Martes, 20 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

CUERPOS EN DEFENSA

El martes 23 junio, 2020 a las 9:13 am
CUERPOS EN DEFENSA

CUERPOS EN DEFENSA
For Life and Dignity in Colombia

“Sí un animal salvaje se siente acorralado
Su principal defensa será un gran ataque”

Como pueblo afrodescendiente en el norte del Cauca, estamos lejos de ser animales salvajes y a pesar de lo doméstico de la situación histórica local, no somos tampoco animales domesticados.

Nuestros cuerpos afrodescendientes son instrumentos de poder que han sido históricamente sometidos por políticas estatales en América; es por ello, que se requiere en la actualidad una mirada afro-centrada, diaspórica y dignificante que nos permita entender que nuestros cuerpos también son herramientas de liberación, por tanto, podemos y debemos defendernos de los ataques de un sistema opresor.

La unidad política y cultural en medio de la diversidad, son unos, de los tantos caminos posibles para construir desde nuestra inteligencia mucho más que un discurso de reivindicación sociocultural y económica; sino, la edificación de un proyecto colectivo que se transforme en un llamado a las acciones directas y simbólicas desde múltiples orillas que pongan en evidencia los trucos y coartadas del dominador postcolonial.

CUERPOS EN DEFENSA

Hace ya más de quinientos años que se dio en África el gran robo del legado de la sabiduría egipcia y gracias a las traducciones del “pensamiento griego” nos llega la máxima: “el hombre es un animal político” es decir un zoo politicón, los entendidos sabrán a que me refiero, a una definición del hombre dada por Sócrates. Con el riesgo de ser mal interpretado, me atrevo a expresar en la actualidad, que un animal político jamás es el equivalente a un político animal.

Veamos de modo más sosegado: la casta gubernamental que ha dirigido al departamento del Cauca, al Estado soberano del Gran Cauca y en diversos períodos al país colombiano en general, esta clase se ha caracterizado por una brutalidad engrandecida y cultivada al calor de la arrogancia de una “superioridad racial (mestizo) o como lo quieren nominar (supremacía blanca)” la cual, ha marginado a los grupos poblacionales afro e indígena que se diferencian al criollo español, es decir, los nacidos en América de madre y padre españoles. Hablar de este heredero o heredera colonial y lo que lo convierte en un verdadero político animal a diferencia del zoo-politicón es el hecho de tener una mentalidad de feudalistas con prácticas de esclavización de las masas.

CUERPOS EN DEFENSA

La existencia de esta herencia colonial aún persiste en el imaginario y en los actos de quienes se hacen llamar nuestros representantes en lo local, departamental y nacional, exceptuando algunos casos que se cuentan con los dedos de una mano.

No obstante a nuestros avances en política como pueblo afrodescendiente, nos ha permitido fortalecer nuestra organización social y unificar nuestro interés electoral por primera vez para instalar en la administración departamental del Cauca a uno de los nuestros, como lo es el abogado Elías Larrahondo, quien se convirtió en el primer afrocolombiano de la historia para ostentar el cargo de gobernador en un departamento racista, aún carecemos de mayor claridad y liderazgo político para reconocer de frente al político animal del cual hemos venido hablando y que representa a los señores y señoras de “abolengo”, aún como pueblo afro, nos sigue faltando conciencia de clase para identificar a aquellos que con sus acciones mediocres quieren tratar a nuestra población y territorio como esclavizados en el patio trasero de sus lujosas casas.

Hacienda García

Esta socarrona visión colonialista, es la misma visión que se evidencia en los discursos de campaña política que se extienden como redes para pescar y cazar votos inconscientes.

Muchos mal aclamados líderes de los nuestros, son utensilios al servicio de esta clase añeja y corrupta propagando las mentiras y el engaño que oculta el real deseo de vernos sumergidos en el oscurantismo del siglo XVIII en pleno siglo XXI, sus agentes con saco, corbata o finos vestidos han sido y son racistas que ejecutan acciones y decisiones excluyentes; nos han negado presupuestos y recursos serios para invertir en la satisfacción de nuestras necesidades humanas y son los mismos personajes que desde el poder establecido y desde hace más de doscientos años nos tratan con desprecio, jamás han intentado quitarnos la rodilla del cuello, por eso y por mucho de lo que no se ha mencionado, es que se deriva la obligatoriedad de sacudirnos como animales salvajes y si nos sentimos acorralados hacer nuestra mejor defensa.

A propósito del racismo estructural que ha salido a flote con la situación manifiesta en el corazón del imperio norteamericano, hoy nos damos cuenta que lo sucedido con George Perry Floyd Jr., asesinado por policías en Minneapolis el 25 de mayo de 2020, es uno de los tantos hechos paralelos con lo que históricamente ha sucedido con el pueblo afrocolombiano antes y después de la ley de la abolición de la esclavitud.

Finca tradicional

En el suroccidente colombiano hemos sido perseguidos por la policía y los grupos al margen de la ley de los Arboleda, Mosquera, Valencia, Caicedo, entre otros, para contrarrestar el cimarronismo como contraparte de la esclavitud, lo cual consistía en confrontar militarmente a los libertos y obligarlos a trabajar en los predios de las haciendas, hemos padecido hordas de criminales que contribuyeron a la perdida histórica del territorio ancestral, hemos visto a nuestros hermanos y hermanas sepultar sus cuerpos en la tierra y en  las cárceles de la comarca, mientras los hijos de los esclavizadores se daban la gran vida con el usufructo de las tierras, la mano de obra gratis y el fruto de las indemnizaciones estatales.

En la actualidad la presencia de militares, guerrillas, bacrim y paramilitares, gira en torno al narcotráfico como fenómeno de corrupción masiva y de las más altas esferas del poder, vuelve y juega como un bumerang son nuestros pueblos indígenas, afrodescendientes y campesinos los que padecen el golpe de la insurgencia, del terrorismo estatal y de las políticas antinarcóticos, mientras que los ricos de siempre, manifiestan que es una tragedia familiar el administrar los negocios de la muerte.

“Si deseas ser verdaderamente libre, desconfía de toda propaganda que venga del dominador
Manuel Zapata Olivella

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?