Miércoles, 26 de febrero de 2020. Última actualización: Hoy

Decirlo y expresarlo ya

El martes 21 enero, 2020 a las 3:07 pm

Decirlo y expresarlo ya

Decirlo y expresarlo ya

(Primero que todo, he de pedir disculpas por no haberles mandado mi dosis diaria alfanumérica del viernes, ya que hubo múltiples eventos operativos, catalogados dentro de lo no grave, que lo impidieron. Nada mejor que ser consecutivo y siempre entregarles mi producto, trataré de que esto no ocurra de nuevo. Continuemos entonces).

Hay muchas cosas que rondan mi cabeza, entre ellas lo referente a las cosas que se hacen en vida. Ayer una señora muy linda de Popayán, referente sin igual de la gastronomía, de sus famosos aplanchados, quien es conocida como doña Chepa, cumplió cien años. Divina, está hermosa y pues bueno, homenajes y palabras corrieron por todo lado, como debe ser. El homenaje en la actualidad, sin esperar al después, a la gran creadora de muchas comidas deliciosas que solo quien ha tenido la oportunidad de ir a mi ciudad Popayán lo puede corroborar.

Van Gogh murió pobre y con problemas mentales, imagino que nadie tuvo ni siquiera la decencia de decirle que pintaba espectacular. ¿Cuántos pintores y escritores, al leer sus biografías, vemos que no eran apreciados y luego al cabo de mucho tiempo se dieron cuenta que la obra sí tenía valor? ¿Cuántos homenajes vemos, que llaman post mortem, hacia cantantes cuando se van? ¿El top 10 de Michael Jackson o de Amy Winehouse para qué?

La otra vez alguien me habló de un libro de un señor que había sido muy exitoso, hasta tiene película, era el mejor financiero del mundo, ganaba mucho y cometió muchos pecados y luego, por malas decisiones, perdió todo y se quedó solo, sin familia, en la ruina. Luego sacó un libro contando todo y llegando a un poco de conclusiones que ya todos sabemos. Para mí ese libro no tiene ninguna validez: ¿lo habría escrito si nunca se hubiera quedado en la calle y siguiera con sus superficialidades e ínfulas? obvio no, esa literatura para mí carece de valor. Si no le hubiera ocurrido lo que le ocurrió, ni hubiera tocado un lápiz para expresarlo.

¿Todo para qué? para darme cuenta que el momento es hoy. Díganle a sus amados que los quieren, que los aman, hagan bobadas, tonterías, pónganse sus mejores zapatos. El tiempo es hoy, hay que ser ridículo; si hay que escribir, escribamos; si hay que decirlo, digámoslo.

De nada sirven los homenajes post mortem.

**************************

Otras publicaciones de este autor:

Decirlo y expresarlo ya

**************************

Todo lo demás lo encuentran en mi blog www.lavidaenfinanzas.com o en mi Instagram @kemistrye

También te puede interesar
Deja Una Respuesta