaba al principio, el actual presidente, por culpa de su mentor y sombra nefasta Álvaro Uribe (hoy con orden de detención preventiva por la Corte Suprema de Justicia), tuvo en sus manos el acuerdo que iba a transformar a Colombia, y desde un principio, no le dio la importancia que tenía, se despreocupó de él, incluso daba la sensación que estaba prohibido hablar de la paz, y todos sus actos de gobierno tenían ese sello de ignorarla por completo, acuñándole el mote de “paz con legalidad”, para que sonara bien bonito (y que no entiendo lo que significa). Incluso en una reciente declaración al periódico El Espectador (edición dominical del 2 de agosto /20), en forma cínica, respondió a una pregunta sobre el tema afirmando: “nuestro gobierno responde a la paz con realidades y no con discursos o PAPELES”. Pero esas realidades NO APARECEN POR NINGÚN LADO DEL PAÍS, y si él, en forma inteligente y sin dejarse mangonear por quienes sabemos, hubiera seguido al pie de la letra las recomendaciones del Acuerdo de La Habana, otra sería la situación del país contemplados dentro de los 6 puntos fundamentales.

Apoyándome en Pepe Mujica, a propósito de lo comentado, estoy muy de acuerdo con él cuando expresó: “EL FALLIDO PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA ES UN FRACASO DE LA HUMANIDAD… SI COLOMBIA FRACASA POR SEGUNDA VEZ EN SU HISTORIA, LAS CONSECUENCIAS PARA EL FUTURO SERÁN IMPREVISIBLES”.

Siendo el proceso de paz de Colombia admirado y respetado por todo el mundo, es una triste paradoja existencial que por mezquindades políticas y por odios a su gestor, no se lo aplique en Colombia para bien de los ciudadanos de bien. Por lo anterior, el presidente Duque perdió sus dos primeros años.     

**************

Otros artículos de este autor aquí:

DOS AÑOS REPROBADOS
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta