ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 18 de mayo de 2021. Última actualización: Hoy

DECRETO DE TERRITORIOS INDÍGENAS, OTRA BURLA MÁS

El martes 21 octubre, 2014 a las 2:16 pm
Álvaro Jesús Urbano Rojas

Por Álvaro Jesús Urbano Rojas

No se puede honrar la palabra, ni solventar la moral pública con soluciones y reglamentaciones para salir del paso, con disposiciones carentes de consistencia jurídica, como ocurre con la expedición del Decreto 1953 de 2014, mediante el cual el gobierno nacional crea el régimen especial de los territorios indígenas, respecto a la administración de los sistemas propios, en el marco de los acuerdos suscritos por la presidencia de la república.

El gobierno nacional, a sabiendas que dicho cuerpo normativo será demandado por inconstitucional, se involucró en una aventura engañosa, abusiva y ambigua de consecuencias imprevisibles, por tener las características de una falacia jurídica, al hacer uso de facultades y competencias que no le corresponden. Dada su afanosa necesidad de impedir la toma de la carretera Panamericana y movilizaciones masivas de las comunidades indígenas, optó por cumplir los compromisos, pero con una porfiada acción invasiva de competencias, ojala de buena fe, pues es sabido que dicho decreto sucumbirá en los tejemanejes formalistas de la inseguridad jurídica.

Lo anterior lo afirmo con conocimiento de causa y soportado en la consulta que el mismo gobierno nacional elevara al Consejo de Estado, SALA DE CONSULTA Y SERVICIO CIVIL, concepto que fue emitido con efecto vinculante, con ponencia del Consejero LUIS FERNANDO ALVAREZ JARAMILLO, el tres (3) de octubre de dos mil doce (2012), cuyo texto expresa: “Al haberse expedido la ley 1454 de 2011, orgánica de ordenamiento territorial, a que se refiere el artículo 329 de la C.P. y de acuerdo con lo dispuesto por el parágrafo 2° del artículo 37 de la misma, el Gobierno Nacional perdió la competencia que en forma condicional se le asignó en el artículo transitorio 56 de la Carta”. Por tanto no es posible que el Gobierno Nacional, con fundamento en dicho artículo transitorio, invada la órbita de acción del Congreso de la República, al suplir los vacíos normativos en que incurra la rama legislativa del poder público.

Es erróneo el alcance dado por el gobierno nacional a la Sentencia C-489 de 2012 de la Corte Constitucional, en especial al considerando 2.8.47 al pronunciarse sobre la constitucionalidad de la Ley 1454 de 2011, cuando estableció que existe una omisión legislativa absoluta en relación con la creación de los Territorios Indígenas. El gobierno considera que puede remplazar al legislador cuando hay omisión legislativa absoluta; tal interpretación viola los principios tutelares de nuestro Estado Social de Derecho. El gobierno nacional, tiene la atribución de presentar el proyecto de ley necesario para suplir dicha omisión legislativa, más no asumir ni usurpar a su arbitrio las competencias que le corresponden al legislador, así haya omisión legislativa absoluta.

Sin duda, el Decreto 1953 de 2014 será declarado inconstitucional; la demanda de inconstitucionalidad puede ser presentada por cualquier ciudadano en ejercicio que considere que el decreto viola la Constitución Política. Es preciso aclarar que para presentar la demanda no se requiere ser profesional, ni tener una preparación especial, por lo tanto, cualquier ciudadano por el sólo hecho de serlo, puede ejercer la acción pública de inconstitucionalidad. Lo único que esperamos los caucanos es que el remedio no salga más caro que la enfermedad y ésta burla normativa agudice los conflictos sociales en nuestro territorio con la reactivación de vías de hecho, cierre de la Panamericana, invasión de predios y exacerbación del conflicto indígena – campesino.

****************************

Otras columnas de este autor:

https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion-2/alvaro-jesus-urbano-rojas-opinion-2

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Un comentario en "La masonería y la Tertulia de La Pamba"

  1. Hablar de pueblos originarios de América, es un contrasentido, al negar que fue en África donde pasamos de cuadrúpedos a bípedos, razón de ser del extraordinario desarrollo del cerebro, más adelante vendrá la pérdida del protector solar, con modificaciones corporales. Y hacerle el coro a los que creen que el señor Raoni es una autoridad en conservación de la naturaleza, cuando él ha violentado de forma tan atroz la propia, es un sinsentido. Solamente reanudando lazos con sus raíces, los primeros pobladores de América, podrán aprovechar sus comprobadas capacidades.

Comentarios Cerrados.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?