ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Titulares de hoy:    

Matrícula cero a estudiantes caucanos de estratos 1 y 2     ~    

Ejército pretende apropiarse de iniciativa de «Huertos Comunitarios»     ~    

Militares que habían sido retenidos en Argelia fueron liberados     ~    

DESFACHATEZ AL CUADRADO     ~    

Reportan 136 nuevos muertos por covid-19     ~    

Conozca el nuevo pico y placa que regirá en los próximos 6 meses     ~    

Se creó línea de atención a la mujer por casos de feminicidios en el Valle     ~    

Confirman caso positivo para Covid-19 al gerente de la ESE Norte 2     ~    

Situación de violencias contra las mujeres fue rechazada y visibilizada con la gran Marcha virtual     ~    

Análisis. Los medios de comunicación deberán reinventarse     ~    

Comerciantes de la galería y Administración Municipal no romperán diálogos     ~    

Coronavirus hoy: OPS prevé más de 400.000 muertes en Latinoamérica     ~    

Subdirectora de Proclama Valle se gradúa como Comunicadora social     ~    

Permanente monitoreo de ocupación para camas UCI en Cali     ~    

Alcalde deja en ‘cuarentena extrema’ la edificación del Dagma     ~    

Hubo una disminución del 40% de festividades en el fin de semana     ~    

Sebastián Campos: “A los conciertos por internet les falta el calor del aplauso”     ~    

Jorge Barón: el varón de la televisión     ~    

El coronavirus “se acelera”…     ~    

Más violencia en el Cauca en este festivo     ~    

Jueves, 2 de julio de 2020. Última actualización: Hoy

De cómo escuché un diálogo entre Sancho y Don Quijote

El lunes 29 junio, 2020 a las 3:29 pm
Imagen de referencia tomada de https://bit.ly/2BoZ19p

De cómo escuché un diálogo entre Sancho y Don Quijote

De cómo escuché un diálogo entre Sancho y Don Quijote

Pocas veces he tenido el privilegio de escuchar las conversaciones de El Caballero de la Triste Figura y su Escudero Sancho, conversación que habían iniciado en el 2008, en una cafetería de La Ciudad Blanca

Acomodados en un sitio donde no sintiéramos la perturbación de escritores y periodistas, al calor de un estimulante mojito, Don Quijote sostuvo que, en Popayán, donde le habían concedido el honor de otorgarle una Segunda inhumación, de la cual se sentía orgulloso, el ambiente propiciaba el trato de la justicia sin ningún prejuicio.

Y como la inhumación había sido simbólica, puesto que todavía se encontraba vivo en las obras de los escritores y conversatorios de la ciudad, era el lugar ideal para hablar de la justicia, donde aún se creía, como en España de los años 1.500, que hablar de ella, era abordar el problema de las leyes vigentes.

Comenzó su exposición, con notoria entonación castellana, manifestando su preocupación por las ciudades señaladas como cultas, donde se continuaba pensando con la misma tendencia.

“Yo entiendo”, dijo Don Quijote, “que los juristas, en tiempos pospandémicos, van a tratar de buscar cambios legislativos, como reformas constituyentes, constitucionales y tributarias, en el entendiendo que el mundo puede modificarse con simples cambios legales y decretos. No camaradas y no se escandalicen con la palabra, que quiere decir amigos”; hizo una pausa y pidió otro mojito, que le pereció de origen cubano.

“Como ustedes saben, yo no me especialicé en derecho de reyes, apenas fui lector de libros de caballerías y me intranquiliza que todavía haya eruditos que, quinientos años después, continúen afirmando que la justicia es un asunto de su exclusiva competencia. Pongamonos serios”

…el derecho es ideológico, interesado y parcial, es como una orden emanada por el poder económico de una sociedad, para controlar a los destinatarios, según los intereses de los grupos que legislan, como en Colombia, donde no están representadas las mayorías ciudadanas.

 “Tened cuidado de los políticos que dicen: “yo voy a cambiar esto porque por la vía del “yo voy” llegan y se van a los palacios del «nunca». “Estas son épocas en que hay que luchar contra gigantes: La Injusticia. El Miedo y la Ignorancia”.

“Con los días he juzgado que las leyes, oriundas de la legislación burguesa, favorecen más a los propietarios que las propiedades y, estas, infortunadamente, son más importantes que los seres humanos. Además, para satisfacción, encontré, dos siglos después de mi nacimiento, que en Alemania y Francia, en la época del Romanticismo, sus países destacaron mi existencia como una lucha en favor de las causas justas”.

Y, agreguemos, antes de que lo olvide: “el poder domina a los cuerpos, como acontece con el cuerpo de la mujer; ya lo hemos tratado con mi amada Dulcinea, quien arguye, sabiamente, que la mujer disfruta de menos libertades que las que posee el cuerpo de los hombres y, lo más vulgar, se lo concibe como patrimonio, fortuna o pertenencia: Allí estriba parte de los feminicidios ocurridos en el Cauca”. Por eso, las mujeres que luchan por sus derechos, como lo anotaba el periodista Pacho Calderón, en una entrevista realizada al colectivo que dirige Claudia Quintero Rolón sobre DH y DIH, se observa una meritoria tarea.  

“Agradezcamos que, para esta conversa, salí de la Segunda sede necrológica donde me encuentro enterrado en La Ciudad Blanca, -de cuyo lugar no quiero acordarme-, para no crear conflictos de intereses, porque mi cede fúnebre principal está en el Convento de las Trinitarias Descalzas en Madrid, donde reposo en paz”.  

“Profundicemos nuestro diálogo inicial sobre la libertad: el capital vive del trabajo de quienes no tienen capital, lo que quiere decir que trabajo y libertad están asociados y son controlado por él”.

“Para que haya justicia, por ejemplo, hay que acabar con la idea de que los bienes deben administrarse como propiedades divinas, como ocurría en tiempos de la Reforma luterana”.

“De modo que, la riqueza, todavía sigue siendo una cuestión milenaria de gracia divina, como sucede con la ‘mayordomía’ que ejercen Bill Gates y los exageraditos grupos financieros colombianos y, si la división de los bienes tiene efectos divinos, los pobres seguirán siendo pobres, aún en el Cielo, si tienen la oportunidad de lograr ingreso en tiempos de abrumadoras peticiones formuladas por el Corona Virus, porque los acaudalados tendrán, en el más allá, residencias paradisiacas donde no los perturben los pobres de la Tierra, con quienes compartieron el Planeta y los hicieron soportar enormes pesadillas sociales”.

“Recuerden, para despedirnos, una frase de mi propia cosecha: -Las personas suficientemente locas, que sueñan que pueden cambiar el mundo…son las que lo cambian-, hasta pronto.”

Salam Alaykum

………

Otros artículos de este autor aquí.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta