ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 21 de julio de 2024. Última actualización: Hoy

Desmontando acusaciones para defender su gestión

El domingo 16 junio, 2024 a las 4:58 pm
Desmontando acusaciones para defender su gestión

Del exgobernador y exsenador Temístocles Ortega, en respuesta al artículo: https://www.proclamadelcauca.com/la-corrupcion-institucionalizada/

El 10 de junio, Felipe Solarte publicó una columna de opinión en la que cuestiona la corrupción pública: “Independientemente de que sea un hecho del pasado y hasta de menor cuantía con relación a los multimillonarios negociados destapados en anteriores y en este gobierno nacional; y de que sea culpable o no el mencionado en varios medios de comunicación acerca de la investigación de la Corte Suprema sobre supuestas irregularidades en trámites y ejecución de las obras de ampliación de la pista del aeropuerto de López del Micay, durante la segunda gobernación de Temístocles Ortega; la noticia da pie para cuestionar la forma de administrar los recursos públicos, licitar y contratar…”

El exgobernador Ortega Narváez aclara en su carta dirigida a la redacción de Proclama del Cauca y Valle:

“Solo para información real: la pista de López de Micay, la venía haciendo la Aeronáutica Civil antes de mi gobernación. Quedaron 200 metros sin pavimentar. El alcalde pidió terminarla. Hizo el proyecto que fue revisado en 5 instancias técnicas. El Gobernador NO revisa documento por documento, ningún Gobernador lo hace. Ese proyecto se contrató y terminó completamente. Hoy 10 años después está en uso y normal funcionamiento. DNP y Contraloría Nacional examinaron todo el proceso hasta su terminación y concluyeron que todo estaba bien hecho. Un fiscal a quien no atendí su solicitud de ayuda dizque para ser Gobernador del Cauca y luego Contralor General, hace esa la acusación de que en el proyecto falta la constancia de la Aeronáutica Civil, que era quien venía pavimentando la pista. Ese es el tema: contrato sin cumplimiento de requisitos legales. No tengo nada que ver en todo eso, distinto al hecho de ser Gobernador en ese entonces y representante legal del departamento y haber firmado la adjudicación del proceso que se hizo en distintas dependencias: Municipio de López de Micay, Secretaría de Planeación departamental, Secretaría de Infraestructura Departamental, Secretaría del OCAD Pacífico, DNP, Mintransporte.

La Corte, ahora que pasó a su competencia terminará archivándolo. Muchas obras en la Costa Pacífica y el Cauca se hicieron durante mi Gobernación- más que en cualquiera otra-. Todas bien hechas, recibidas y en funcionamiento. A la Universidad del Cauca, se le financiaron sus proyectos de investigación que desarrolló con total autonomía, la investigación debe ser así, autónoma. Ellos son los que saben de eso. Nadie interfiere en sus proyectos distinto a ellos. Entre esos los de suelos y pastos del Patía, repito: ideados, formulados y ejecutados por la Universidad del Cauca y sus investigadores. De los recursos de regalías una parte por mandato de la Ley, deben ejecutarse en Ciencia y Tecnología y eso lo hacen las universidades y centros de investigación. La mejor inversión de los recursos de regalías del país se hizo en el Cauca durante mi gestión. No fueron un billón y medio de pesos. Los datos son públicos y están en DNP y Hacienda. El Contrato Plan fue un programa gestionado por mí (distinto a regalías) y ejecutado en el Norte del Cauca, pudo ser cualquier otra zona. Yo decidí que fuera el norte. Fueron 620.000 millones de pesos (500.000 de la nación, 80.000 del departamento y 40.000 de los municipios). Las obras contratadas durante mi gestión se hicieron todas, terminado mi periodo, se contrataron otras obras, aún están ejecutándose. Demora excesiva. Después de esa inversión NO ha habido otra de esa magnitud, ni parecida en el Norte del Cauca, ni en el departamento, excepto la doble calzada Popayán-Quilichao, contratada también por la Nación y durante mi gestión, y demorada por problemas ya conocidos superados por fortuna. La obra se mantuvo gracias en buena parte a mi gestión para que no se resolviera (terminara) el contrato inicial. Si ese contrato se termina la obra no se hacía porque había que iniciar nuevamente desde cero todo ese proceso que es bien lento y complejo (también los estudios y diseños de la obra Popayán-Pasto se hicieron durante mi gestión, han pasado 11 años y aún no se contrata) en la de Quilichao-Popayán, Había que mantener el contrato y conseguir una cesión y un nuevo concesionario, lo que finalmente se logró. Por eso pudo iniciarse afortunadamente. Ninguna obra, ninguna inversión es fácil en este país, menos en un departamento como el Cauca, cuyo peso específico en la nación no se le reconoce frente a otros que tienen mejores opciones por múltiples razones. Un poco largo, pero es lo que en estos temas ha ocurrido.

Un abrazo.”

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?