Domingo, 9 de agosto de 2020. Última actualización: Hoy

De ‹‹La fiesta de ayer››

El domingo 8 julio, 2018 a las 9:09 am

De ‹‹La fiesta de ayer››

De ‹‹La fiesta de ayer››

De ‹‹La fiesta de ayer››

La fiesta de ayer” titula la novela que Marco Antonio Valencia Calle presentó en abril de este año en el auditorio del Banco de la República de Popayán. Su principal mérito, se me ocurre, es haber dado cumplimiento a uno de los deseos más sentidos de un pueblo o ciudad: tener un escritor, ojalá de ficción, que extienda la geografía histórica y cultural más allá de sus mínimas fronteras. Esa sana vanidad se cumple en este libro.

En ese sentido, “La fiesta de ayer” parece escrito para desarrollar una tesis de identidad: “Es un viaje a las raíces de nuestras costumbres, a la identidad cultural de nuestro pueblo”, y, “Un pueblo que olvida sus tradiciones pierde la conciencia de su destino”. Y tanto se empeña el autor en ese propósito, que advierte, después de las hojas en blanco (guardas) que van al principio del libro: “Pudiera ser que muchos pasajes de esta novela hayan salido de la realidad, pero en todos los sentidos este libro es una ficción; y como tal debe leerse”.

Es una aclaración pertinente, dado que este libro de Valencia recuerda los cuadros de costumbres del siglo XIX, salvo que su construcción está hecha con las técnicas literarias de la novela contemporánea y no de la novela–río decimonónica. Y la portada es el primer aviso: un vistoso collage sobre pinturas del maestro Adolfo Torres, un maestro del color. Allí están los íconos representativos de Timbío (Cauca), el pueblo novelado: el Cristo de su devoción, la iglesia de fachada colonial, un conjunto de chirimía, su carnaval y la belleza de la mujer timbiana.

La novela se divide en 37 capítulos de irregular extensión, que por eso mismo pueden leerse como piezas sueltas. Esa soltura aparente obedece a la ya larga experiencia periodística de Valencia Calle, como autor de artículos festivos, relatos y crónicas; y claro, a su costumbre de escribir poesía en prosa. Hablo de “soltura aparente”, porque la novela tiene no uno sino varios hilos conductores: la música y el deporte, especialmente. “Conscientes de que la música es nuestro patrimonio más preciado”.

Valencia no hace explicito el tiempo histórico de la novela, nos enteramos por personajes y hechos del pueblo o la nación, y claro, por los ídolos del canto popular. “…sale loco de contento con su cargamento para la ciudad…”, “…matan al compañero Tuto González”, el “Show de las estrellas”. El tiempo de la narración va por cuenta de un narrador en primera persona, y obedece a la febrilidad juvenil de sus circunstancias, y un poco a su capricho también: “Me adelanto como año y medio. Luego volveré”. “Volví a ver a Alfonsina muchísimos años después de que me mordió la perra”. “A los pocos meses alguien, no me acuerdo quién –es que todo eso pasó hace mucho tiempo– llegó en motocicleta”.

De ‹‹La fiesta de ayer››

La figura del narrador es un jovencito de decisiones volátiles, “errático” diría Víctor Paz Otero. El autor lo sabe y en consecuencia le tira botes salvavidas, o mejor, otras vidas como la suya: “Nos vamos a dormir cantando por las calles. Somos jóvenes. Somos músicos, tenemos los dientes completos y somos felices”. Y por ahí asoma el rasgo estilístico que ha hecho de Marco A. Valencia C. quizá el columnista más leído en el periodismo caucano: el humor. Nada mejor entonces que despedir esta reseña con un pasaje realmente espléndido, de vena muy valenciana:

“…una amiga que estudia en el colegio San Antonio me cuenta que el concurso de disfraces estuvo bueno: ‹‹Ganó un muchacho de Pilos Peluquería, que se mandó a hacer un tatuaje corporal con aerógrafo en todo el cuerpo: en la espalda le pintaron la iglesia de San Pedro; en las nalgas, el puente viejo; en la pierna derecha, La Chorrera; en la pierna izquierda, un sembrado de café; en el brazo derecho, el río Chambío; y en el izquierdo, el río Timbío. Cuando salió a recibir su premio, dijo que su disfraz se llamaba ‘Municipio ejemplar’…››”.

********************************

Otras publicaciones de este autor: https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion/donaldo-mendoza/

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta