Martes, 4 de octubre de 2022. Última actualización: Hoy

Demolición del Centro Comercial Anarkos

El lunes 21 marzo, 2022 a las 10:25 am
Demolición del Centro Comercial Anarkos

Demolición del Centro Comercial Anarkos.

Por. Álvaro Jesús Urbano Rojas.

Por disposición de la Resolución No. 20221000019664 del 17 de marzo 2022, se declara en estado de ruina y se ordena la demolición total de la edificación a los propietarios de la Manzana 99 que integran la copropiedad del CENTRO COMERCIAL ANARKOS; una vez notificados el acto administrativo a la Persona Jurídica, representada legalmente por JAVIER DANIEL MUÑOZ PIEDRAHITA, a los terceros interesados, así como a los particulares afectados con la decisión.

La génesis del asunto data del 11 de marzo de 2018, cuando los bomberos, atienden el llamado de un residente de los apartamentos y advierten a la oficina Asesora de Gestión del Riesgo de Desastres, sobre la existencia de un agrietamiento longitudinal en el patio interior, por lo que el personal adscrito a dicha oficina, confirmar tal situación y en visita técnica, constata el levantamiento de baldosas en el piso de la plazoleta en una longitud de 15 metros en la zona central.

Conocida la situación de riesgo y en aras de garantizar y proteger los derechos afectados, el Municipio de Popayán expide el Decreto 20181000006355 del 17 de diciembre de 2018, “por medio del cual se ordena el cierre preventivo y ordena el ingreso a las áreas y/o espacios de la MANZANA 99, sector antiguo de la ciudad y prohíbe la intervención del personal no autorizado a fin de llevar a cabo los estudios de patología estructural por parte de la Universidad Nacional de Colombia”.

Desde entonces, los vándalos aprovechan para desmantelar la estructura del Centro Comercial Anarkos. La cubierta es retirada en su totalidad dejando al inmueble, con cargas de empozamiento que aceleraron la degradación de los materiales. Las redes eléctricas fueron arrancadas, el cableado de la edificación hurtado, las redes hidrosanitarias y aguas lluvias se deterioraron por el abandono de la construcción. El inmueble quedó sin sistemas de evacuación de aguas lluvias debido al desmantelamiento de las canales, forzando la DEMOLICIÓN TOTAL del inmueble.

El acto administrativo que declara el estado de ruina hará las veces de licencia de demolición y por tratarse de un bien de interés cultural, tal como lo dispone el artículo 106 de la Ley 388 de 1997, cuando la declaratoria del estado de ruina obligue la demolición parcial o total de una construcción o edificio declarado como bien de interés cultural, se ordenará la reconstrucción inmediata de lo demolido, según su diseño original y con sujeción a las normas de conservación y restauración que sean aplicables, previa autorización del proyecto de intervención por parte de la autoridad que hizo la declaratoria.

El Ministerio de Cultura expide la Resolución DM No. 0019 del 17 de enero de 2022, “Por la cual se modifica el Plan Especial de Manejo y Protección – PEMP del sector Antiguo de la ciudad de Popayán”, declarado como bien de interés cultural del ámbito Nacional, delegando en la Junta de Patrimonio Municipal la competencia para emitir los conceptos previos para los niveles 2 y 3 de intervención, así las cosas, el 14 de febrero de 2022, la INSPECCIÓN DE POLICIA URBANISTICA, verificó el estado del inmueble, conceptuando que el predio se encuentra deshabitado y en alto estado de deterioro.

La Corte Constitucional ha sostenido que cuando la inestabilidad estructural de un inmueble perturba la seguridad y la tranquilidad pública, para habitantes y transeúntes que en cualquier momento puede causar una tragedia, su demolición, no representa daño antijurídico que haga responsable al Estado, en tanto es una carga que los propietarios están en el deber de soportar, en aras a preservar el interés general, previas inspecciones oculares y dictámenes rendidos por especialistas.

Otra cosa ocurre cuando se prueba la falla del servicio por vía de hecho por parte de la autoridad administrativa que ordena el desalojo o demolición, sin cumplir con el debido proceso. Es entonces donde los afectados pueden demandar para determinar si hay lugar al pago de indemnizaciones por perjuicios materiales, morales, lucro cesante y daño emergente, una vez establecida la caracterización de los 526 establecimientos registrados en la Cámara de Comercio del Cauca, con el fin de evaluar la situación específica de cada uno de ellos, involucrando a la administración del centro comercial, a los generadores del daño y al municipio de Popayán en su doble rol de entidad pública infractora y copropietaria del centro comercial Anarkos.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?