ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 8 de marzo de 2021. Última actualización: Hoy

DE BOB DYLAN A BAD BUNNY: ALGO HICIMOS MAL

El miércoles 15 julio, 2020 a las 11:59 pm
DE BOB DYLAN A BAD BUNNY: ALGO HICIMOS MAL
Imagen de referencia tomada de: https://bit.ly/3jbiDyH

DE BOB DYLAN A BAD BUNNY: ALGO HICIMOS MAL

DE BOB DYLAN A BAD BUNNY: ALGO HICIMOS MAL

Ahora que por causa de la peste y de las obligaciones personales debo estar pendiente del acontecer mundial en todos sus ámbitos, a través del universo multimedia que nos ofrece esta moderna normalidad, he tratado de dejar de lado, con bastante trabajo, muchos de mis prejuicios y de mis preferencias personales a la hora de consumir información, a fin de poder nutrirme de la mejor manera posible, en aras de tratar de ser lo más ecuánime posible en mi quehacer comunicacional.

Por san guchito bendito que he tratado, con todas mis fuerzas, de no dejarme poseer por el espíritu de la incredulidad y de la intolerancia, pero la realidad de este mundo del siglo XXI es tan disparatada y tan avasallante, que todos estos esfuerzos están a punto de quedar hechos trizas, como el acuerdo de paz colombiano, por culpa de esta nueva normalidad en la que el tal Maluma es el asesor oficial del encargado de la presidencia colombiana, el malabarista, contador de fabulas naranjas, guitarrista y presentador de variedades, don Iván Duque y su compinche (el del tal Maluma) el puertorriqueño conocido con el alias de Bad Bunny, ha sido designado como mejor compositor latinoamericano.

En un principio, recién enterado de esta bizarra nominación, pensé que se trataba de algún cruel meme, tratando de llamar la atención sobre la paupérrima calidad de las nuevas músicas y me auto regañé, por ser preso de un fugaz ataque de senilidad precoz en el que estaba replicando las mismas posturas de mis mayores cuando me asomaba por los vericuetos del rock and roll. Pensé: Ya estoy como cualquier venido a menos cucho cacreco, que no es capaz de comprender la evolución musical de la humanidad. Leí con detenimiento la nota periodística y una gélida gota de sudor recorrió el eterno camino entre mi nuca y el lugar donde la espalda pierde su bello nombre. Era cierto. El tal Bad Bunny había sido galardonado como mejor compositor latinoamericano.

Con el fin de alejar de mi mente las sospechas de una súbita senilidad Grinch arribando a mi tierna edad, presuroso, hice uso de las herramientas tecnológicas a mi disposición, tratando de buscar en recónditos y tenebrosos sitios de música reguetton y trap, las composiciones de don Benito Antonio Martínez Ocasio, que es como se llama de verdad, tan delicioso y caricaturesco personaje de la farándula latinoamericana, con el propósito de poder encontrar algún tipo de obra meritoria de tan rocambolesca distinción. Creo que no la encontré. Juzguen ustedes mismos: “Hoy quiero que la noche salga / Pa’ romperla, pa’ romperla / Baby, pónteme de espalda / Pa’ romperla, pa’ romperla / Hoy quiero que la noche salga / Pa’ romperla, pa’ romperla / Mamacita, póngase de espalda / Pa’ romperla, pa’ romperla / Baby, vamo’ a romper /” (Bad Bunny).

Algo malo, muy malo hicimos con la formación de nuestros jóvenes. Da terror saber que lo podamos estar repitiendo con los niños, niñas y adolescentes a nuestro cargo, si organizaciones como la American Society of Composers, Authors and Publishers (ASCAP, en español: Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores), algo así como la SAYCO colombiana, que premia, no la calidad artística de sus miembros, sino la cantidad de ventas y de descargas que tengan sus obras, refleja con estos galardones, los gustos musicales de estos milennial y centennials nuestros.

Asusta percatarse que la muy pobre calidad artística de este tipo de canta autores, quizás cimentada en la contracultura traqueta de la ley del mínimo esfuerzo académico y de producción, sea el referente cultural de las nuevas generaciones. No faltará el adulto, con ínfulas de millenial que espetará que al igual que nosotros los actuales adultos contemporáneos, nuestro viejos también tildaron hasta de inmoral, la música que nos enloquecía y que para los muchachos de hoy, ya es catalogada como de viejitos.

Lo cierto es que, aunque la eterna comparación entre los tiempos pasados y los presentes tiene infinidad de aristas y justificaciones, algo va de compositores como John Lennon, Paul Mac Cartney, Sting, Elton John, Leonard Cohen, Fito Paez, Gustavo Ceratti o Bob Dylan, ganador, discutido, pero ganador al fin y al cabo del Premio Nobel de Literatura.

A señores como Maluma o Bad Bunny, mucho más si se tiene muy en cuenta, la extrema sensibilidad que hoy tiene el tema del maltrato a las mujeres, el acoso o la violación, al interior de una sociedad mundial totalmente interconectada.

Dicen que entre gustos no hay disgusto, pero lo que uno lee y escucha, refleja en mucho, la formación que se tiene. Reitero, no es un ataque de senilidad Grinch, ni nada por el estilo, es solo cuestión de analizar la manera en que estamos formando estos hombres y mujeres del hoy y de mañana. Si, algo va de: “¿Cuántos oídos debe un hombre tener, antes de poder oír a la gente llorar? ¿Cuántas muertes serán necesarias, antes de que él se dé cuenta, de que demasiada gente ha muerto?”(Bob Dylan) a: “Tiene un culito ahí que le acabó de textear, eh/ Pero en bajita, ella no es de frontear (ey, ey)/Ella es callaíta’/Pero pa’l sexo es atrevida, yo sé/Marihuana y bebida/Gozándose la vida, como es” (Bad Bunny).

………

Otros artículos de este autor aquí.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?