Viernes, 24 de septiembre de 2021. Última actualización: Hoy

Democracias de fachada

El miércoles 28 abril, 2021 a las 1:49 pm
Democracias de fachada - Gobierno Duque - Carrasquilla

Democracias de fachada.

Felipe Solarte Nates

En boca de algunos políticos la manoseada palabra da para todo y justifica regímenes, que, en manos de elites como la colombiana, más se parecen a la democracia esclavista de los griegos, ejercida, entre ricos propietarios de tierras, bienes y las instituciones del Estado, mandando sobre millones de personas que apenas deletrean, firman y sus mentes son terreno fértil para que las manipulen a través de algunas migajas, los medios masivos de comunicación y redes sociales.

Su versión moderna ha evolucionado desde que en el siglo XVII, nobles ingleses, hastiados del absolutismo abusivo de reyes como Enrique VIII, decidieron crear la Cámara de los Comunes y la de los Lores acordando leyes y pactos para defender sus derechos, y gestionar y arbitrar sus propuestas.

Casi un siglo después, cuando los Estados Unidos acababan de independizarse de la corona inglesa, sentando las bases e instituciones de la democracia burguesa moderna, los franceses guillotinaron a su rey, parte de la nobleza y después entre los mismos revolucionarios y radicales como Robespierre, que desde sus posiciones de izquierda y derecha no pudieron dirimir pacíficamente sus diferencias.

Napoleón, con sus conquistas intentó exportar los principios libertarios de la revolución francesa y cuando invadió a España creo condiciones para que en sus colonias fermentaran las ideas libertarias traducidas por Nariño, que después del 20 de julio de 1810 y la guerra de la “Patria boba”, entre centralistas y federalistas, el 7 de agosto de 1819, desencadenó en la “Independencia”, punto de partida para la sucesión de guerras civiles entre caudillos “patriotas” que más tarde fundarían los partidos liberal y conservador y aprobarían y derogarían constituciones oscilando del radicalismo libertario de la de Rionegro en 1863, al conservadurismo religioso extremo, casi colonial y feudal de la centralista de 1886.

El desarrollo de la “Democracia” no es ascendente ni progresivo, pues como un péndulo está sujeta a los cambios económicos, sociales y políticos que experimente la sociedad y al respeto o no de leyes y principios básicos, como la convivencia pacífica, la división de poderes en el Estado, la libertad de prensa, los derechos humanos y respeto por la vida, la alternancia de los partidos en el gobierno y otros principios, que son negados de facto, cuando hay dictaduras militares, o disimuladas, con careta democrática y constitucional e instituciones de contrapeso aparentemente democráticas, pero hábilmente puestas a su servicio por elites que controlan el Estado, sus recursos e instituciones, como sucede en Venezuela, Nicaragua y en Colombia durante el gobierno de Duque, controlando además del Ejecutivo, contrapesos como la Procuraduría, Fiscalía, Contraloría, Defensoría del Pueblo, Registraduría, Fuerzas Armadas y sus organismos de inteligencia y en asocio con los narco-hacendados y el gran capital agroindustrial, industrial y financiero, manejando la política económica en beneficio de la elite y buscando el control ideológico de la población comprando importantes medios de comunicación y mediante sus bodeguitas de internet, difundiendo noticias falsas para descreditar a sus oponentes y a los magistrados y jueces que se atreven a investigar sus delitos.

Las tres reformas tributarias de Duque en sus tres años de gobierno y sobre todo la que pretende aplicarnos, desnudan la concepción de democracia, más parecida a la esclavista de los griegos, que tienen las elites neoliberales que gobiernan al país desde que en 2002, Uribe llegó a la presidencia de la “Res-pública”, aupado por los parapolíticos y los grandes capitales legales de la gran industria y la banca, e ilegales de los narco-hacendados y parapolíticos.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?