Jueves, 22 de agosto de 2019. Última actualización: Hoy

DOÑA BLANCA

El martes 18 junio, 2019 a las 7:42 am
DOÑA BLANCA

DOÑA BLANCA

La semana pasada, cuando en muchos lugares de Colombia arrecia, apoyada por la incapacidad del Estado, la matazón de líderes cívicos y sociales, marchamos orgullosos detrás del féretro de Blanca Moreno de Palacios, una de las más grandes banderas de la acción comunal, el civismo y el campesinado de las montañas centrovallecaucanas.

Y marchamos orgullosos porque a doña Blanca no la mataron las balas asesinas que el gobernante no ha podido averiguar quién las dispara. Ella murió en su cama, satisfecha de haberle servido como pocos a las comunidades campesinas de ambas cordilleras del Valle del Cauca. Sobrevivió a los golpes de la dolorosa historia colombiana.

La conocí en la década de los setenta, cuando tuvo que huir de las montañas de Riofrío (donde era concejal entonces) hacia la vereda de El Bosque, montaña arriba de Tuluá. Y cuando llegué a ser una y otra vez alcalde de Tuluá, ella era la vocera de sus necesidades y el freno a los desmanes de los invasores armados, llamáranse faruchos, elenos o bateman. Llevaba a cuestas la cruz de su marido sacrificado en las breñas de Riofrío y el recuerdo de su primogénita, víctima de la leucemia.

En la vereda tulueña donde se asentó, fue rápidamente la cabecilla y promotora de las actividades comunales y la defensora de la paz. Pequeña y regordeta, exhalaba firmeza y exigía respeto con su temple. No cayó bajo las balas asesinas de las 3 guerrillas que por su finca estuvieron rondando ni del azote de los paracos. A todos los enfrentó y les cantó la tabla, pero cuando tuvo que salir de su chacrita porque el parche se calentó, al hijo que dejó encargado lo desaparecieron los guerrillos. Al otro hijo que se atrevió a reemplazarlo lo acosaron tanto los paracos que prefirió suicidarse. Y al que le había dado de nuevo refugio en Riofrío, lo cosieron a puñaladas en una noche nefasta.

Todo lo resistió con la dignidad que no les reconocen hoy a los acribillados por ser voceros idealistas de sus comunidades.

facebook/gustavoagardeazabal/gardeazabal@eljodario.co

**********************************************

Audio: Listen to «DOÑA BLANCA, columna de Gardeazábal ADN, junio 18 2019» on Spreaker.

**********************************************

Otras publicaciones de este autor: CLICK AQUÍ

También te puede interesar
Deja Una Respuesta