Lunes, 6 de julio de 2020. Última actualización: Hoy

Desminado en el Cauca

El lunes 1 febrero, 2016 a las 2:43 pm
Felipe Solarte Nates

Por: Felipe Solarte Nates

A pesar de la debilitada oposición interna del uribismo y el procurador Ordóñez, sin haberse firmado el acuerdo de paz entre las Farc y el Gobierno Nacional, su éxito parece no tener reversa, debido a la ausencia de acciones armadas y terroristas, desde que la guerrilla declaró el cese unilateral de fuego y con la rápida aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU para enviar delegados desarmados encargados de verificar el cese al fuego entre ambas partes con participación de la Comunidad de Países de Latinoamérica y el Caribe, Celac.

Aunque no se han puesto de acuerdo sobre el número y ubicación de los guerrilleros que se concentren antes de la dejación de armas, es un espaldarazo significativo al proceso, que en tiempo record, los Estados Unidos, China, Rusia, Francia e Inglaterra, las cinco potencias con asiento permanente y derecho a veto en el Consejo de Seguridad, más 15 naciones que rotativamente lo integran, hayan aprobado por unanimidad la solicitud de la Cancillería colombiana, lo que compromete con mayor fuerza al gobierno colombiano y a las Farc, a proseguir en las negociaciones y no echar reversa ni jugar cartas ocultas.

Por lo pronto el gobierno nacional allana el camino al posconflicto recorriendo los departamentos y anunciando acciones como el desminado en los municipios más afectados. En esta tónica, el 28 de enero estuvieron en Popayán los ministros del Interior y del Posconflicto, Juan Fernando Cristo y Rafael Pardo y el Presidente del Senado Luis Fernando Velasco, para reunirse con el gobernador Rodrigo Campo y su equipo de gobierno y trazar políticas que fortalezcan las negociaciones con las Farc.

Después de la reunión, en rueda de prensa, el mandatario seccional informó, que están adelantando tareas del posconflicto, acercándose a las Juntas de Acción Comunal, para programas de conservación de vías empleando a los vecinos del sector, en un Plan Piloto Nacional. También fortalecen los programas de atención desplazados, restitución de tierras, sustitución de cultivos de coca, marihuana y amapola y estímulo a las cadenas productivas, buscando cerrar la brecha e impulsando el desarrollo con equidad en las 7 subregiones del Cauca.

Mina antipersonal

El ministro del posconflicto Rafael Pardo, con gran conocimiento del departamento desde que fue Director del Plan Nacional de Rehabilitación, durante el gobierno de Barco, en 1986 y también participó en las negociaciones en Toribío y Corinto, de los exitosos procesos de paz con el M-19 y el Quintín Lame en 1990, informó que aplicando la política de “respuestas rápidas”, el 4 y 5 de marzo llegarán a Popayán funcionarios especializados para iniciar el desminado en los 6 municipios del Cauca más afectados para después avanzar el estudio en otros 15, adelantando Consejos de Seguridad con los alcaldes y delegados de la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo para determinar cuáles están afectados o libres de minas. El ministro enfatizó que todos los municipios del país entrarán en programas y tareas del posconflicto, pues directa o indirectamente han sido víctimas de la guerra interna y no sólo los 125 municipios que priorizó una comisión de la Naciones Unidas en reciente informe. También informó que impulsarán la capacitación de dirigentes de las Juntas de Acción Comunal para dirimir conflictos entre las comunidades mediante el diálogo y negociación y para desglosar los puntos de acuerdos firmados con las Farc y asignarles presupuesto a los que lo requieran.

Enfatizó que a la Colombia sin conflicto debemos mirarla como una oportunidad para mayor integración regional y distribución de oportunidades en las zonas más afectadas por los enfrentamientos mediante el impulso a proyectos productivos como la extensión de cultivos de café, cacao y frutales y talleres de confecciones en las poblaciones y de otros artículos destinados al mercado interno y a la exportación aprovechando el precio del dólar.

El ministro del Interior Juan Fernando Cristo destacó la mejora en el orden público nacional, a medida que avanza y se consolida el proceso de paz, lo que ha permitido enfocar la acción de las fuerzas Armadas y Policía contra las bandas criminales y delincuencia común. Descartó que en el Cauca hayan aumentado los cultivos de coca como sucedió en Nariño y el Putumayo, resaltando que el objetivo es alcanzar “un departamento del Cauca, sin coca, sin fumigación de cultivos y sin Farc”.

Acerca de la corrupción que afecta a la administración pública colombiana y la ubica en las estadísticas internacionales entre las mayores del mundo, Cristo dijo que a nivel central han mejorado su control, pero aún está muy extendida en las regiones y especialmente en los municipios con mayores regalías, los más aislados y afectados por la guerra. (Aunque empiezan a conocerse negociados de la refinería de petróleo de Cartagena, contratada durante el gobierno de Uribe con sobrecostos de 4.000 millones de dólares según Contraloría Nacional).

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta