ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 19 de julio de 2019. Última actualización: Hoy

¿CUÁL BICENTENARIO, POR FAVOR?

El jueves 11 julio, 2019 a las 10:41 am
¿CUÁL BICENTENARIO, POR FAVOR?
Imagen: Llanera.com
¿CUÁL BICENTENARIO, POR FAVOR?

¿CUÁL BICENTENARIO, POR FAVOR?

Una de las dos ventajas que tiene el amante de la lectura o el ratón de biblioteca como quien esto escribe, es que de pronto uno se encuentra por allí con un libro que siempre lo ha fascinado desde joven, porque un amigo de infancia se lo prestó y nunca más volvió a saber de él y entonces queremos volverlo a comprar y leerlo con pasión, a como dé lugar, para quedar tranquilos.

Así me pasó a mí, con la novela Los premios de Julio Cortázar, que me la prestó mi amigo del alma, Gustavo López (Q. E. P. D), el cual lo quería tener porque me marcó para toda la vida y lo busqué por todas partes, en el cielo, en el mar, en todas las librerías, hasta que al fin el domingo primero de junio de 2014 lo conseguí en la Feria del Libro en Popayán. Lo estaban empacando junto a otros libros para llevárselos a Bogotá, me lo vendieron y me hicieron el ratón más feliz del mundo, haciéndome llorar de alegría infinita.

La otra ventaja es tener sobrinos que también son muy curiosos y cuando se encuentran con un texto importante, en este caso un poema muy actual y crítico sobre el bicentenario, de inmediato lo comparten, porque saben que me puede interesar, tanto a mí como a los amables lectores de esta columna.

Así me pasó con mi excelente sobrino Julián Rojas Dorado, quien me compartió muy amablemente el poema ¿DE QUÉ BICENTENARIO ME ESTÁN HABLANDO?, del compositor quindiano Ancizar Castrillón, por petición exclusiva para la celebración del Bicentenario de la Independencia, para el proyecto Andino Histórico 1810-2010 (Canto a los Próceres). Por considerarlo importante, lo comparto con ustedes:

“De qué me están hablando, ¿yo me pregunto, si van 200 años de sueños truncos?
De qué bicentenario me están hablando, ¿si el látigo tan solo cambió de mano?
Los que nos conquistaron… nunca se fueron, si hasta en algunas plazas de nuestros pueblos
les hicieron estatuas, bustos y templos
que para nada cuentan sus atropellos
La historia no ha cambiado en 200 años
en nuestra propia tierra somos extraños
Se robaron el oro y nuestras riquezas
y a cambio sólo nos dejaron pobrezas
Luego llegaron otros… lobos hambrientos
le inventaron colores al pensamiento
le enseñaron al pueblo que había que odiarnos
y entre rojos y azules fuimos muriendo
La patria… la patria ha estado herida desde el comienzo
la fe nos la impusieron
con miedos nuevos
con credos y con cruces nos doblegaron
otros a la fuerza
nos desplazaron
Los que nos conquistaron que no se fueron
nos siguen conquistando por otros medios
Hoy ya no usan corazas, petos ni yelmos
Han refinado el modo de someternos
Los otros solo miran con complacencia
cómo el pueblo se ahoga entre la miseria
Esos conquistadores que hoy son modernos
no olvidan la avaricia de sus ancestros
y con una consigna en su pensamiento
parece que dijeran… vamos por el resto
Los otros con nuestro consentimiento
HACE 200 AÑOS QUE ESTÁN MINTIENDO
ya no importan colores ni sentimientos
SE HA VUELTO UN ARCO IRIS NUESTRO AZUL CIELO
Ser HONESTOS… hum, no cuenta
para ser sinceros solo importa
LA FORMA DE HACER DINERO
Entre conquistadores y lobos hambrientos
los unos del pasado
otros modernos
poco a poco la patria se van llevando
Por eso… es que hoy pregunto
con tono extraño
¿DE QUÉ BICENTENARIO ME ESTÁN HABLANDO?”.

Cualquier parecido con nuestra triste y fatídica realidad actual es pura coincidencia.

********************************************

Otras publicaciones de este autor: CLIC AQUÍ

También te puede interesar
Deja Una Respuesta

Un comentario en "¿CUÁL BICENTENARIO, POR FAVOR?"

  1. Si el que escribe esto, fuera un puro descendiente de los primeros pobladores de América, los mal llamados indios, pues la ciencia sabe sin la más mínima duda que pertenecen a la familia Amarilla, podría tener alguna justificación, pero si es un mestizo, no lo envidio, al saber que en sus venas se libran batallas entre sus diferentes sangres. La política de la Corona de promover el mestizaje ha sido un fracaso.

Comentarios Cerrados.