Martes, 22 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

Desiderata a la colombiana

El viernes 28 diciembre, 2018 a las 9:41 am

Desiderata a la colombiana

Desiderata a la colombiana

Como ya estamos ad portas de despedir este tortuoso, enigmático, inquieto y polarizado año 2018, el año de los estudiantes y sus justas luchas reivindicativas por la defensa de la educación pública y su financiación, y nos alistamos para recibir el 2019 con el corazón en la mano y en los bolsillos para que la reforma tributaria de Duque no nos apabulle como un tsunami, he querido hacer una adaptación corta y personal del conocido y famoso poema “DESIDERATA” (DESEO) pero a la colombiana, con el ánimo expreso de recibirlo con mucho optimismo y alegría, para tratar de cambiar un poco esa imagen negativa y pesarosa que nos dejó el 2018 que se está extinguiendo poco a poco.

“DESIDERATA” es un poema sobre la búsqueda de la felicidad en la vida. Sus derechos de autor son del año 1927 y pertenecen a Max Enhrmann. Fue publicado en 1948 en una colección de poemas titulada “Desiderata of Happyness”: “Deseo de felicidad”, recopilada por la esposa de Enhrmann. Lo escogí a propósito, porque estoy bien seguro de que los colombianos nos la merecemos, así nuestros gobernantes de arriba y los de abajo no lo crean y se empeñen en “hacernos la vida imposible”, en torturarnos, con tantas normas y leyes que siempre van en contravía del querer popular.

En aras de la brevedad, comencemos (con mayúsculas escribo el texto original y luego mi interpretación personal):

“CAMINA PLÁCIDO ENTRE EL RUIDO Y LA PRISA Y PIENSA EN LA PAZ QUE SE PUEDE ENCONTRAR EN EL SILENCIO” de las armas que los guerrilleros de las FARC dejaron de usar, como parte de los diálogos y el posterior acuerdo de PAZ, de hace dos años, que puso fin a un conflicto de 50 años, que hoy nos permite vivir un poco más tranquilos y civilizados, siendo la mejor noticia de la década.

“ENUNCIA TU VERDAD DE UNA MANERA SERENA Y CLARA Y ESCUCHA A LOS DEMÁS, INCLUSO AL TORPE Y AL IGNORANTE”, siendo este el secreto y la clave para que en Colombia se acaben las intolerancias, las “peleaderas” y las polarizaciones, que hoy en día enrarecen el clima colombiano, sabiendo que “la VERDAD nos hará libres” y que el diálogo y los consensos son las únicas maneras de lograr acuerdos sin necesidad de balas, gritos o groserías estilo fiscal general.

“HAY MUCHAS PERSONAS QUE SE ESFUERZAN POR ALCANZAR NOBLES IDEALES: LA VIDA ESTÁ LLENA DE HEROÍSMO”, siendo esta la oportunidad para reconocerlas siempre, porque ellas se distinguieron por luchar y dedicarse íntegramente a conseguirlos en todas las actividades de diversa índole, llámense sociales, deportivas, científicas y que hicieron brillar a Colombia.

“CONSERVA LA PAZ EN TU ALMA, EN LA BULLICIOSA CONFUSIÓN DE LA VIDA”, sabiendo que esa paz interior es la que siempre debe perdurar y brillar en los colombianos de bien, por encima de cualquier consideración: “no hay caminos para la paz, la paz es el camino” (Gandhi).

Aprovecho esta valiosa oportunidad para agradecer a mis pacientes lectores su atención en este año 2018 y desearles un Feliz Año 2019 pleno de éxitos, salud y bendiciones. Si Dios quiere, estaremos de vuelta en 15 días, por motivo de vacaciones.

******************************

Otras publicaciones de este autor: https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion/javier-enrique-dorado-medina/

También te puede interesar
Deja Una Respuesta