ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 21 de abril de 2024. Última actualización: Hoy

De tragedias y comedias

El martes 26 marzo, 2019 a las 8:15 am
Imagen cortesía de Caracol

Lo que más irrita a los tiranos es la imposibilidad de poner grilletes al pensamiento de los subordinados” Paul Valery

Por Elkin Quintero

Las experiencias que se viven en toda nuestra geografía van desde lo más extremo a lo más superficial de los horrores de la democracia y de autocracia. Algunas organizaciones y ciertos individuos transforman nuestras realidades y sin miedo a la balanza de la justicia y al peso de la ley logran posicionar en los sistemas sus ideas; ellos y ellas repetidamente han desconocido los Derechos Humanos que deben regir el buen vivir de los hombres.

Se necesita un modelo que no afecte el bienestar de las comunidades y que sus derechos no violenten los derechos de los otros; sin embargo, en Colombia la irresponsabilidad de las sociedades del espectáculo ha tratado de acrecentar el panorama gris de las tragedias y han usado de manera efectiva la imagen y el sonido para acrecentar los conflictos entre los sujetos. Si no nos falla la memoria, son demasiadas ya las tragedias y comedias que hemos tenido que soportar; por ello es natural que algunos jóvenes intenten a toda costa ridiculizar los aspectos más trascendentales de un Estado Social de derecho; ellos por la influencia errática de los mayores intentan expresar su inconformidad por medio de significantes sin dicción, designio, caracter y argumento.

No olvidemos que la historia de la humanidad nos ha enseñado que las tragedias unen y revitalizan, pero en nuestro territorio es evidente que ciertos sujetos de carriel y fusil, de corbata y cruz las conviertan en comedias para aumentar su votación e incrementar sus activos. Esta realidad macondiana ha tenido mayor impacto en el campo cuando de la comedia se pasa a la tragedia gracias a los desplazamientos, las intrigas de políticos y politiqueros, con el asesinato de líderes sociales o con el dolor de la guerra; este arcano ejercicio en Colombia y el Cauca ha relegado los conceptos de fe, resiliencia y cooperación a su mínima expresión.

Un número elevado de nuestras tragedias se pudieron evitar, porque ellas fueron fruto de las malas y erráticas decisiones del Estado, de la fuerza pública y la sociedad en general. Tanto así que hoy los discursos sobre Hidrohituango, Mocoa, El Palacio de Justicia, Bojayá, La Escuela General Santander, las Mingas Indígenas, el caso Odebrecht, la narcopolítica no serían el hazme reír en la comunidad internacional. Por lo tanto y luego de mil reflexiones sobre las causas y consecuencias de las violencias, muchos de los sujetos trágicos tienen que realizar una interiorización de los valores esenciales que le dan sentido a la vida y dejar de vociferar en discursos que la guerra y el conflicto son la solución.

Urge crear espacios desde la familia, el colegio, las empresas, la sociedad y la academia posicionar de nuevo la verdad y la justicia como elementos primarios del restablecimiento de derechos, y repensar nuestra reacción que a pesar de la tecnología se hallan ocultas a primera vista en un mundo oscuro, cruel y confuso, donde impera el miedo a pesar de las condiciones que ofrece el Estado.  Por lo tanto, hay que subrayar algo que es consustancial a la tragedia que por décadas ha consumido al pueblo colombiano: el debate moral. Se nos ha hecho creer que el dolor y la tragedia pueden edificar, pero se olvida que también pueden destruir y adormecer; por lo tanto, desde altas direcciones se apuesta por la relevancia social que tiene la tragedia como medio impulsador de desarrollo a pesar que quien está muerto o a punto de morir es la armonía entre las comunidades.

En ocasiones parece injusto enumerar las partes o componentes de nuestras tragedias y comedias, este fenómeno por momentos pareciera intentar solo hacer apología al dolor, la miseria y la guerra. 

Para leer otras columnas del autor aquí

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?