ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 18 de enero de 2020. Última actualización: Hoy

«DESADAPTADOS»

El domingo 4 marzo, 2018 a las 12:46 pm
"DESADAPTADOS"

Fotografìa Óscar Solarte

«DESADAPTADOS»

"DESADAPTADOS"

Los hechos sucedidos por la visita de Álvaro Uribe a Popayán fueron calificados por algunos sectores de la sociedad como «vergonzosos», provenientes de «chusma de desadaptados».

Ciertamente cundía fiebre de rechazo por parte de jóvenes que hicieron lo posible por ejercer su justo derecho a la oposición abierta y la protesta.

Pero «todo tiene su tiempo bajo el sol». Y en un país donde las sombras han crecido hasta el ocaso, es tiempo de que vengan voces y señalamientos nuevos, conciencias que pongan los puntos sobre las íes, los dedos en las llagas, en los desmanes sin término que vienen maldiciendo a este país bajo gobiernos malhabidos, pero bienhabidos en corrupción, en trampas y desfalcos, en falsos positivos, uribitos y agroingresos seguros, en engaños al humilde y pobre, un país gobernado por pocos y para pocos, un estado donde el desorden generalizado ondea impunemente, donde se roba el presupuesto para la salud y la educación, un país donde la nómina de reos ausentes o presentes crece día a día como cáncer anunciado con su demencia apocalíptica.

   ¡PERO ESO SÍ NO DA VERGÜENZA!

Eso sí no causa estupor, indignación, escándalo y gritos en el cielo en algunos sectores de la sociedad. Es lo más normal; eso está amparado por la ley, la «democracia» y la defensa de los «valores éticos y morales». Eso sí tiene carta de nacionalidad, porque es la norma y vicio repetido que carcome los estamentos de esta nación colombiana de la «Mama Grande».

¿Es que creen que la violencia, la guerrilla, la degeneración social, los robos, atracos, muertes y demás, son gratuitamente originados? En un país monstruo, con un prontuario donde la escasez de la justicia, equidad, cordura y bien común, en donde pocas manos han montado una villanía llamada «administración y gobierno», ¿qué se puede esperar?

   ¡PERO ESTO SÍ NO DA VERGÜENZA!

Los hechos del viernes no se pueden imputar a una «chusma» de «desadaptados», ni se puede culpar a la universidad ni a sus profesores como impulsores de lo sucedido.

Esa «chusma» es la juventud, que está cansada de las monstruosidades, y esas sí, VERGÜENZAS que señalan a Colombia como una reserva de justos descontentos por las incongruencias sociales y políticas que nos tienen en la quiebra moral, económica y social.

¿En qué país vivimos? Tenemos los ojos al revés; no ha nacido la Luz que ilumine y dé esperanza a un pueblo sumido en la desigualdad, el hambre, miseria, desesperación y falta de oportunidades para todos.

   ¡Y ÉSTO SÍ NO DA VERGÜENZA!

RVQ

*******************

Otras publicaciones de este autor: http://bit.ly/2I1XZyB

Deja Una Respuesta