ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 25 de septiembre de 2022. Última actualización: Hoy

DETERIORO DEL SECTOR HISTÓRICO

El lunes 3 enero, 2022 a las 10:09 am
DETERIORO DEL SECTOR HISTÓRICO
Fotografía tomada de: https://www.traveler.es/

DETERIORO DEL SECTOR HISTÓRICO

Alvaro J Urbano R

Popayán ya no es tan atractiva turísticamente, su centro histórico ha padecido la vandalización de varios de sus monumentos y obras de ingeniería colonial. Sus blancas paredes están plagadas de grafitis políticos, las aceras y andenes a medio construir, muchas ocupadas como zona de parqueo, afectando de manera ofensiva su hermosa arquitectura.

Una ciudad con graves conflictos en uso del espacio público, deficiente movilidad vehicular, peatonal y de carga, con preocupante deterioro de su infraestructura urbana, sin control vial de motocicletas y sin un buen transporte público, donde las vías se bloquean intempestivamente, todo esto estimula el uso del vehículo particular y de plataformas virtuales de transporte, lo que envilece el paisaje urbano, perturba la tranquilidad y contamina el aire.  

Los sitios de interés se cierran demasiado temprano y no dan tiempo de recorrer el sector histórico; es increíble que un lugar icónico como el parque de Caldas y su torre del reloj, sea ocupado con carpas para eventos con ventas ambulantes, opacando su imponente belleza, cuyos portales y cobertizos en horas de la noche, quedan a disposición de habitantes en condición de calle, convirtiéndolo en un paraje vacío, lúgubre e inseguro.

El Centro Histórico fue declarado Monumento Nacional a través de la Ley 163 de 1959, pero es necesario adecuar las normas a la nueva realidad social, económica y política; actualizando el Plano Regulador y el Código de Urbanismo disminuyendo el área de influencia, con un Estatuto Básico, que modernice normas como el Acuerdo 7 de 2002 y la Resolución 2432 de 2009 del Ministerio de Cultura, el PEMP del Centro Histórico.

Los centros comerciales, han descongestionado la actividad económica y social del sector Histórico; antes de la pandemia, el centro atendía a una población aproximada de 45.000 estudiantes, más de 15 mil usuarios de las sedes gubernamentales, tribunales de justicia, bancos, templos parroquiales, notarías, cámara de comercio y establecimientos de comercio; hoy por causa de la virtualidad, escasamente atiende a cinco mil usuarios al día.

Los expertos en urbanismo, recomiendan reducir la delimitación del centro histórico, pues ya no son válidas las condiciones socioeconómicas, para incluir barrios que eran lugares de transición entre la ciudad antigua y la ciudad moderna; por lo que recomiendan dar mejores incentivos a los dueños de inmuebles de conservación y sancionar, conforme lo dispone la Ley de ordenamiento territorial, y los Códigos Penal y Nacional de Policía, a los ocupantes ilegales del espacio público.

La plaza de mercado del barrio Bolívar, necesita ser rediseñada para hacer eficiente el uso del espacio público, desalojando la avenida de los estudiantes e integrándola a una red de sendas peatonales teniendo como punto de confluencia el Puente del Humilladero. De igual forma, solucionar el problema del estacionamiento vehicular, con la construcción de un gran parqueadero en el lote del centro comercial Anarkos, con estructura comercial en economía naranja, (Zona Rosa) como sitio turístico, lugar de recreo y encuentro.

El nuevo modelo debe lograr la integración de los cerros tutelares al centro histórico a partir de sendas peatonales integradas al Sistema Estratégico de Transporte Público, facilitando el recorrido peatonal en eventos como las procesiones de Semana Santa, el Festival Gastronómico, la Feria del Libro y también, construir en la periferia, un escenario para muestras agrícolas, pecuarias, industriales y mineras.  Los propietarios de los inmuebles de conservación, deben clasificarse en estrato 1 para efectos del cálculo de las tarifas de servicios públicos. 

El Centro Histórico debe concebirse como un área competitiva y atractiva para el turismo global,  privilegiando su uso en la construcción de memoria urbana e identidad social, que permita caminarlo en la noche para contemplar sus casonas blancas de techumbres añosas y sus calles  alumbradas por hermosos faroles, utilizando todos los elementos urbanísticos para que la gente se encuentre con actividades culturales, exposiciones de obras artísticas e incluso la utilización de pantallas digitales, red de wifi, para trasmitir programas o información del interés de los ciudadanos.

***************************

Lee otros artículos del autor aquí:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?