Sábado, 8 de agosto de 2020. Última actualización: Hoy

DECISIONES DE PANDEMIA

El miércoles 15 julio, 2020 a las 9:49 am
DECISIONES DE PANDEMIA

DECISIONES DE PANDEMIA

DECISIONES DE PANDEMIA

El análisis de una situación nueva, extraña para muchos, pero real para todos, nos lleva a intentar comprender los diferentes tópicos que comprometen el comportamiento individual y colectivo de una sociedad que desde hace 4 meses, enfrenta la más impensada de las vivencias para quienes en las generaciones presentes, hemos tenido la oportunidad de experimentar momentos globales tan significativos, como la caída del muro de Berlín, los cambios políticos y sociales de la Unión Soviética, el fallecimiento de un Papa y la renuncia de su sucesor, la atrocidad de la guerra intercontinental con los atentados del 11 de septiembre, la elección de un presidente afroamericano en Estados Unidos, la globalización de las relaciones a través de la red, la firma de la Paz en nuestro país (con sus limitaciones y riesgos), por citar algunas.

Son muchas las oportunidades que nos ha permitido la vida de asombrarnos positiva o negativamente con la capacidad de crear condiciones buenas o malas, libres o coaccionadas, propias o copiadas para buscar soluciones a los problemas con iniciativas novedosas o auténticas; y en estos momentos, esta oportunidad se hace mucho más evidente cuando, a pesar de las condiciones de globalidad que tenemos hoy, la decisión para enfrentar la actual condición del aumento de los contagios en nuestro país, en nuestra ciudad y en cada una de nuestras familias, sólo depende de una decisión individual.

Lo cual puede ser paradójico, si analizamos que a pesar de contar con los medios para reunir grupos diversos de personas interactuando desde una pantalla de computador o un dispositivo móvil en diferentes países, con la oportunidad de conocer la realidad de las muertes y contagios de miles y millones de personas, aún se escuchan conceptos de incredulidad frente a lo que se está viviendo, o peor aún, se actúa como si nada estuviera pasando; es por eso que las decisiones de la pandemia no tendrían que ser más convincentes si surgen desde los grupos económicos, religiosos o políticos, sino que deberían ser a partir de una decisión individual.

Cómo concebir que en cada análisis diario desde lo que se expone por los medios de comunicación sea una constante, la búsqueda de argumentos para justificar porque día a día, se incrementan los casos de pacientes positivos de COVID – 19 y las muertes que se esperaban un mes atrás, debido a las decisiones que a nivel nacional y local se tomaron, porque era posible habilitar la vida económica, para favorecer una cotidianidad que siendo realistas, va a ser muy complejo reanudar a la normalidad, sino asumimos compromisos, comportamientos y nos convencemos que lo importante es definir una decisión individual.

Todos los escenarios desde los más pesimistas hasta los más favorables, tienen un común denominador y corresponde a una decisión individual, y es el Autocuidado. Pero la verdad es que a pesar de considerarse algo supuestamente simple, se ha vuelto tan complejo de cumplir, porque por cada persona se encuentran argumentos que justifican el no cumplimiento de esta decisión individual.

Lo importante es reconocer que la solución está en cada uno de nosotros, porque si bien nos debe preocupar la deficiencia en las condiciones de manejo intrahospitalario crítico, es necesario convertir la decisión individual en una realidad, que no sólo sea retórica sino que corresponda a la realidad en el comportamiento diario, en cada hogar o espacio de convivencia, en cada lugar de trabajo y en cada momento de interacción social; porque si bien es importante conocer la cifras diarias de la evolución de la enfermedad, pareciera que son para algunos cifras frías que no motivan más allá de un dato que llena de morbosidad la curiosidad por saber donde hay más o menos enfermos o fallecidos, pero que no llegará al entorno de esa persona incrédula que sigue actuando de manera irresponsable, por eso desde la responsabilidad que nos debe asistir hoy, debemos ser más firmes en cumplir con la corresponsabilidad, principio de nuestro sistema de seguridad social en salud, que se define como:

“Toda persona debe propender por su autocuidado, por el cuidado de la salud de su familia y de la comunidad, un ambiente sano, el uso racional y adecuado de los recursos el Sistema General de Seguridad Social en Salud y cumplir con los deberes de solidaridad, participación y colaboración…” (Ley 1438 de 2011, Articulo 3).

Una decisión individual que puede salvar muchas vidas.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta