Domingo, 21 de julio de 2024. Última actualización: Hoy

Delitos en contra de menores de edad, una cuestión de cuidado

El jueves 29 agosto, 2019 a las 1:57 pm
Delitos en contra de menores, cuestión de cuidado
Delitos en contra de menores, cuestión de cuidado

Delitos en contra de menores de edad, una cuestión de cuidado

Agosto ya está terminando, pero desde que éste inició, se ha podido ver un incremento significativo de inseguridad para los niños y adolescentes de Popayán y de Colombia en general, ya que se ha visualizado los diferentes métodos empleados con el fin de desaparecer, robar y usar a los menores para cualquier fin, por lo cual se les ha pedido a todos mantener alertas ante cualquier situación. 

Delitos en contra de menores, cuestión de cuidado

Este llamado de alerta se da desde el pasado primero de agosto, cuando una mujer fue sorprendida en lo que muchos calificaron como un intento de secuestro, ya que fue sorprendida por varios padres de familia que escucharon llorar a una niña de cinco años porque la persona que la llevaba no era su madre; esto para luego ser capturada por la policía y poner a la niña bajo custodia hasta que su familia arribó por ella, sin duda un sacudón hacia el refuerzo de la protección para niños y adolescentes.

En diálogo con la Policía Nacional, se puede visibilizar lo fácil que puede llegar a ser raptar a un menor por estos días, todo es cuestión de tener un discurso que saque a flote su inocencia y su vulnerabilidad, así como también, observar y verificar el cuidado que tienen los colegios con sus estudiantes al momento de supervisar la entrada y salida de estos, es decir, si van en compañía de alguien o si van por su cuenta.

Delitos en contra de menores, cuestión de cuidado

Por ejemplo, Marcela, una madre de familia de una niña que cursa grado octavo en un reconocido colegio de la capital caucana, expuso la inseguridad que tienen los colegios hoy en día, comentando que: «hace un año envié a una prima de mi hija para que fuera a dejarle el almuerzo antes de que ella entrara a su clase de teatro, pero una vez ella llegó, buscó a mi hija y no la encontró«, situación que llamó la atención de esta familiar que preocupada fue a preguntar a las directivas pero todas ellas estaban aparentemente ocupadas en sus teléfonos celulares y al indagar a los niños, ellos no tenían exactitud sobre dónde podría haber ido la menor.

Lo anterior dejó expuesto el descuido de las instituciones educativas al momento de vigilar que todo esté bien con sus alumnos y la negligencia ante esto, ya que al poder finalmente hablar con las directivas, éstos comentaron que «todo lo que pase con la niña después de la salida y fuera de la institución no es responsabilidad nuestra«.

Este testimonio demuestra la urgente necesidad de fortalecer las políticas de seguridad de los colegios y escuelas, regular la labor de los docentes y evaluar su desempeño, para finalmente verificar que todos ellos estén seguros, ya que lo ideal es que se revise la identidad de quién busque llevarse un niño a su casa.

Sin embargo, mientras estas medidas llegan, las autoridades identifican que no solo los colegios se han convertido en un campo de lucha para los niños y adolescentes, sino sus propios barrios y casas, debido a que ya no son seguras, una situación que es realmente inquietante porque hasta ahora la ciudadanía no logra entender el por qué buscan a esta parte de la población para herirlos o asesinarlos.

Casos más notorios en 2019

En lo corrido del año han sido varios los hechos que se han podido ver en donde están involucrados los delitos en contra de los menores, la mayoría inclinada hacia el abuso sexual, abuso de drogas y delincuencia común.

En los primeros seis meses del año, Juliana Chirimuscay de 15 años y Emily Suleyni de 11 años, fueron noticia al conocerse su muerte tras haber sido abusadas sexualmente, así como también la desaparición momentánea de una niña que terminó con la captura de un hombre, por secuestro simple y acceso carnal abusivo en menor de 14 años; todos estos son hechos que se siguen investigando hasta dar sentencia y de este modo brindar justicia a sus familiares.

Del mismo modo, la desarticulación de una banda que aparentemente utilizaba a adolescentes y niños para persuadir a sus compañeros de colegio de probar drogas, a través de «muestras gratis» de marihuana y cocaína, provocando con esto que los menores implicados llegaran a ser grandes consumidores, en el momento de captura de esta banda se encuentran diez mil dosis y se procesan a 17 personas, entre ellas dos menores de edad.

Todos estos sucesos dan pie para que autoridades, algunos colegios y la ciudadanía en general hagan un recordatorio frente a la seguridad de los niños y niñas por estos días, ya que la responsabilidad es de todos, por lo tanto se debe fomentar una cultura de respeto hacia la vida y bienestar de los niños y adolescentes.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?