Martes, 24 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

DOCTRINA DE DOMINACIÓN

El viernes 1 abril, 2016 a las 9:29 am

Doctrina Monroe - Estados Unidos

“La expansión del imperio era la misma voluntad de Dios”: Eduardo Galeano.

Armando Orozco Tovar

Armando Orozco Tovar.

Estados Unidos e Israel, dentro de sus imaginarios de pueblos elegidos, se propusieron expandirse desde sus orígenes hacia la dominación y explotación de otras naciones. El 2 de diciembre de 1823, apareció la doctrina del presidente gringo James Monroe, conocida como “Doctrina Monroe”.

“América para los americanos”, fue la predicaba de Monroe, emitida como falsa tesis, en un momento en que las naciones europeas con la Santa Alianza a la cabeza, ya no estaban interesadas en invasiones, puesto que la última había fracasado, conocida como reconquista española de 1816.

Lo que buscaba la doctrina manifiesta del mandatario yanqui, era que el pastel de la dominación sólo quedara para ellos en lo económico, político y cultural. Pero les salió con el tiempo “el tiro por la culata” al surgir personajes como: Bolívar, Artigas, San Martín, Martí, Sandino, Fidel, el Che Guevara y Hugo Chávez, entre muchos otros, como Camilo Torres Restrepo y Salvador Allende, sacrificado al tratar de impedir, que el designio yanqui se engullera a la América entera.

Para contrarrestar la lucha de los pueblos por su liberación, los dirigentes imperiales impusieron toda clase de dictadores: Machado, y Batista en Cuba, Leónidas Trujillo, (República Dominicana, Somoza, en Nicaragua, Stroessner, Paraguay, y Pinochet, en Chile) entre muchos otros criminales sátrapas de las juntas militares del Plan Cóndor.

Durante el siglo veinte, y como respuesta de los pueblos, aparecieron movimientos, que encarnaron una profunda transformación y justicia social: la Revolución Cubana en el Caribe, y la Revolución Bolivariana en Venezuela, la cual con las ideas bolivarianas desde sus comienzos impulsó, la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe-CELAC; la cual fue inaugurada en igual fecha de promulgación doctrinal imperial. En el siglo 19 Cuba, también fue rubricada en la creencia de la inevitabilidad divina, predicadora que esta isla la mayor de las Antillas, caería por fuerza gravitacional “Como fruta madura”, en el territorio norteamericano:

Decía John Quincy Adams: “Al echar una mirada al curso que tomarán los acontecimientos en los próximos cincuenta años, casi es imposible resistir a la convicción de que la anexión de Cuba a nuestra República federal será indispensable para la continuación de la Unión y el mantenimiento de su integridad…”.

Deben estarse: Mr James y Mr Quince, revolcándose de rabia y desilusión en sus tumbas. James Petras, en su estudio sobre de la doctrina imperial yanqui, dijo que estaba dirigida para siempre a “Sentar los fundamentos de la hegemonía de Estados Unidos en el continente”, pero parece que esto no será posible porque los pueblos siguen despertando.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?