ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 3 de octubre de 2022. Última actualización: Hoy

Cuándo vas a volver tus ojos al río

El martes 26 noviembre, 2013 a las 10:28 am
Diogenes Diaz Carabalí 2

Diógenes Díaz Carabalí

¿Estás orgulloso? Has convertido el río en la más grande cloaca. Rollos nauseabundos bajan, cargando la indolencia de tu descuido. Has depositado en su caudal tus alcantarillas, tus defecaciones, tus sobras, tus animales muertos, tus basuras, tus deshechos que deberías tragarte, y criminal sonríes satisfecho.

¿No te da vergüenza? ¿No te importa que tus hijos te reclamen? Ellos van a revolver en tus restos, porque fuiste capaz de terminar la vida del río, de convertirlo en una colada de mierda, de detener su cauce con presas asesinas, de impedir el flujo normal de su ictiología.

¿Has visto llorar al río? ¿Lo has escuchado?

Cómo, si eres inflexible. Si tu inconciencia es tan alarmante. Si tu egoísmo te hace pensar en el momento, para beneficiarte con avaricia, sin detenerte a meditar en la herencia que estás obligado a dejar a tu descendencia.

A pesar del llanto del río. A pesar de las infecciones de tu piel. A pesar de la tos que no te deja caminar. A pesar de la muerte del alimento que consumes. A pesar de las fértiles praderas que riega con sus aguas, a pesar de las reses que sacian su sed en su caudal, a pesar de los gualandayes florecidos que adornan su rivera, a pesar de los guayacanes que sostienen la tierra que pisas, a pesar del bullir fantasioso de sus aguas adonde vas a divertirte, a pesar del azul intenso que decora el fondo de tu bandera, a pesar de que te deja el rostro limpio en cada amanecer, a pesar de que calma tu sed en medio de tus faenas, a pesar de los pájaros que circundan tus aires.

Pero como eres cruel, nada te conmueve. Así el estercolero te llegue al cuello. Así respires tu propia porquería. Saboreas lo fétido, e inmutable matas lo que te pertenece. Si no, huyes a otro lugar, desprecias tu suelo, desprecias tu patria, desprecias tu hogar, desprecias tu familia, e inicias, otra vez, tu destrucción, tus asesinatos, en otro lugar. ¡Así eres!: Peor que un animal, porque un animal mantiene aseado el sitio donde duerme.

Para ti quienes claman por el río son voces aisladas. Gritos exclamados en medio de tu sordera, en medio del latoso ruido que desata tu indiferencia. Y vuelves la espalda. Das un anárquico manejo de gobierno, te alejas de las protestas de los defensores del río, culpas a los conscientes de atraso e ignorancia, estás pendiente qué recodo puedes vender sin importar la impiedad con que desalojan a los habitantes del valle.

¿Has pensado qué vas a hacer sin agua, si eres agua, si el 75% de tu cuerpo es agua? Pues sepa que sin agua tu cuerpo no podría sobrevivir más de cinco días, eso si el clima es benévolo, porque si estás en un ambiente caluroso y seco no podrías pasar sin consumir agua más de dos días. La deshidratación te causaría una fiebre espantosa, se te partirían los labios, exudarías incontrolable, la fiebre te haría delirar como un loco, sentirías un terrible ardor en la garganta y el estómago, se inflamaría tu cerebro, te daría diarrea y vómito, convulsionarías, entrarías en coma y, después, la muerte. ¿Eso quieres? Porque no cuidas el río.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?