ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 7 de agosto de 2020. Última actualización: Hoy

CUBA EN MI CORAZÓN

El jueves 30 julio, 2020 a las 2:02 pm
CUBA EN MI CORAZÓN
Fotomontaje de Proclama del Cauca y Valle

CUBA EN MI CORAZÓN

CUBA EN MI CORAZÓN

Si ustedes amables lectores, me preguntan por qué razón escogí un tema cubano para la presente columna de opinión, les respondería simplemente que lo hago por dos motivos fundamentales: PRIMERO, tengo que confesarles sinceramente que tengo afinidades con Cuba, empezando por el aspecto literario, porque muchos de mis escritores favoritos son de esa “maravillosa isla del encanto”, entre ellos los poetas Nicolás Guillén y José Martí, que han nutrido mi sensibilidad poética, los escritores José Lezama Lima y Alejo Carpentier, quienes me señalaron nuevas formas de narrar el maravilloso espacio del Caribe pletórico y ahora, en la pandemia, Leonardo Padura, con su fantástica obra crítica Los rostros de la salsa (la cual recomiendo), quien de manera amena nos comparte la historia de la denominada salsa, que nació precisamente en esa isla desde el llamado son cubano, a lo largo de 110 años, desde 1910, ritmo con el cual me identifico y me gusta, aunque ustedes no lo crean. SEGUNDO, porque allí en Cuba, se realizaron las conversaciones iniciales desde 2012, que culminaron exitosamente 4 años después en septiembre de 2016, con el Acuerdo de Paz de La Habana, proceso exitoso que terminó con más de 54 años de conflicto con las antiguas Farc, y que hoy muchos colombianos malos empezando por el “innombrable” y sus cofrades lo quieren torpedear y sepultar, proceso que en el exterior es motivo de orgullo y beneplácito.

Ahora bien, por motivo de esa convivencia y fraternidad entre los dos países por tanto tiempo, resulta que ahora existe una gran controversia nacional desde Medellín, cuando su mandatario local Darío Quintero propuso traer médicos cubanos para atender pacientes con Covid-19. A su vez, esa misma noticia fue replicada en forma favorable por su homólogo de Cali, el doctor Jorge Iván Ospina, al manifestar que esa decisión “es sublime y de gran responsabilidad y compromiso”, añadiendo a su vez que “es necesaria si con ello se busca la complementariedad global sin que importen los ideologismos, convocando la multilateralidad”, habida cuenta que la pandemia es mundial y se necesita la cooperación entre todos los países.

Desglosando las dos noticias anteriores, sabemos que la atención médica cubana es muy confiable por su gran experiencia en la pandemia, demostrada también con 56 misiones médicas más en el mundo. Además, hay muchos profesionales médicos que han estudiado en la isla del encanto y que son excelentes. El otro tema es que en Colombia siempre se ha tergiversado lo cubano, empezando por el gobierno actual, odiando el acuerdo de paz, existiendo además mucha animadversión contra Cuba y su gobierno sin ninguna necesidad.

Personalmente, tengo una imagen excelente de los colegas educadores de Cuba, pues hace años nos visitó una comisión de ellos a contarnos e ilustrarnos sobre sus experiencias novedosas en el campo educativo, que nos dejó a todos muy maravillados y sorprendidos.

Conclusiones: habiendo sido Cuba el primer país americano que derrotó el Covid-19, imposible no acceder a sus conocimientos científicos invaluables, ya reconocidos en muchos países del mundo. Dejemos a un lado, por favor esas odiosas denominaciones de algunos personajillos políticos de la fauna política nacional como Uribe y sus copartidarios de bautizar como castrochavistas a sus contradictores. Cuba merece respeto por su importancia en la ciencia, la educación, la medicina, la cultura y el deporte, sin ningún “ismo”.

*************************

Otras publicaciones de este autor:

CUBA EN MI CORAZÓN
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta