Miércoles, 11 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

De paso por Berlín

El miércoles 6 noviembre, 2019 a las 5:07 pm
De paso por Berlín
Imágenes de: http://bit.ly/2JVYpZW

De paso por Berlín

De paso por Berlín

(Crónica de viaje)

Por Gustavo Adolfo Caicedo Muñoz / Conocer Berlín te cambia el chip de lo que es una ciudad. De un lado, uno no alcanza a entender cómo…

  1. después de haber sido destruida en un 70% y que del área histórica donde se encontraban los edificios, el parlamento, las iglesias, el ayuntamiento, los museos, sus reliquias arquitectónicas, las bombas de los aliados sólo dejaron el 10% en pie y muy afectadas por los proyectiles y las balas sus fachadas;
  2. después de que la población joven fue aniquilada y sólo sobrevivieron los viejos y los niños;
  3. después de que los capitales y la población productiva migró a otros países y sólo quedó la devastación y las ruinas;

… jamás se doblegó su espíritu de lucha.

En el quinquenio 1950-55 comenzó la reconstrucción de lo que es hoy la ciudad más bella y pujante de Europa.

Ver sus calles, el desarrollo sorprendente, sus edificios, el metro, los tranvías, y en especial sus gentes serias, amables, que disfrutan de la ciudad con más espacios públicos, parques y plazas del mundo, todo impacta demasiado.

Lo anterior contrasta con la restauración de cada uno de sus monumentos antiguos y el modernismo esquisto. No se ve pobreza. Por el contrario, se siente la opulencia de una raza que lo hace a uno pensar si el cuento de Hitler de que ellos eran superiores es verdad o no.

En medio de su desarrollo, parecen ser ahora igualitarios y respetuosos de los derechos de todos los habitantes de Berlín y del mundo; es una ciudad cosmopolita, con presencia de emigrantes turcos, indios, africanos, europeos y latinos, con la mejor calidad de vida de la Unión Europea.

La educación es pública gratuita, técnica y científica, los colegios privados sólo son para niños especiales (en el sentido que requieren cuidados especiales por sus problemas físicos o mentales a quienes les dedican años para incorporarlos a esta maravillosa sociedad).

No parece existir corrupción, y tienen el costo de vida más económico que la mayoría de las ciudades europeas y es donde se pagan los mejores salarios a sus habitantes.

Carlos Marx y Engels fueron alemanes. Los respetaron como filósofos y pensadores; inspiraron el Nacional Socialismo de Hitler, pero el experimento político se lo delegaron a Rusia y China. El desastre económico lo repitieron Cuba, Chile y Venezuela cuyas consecuencias ya se conocen. No entiende uno cómo en el Foro de San Pablo, insisten en la lucha de clases, igualar en la pobreza a todos, y someter a la población a su antojo. Ese discurso trasnochado ya no se escucha en Berlín y seguramente hoy cualquier transeúnte podría sostener un debate con Marx y Engels.

La prueba experimental de China y Rusia bastó para erradicar el comunismo para siempre de Alemania. Aquí no hay des-adaptados (todos están muy adaptados), no hay populismo, ni vándalos destructores. Acá compiten en el deporte, y en patentar descubrimientos científicos.

Las tribus bárbaras y germanas no reclaman derechos de preexistencia; todos están integrados en la sociedad alemana, los rusos construyeron el muro para dividir la ciudad como trofeo de guerra en 1961 para que la gente no se fuera a la Alemania Democrática. Ellos no pudieron con el talante alemán. El muro fue derribado en 1989. Hoy sólo quedan sus pedazos. Es una sola ciudad próspera y feliz.

En cincuenta años se produjo este milagro. Cómo lo lograron… Es inexplicable para nuestra mente latinoamericana.

Aquí se construye el éxito sin presión de la riqueza, todos viven bien, los más ricos andan en bicicleta, así tengas un Bentley en el garaje, no se ve la ostentación del tercer mundo, disfrutan de la vida como debe ser.

Dios los bendiga berlineses.

Desde la ventana de mi hotel puedo ver la Puerta de Brandenburgo cuatro caballos tiran de un carruaje donde un guerrero eleva la esfinge del águila símbolo del triunfo alemán.

Deja Una Respuesta