Miércoles, 23 de septiembre de 2020. Última actualización: Hoy

Distanciamiento social: Efectos secundarios

El lunes 14 septiembre, 2020 a las 1:52 pm
Por: Juan Tenorio.

Por: Juan Tenorio.

Distanciamiento social: Efectos secundarios

Muchos son los efectos que ha dejado la actual pandemia en todas las personas, impactando en gran medida la vida diaria de todos y así mismo, a los diversos factores que componen a la sociedad.

Para países como Colombia, el riesgo que corrió el sector financiero y económico fue alarmante para más de uno, pues de por sí, el país ya cuenta con una considerable tasa de desempleo y, quienes se dedicaban de lleno a sus pequeños emprendimientos, de alguna forma se veían limitados al momento de buscar opciones para su sustento.

Santander de Quilichao, se ha caracterizado por su crecimiento comercial en los últimos años, no obstante, es bastante claro que en él, abundan pequeños negocios y emprendimientos independientes que poco a poco se han sabido ir estableciendo y, si bien es evidente que sitios como discotecas, bares y demás, fueron los principales perjudicados, resulta interesante conocer la realidad que vivieron otros lugares que se encargan de ofrecer servicios diferentes.

“A mí me perjudicó de gran manera, apenas hace unas dos semanas que volví a abrir porque cuando recién inició la pandemia, las ventas mermaron exorbitantemente. Había días en que no me hacía ni lo de un almuerzo y como mi negocio consiste en la venta de minutos, recargas y mecato, no tenía la opción como otros de trabajar a domicilio o buscar otras opciones”, afirma la vendedora Liliana Chilito.

Y a pesar de que muchos creerían que al igual que a Chilito, la situación actual trajo graves repercusiones a otros vendedores, la verdad es que también hubo quienes han sabido adaptarse y de alguna manera, corrieron con la suerte de poder sobrellevar dicha dificultad.

Distanciamiento social: Efectos secundarios - Parque de Los Cholados - Santander de Quilichao.
Negocios como los puestos de cholados y otras comidas, corrieron con la suerte de poder seguir trabajando a domicilio desde sus casas, sin embargo, algunos donde era necesaria una estrecha cercanía, son los que se ven mayormente perjudicados, pues las opciones que tienen de poder brindar sus servicios, son bastante extralimitadas.

“En mi caso, lo que hizo la pandemia fue mejorarme las ventas en muchos sentidos, pues a pesar de que todo un mes tuve cerrado, empecé a promocionar más los cholados por las redes y manejar la opción de los domicilios, cosa que no hacía antes. Y ahora que ya volví a abrir y las ventas se han normalizado, sigo trabajando igual de bien en el puesto, e igual a domicilio”, según manifiesta el vendedor Alexander Aguado.

Así mismo, Aguado expresa que conoce de personas que llevaron sus negocios hasta sus casas y actualmente siguen trabajando desde ellas, pues al haber trabajado por muchos años y tener una clientela fija, sus emprendimientos no se vieron del todo perjudicados.

Es evidente que la propagación mundial del coronavirus, hizo preocupar a muchas personas no sólo por cuestiones de salud, sino también, por los efectos negativos a nivel general que la pandemia pudiese implicar sobre la vida de todos, sin embargo, existen quienes supieron encontrar una solución ante los obstáculos que esta dificultad ha presentado, y algunos pequeños vendedores, son la prueba de ello.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta