Jueves, 27 de febrero de 2020. Última actualización: Hoy

Crisis en Suecia por escasez de basura, en Colombia por exceso.

El miércoles 18 noviembre, 2015 a las 7:21 pm
Alfonso J. Luna Geller

Por Alfonso Luna Geller

En este país la basura puede considerarse riqueza, ya que este es un recurso valioso que se transforma en energía.

Los suecos tienen “más capacidad” de generar energía que de basura producida por los ciudadanos.

Suecia se ha quedado sin basura. Y, aunque suena como una noticia positiva e incluso envidiable, los habitantes se encuentran indignados pues al menos 250 mil casas quedarían sin energía, ya que la obtienen de un sistema que funciona con basuras. Es más, como ya toda la basura ha sido utilizada, ahora los suecos deben importarla de países vecinos, sobre todo de Noruega.

Actualmente Suecia es el país número uno en materia de reciclaje en el mundo. Las iniciativas ecológicas que los ciudadanos han venido implementando y la consciencia generada por la conservación del medio ambiente no sólo se ha convertido en cultura general, sino también en un acto reflejo llevado a cabo por hogares y vecindarios enteros. Tanto, que sólo el 4% de la basura producida en el país termina en los vertederos. El resto es incinerado dentro de unas plantas generadoras de energía.

reciclaje

Se calcula que Suecia importa 800 mil toneladas de desperdicios. Suecia le paga a Noruega para que se lleve su exceso de basura, Suecia la quema para producir electricidad y las cenizas restantes del proceso de incineración se retornan a los vertederos de Noruega.

Es más, Suecia importa no solo de Noruega, sino también del Reino Unido, Irlanda e Italia, y se hacen las gestiones comerciales para obtener los desperdicios de Rumania, Bulgaria y los países bálticos, para alimentar los 32 centros WTE que existen (sistemas llamados “de desecho a energía”, waste-to-energy, en inglés).

curtis-bay-energy

curtis-bay-energy

Suecia se anticipó a otros países en la transformación de basura en energía, pues inició en la década del 70 la expansión de las plantas de incineración. Una década más tarde fueron pioneros también en la reducción de emisiones, producto de esta incineración. Actualmente, han logrado reducir entre el 90% y 99% de las emisiones, mediante técnicas especiales que benefician el medio ambiente.

El problema colombiano

Basuras Popayan 2

En Colombia el asunto es totalmente opuesto. Colombia siempre ha estado cerca de una emergencia sanitaria por sus rellenos de desperdicios. Nadie quiere asumir la responsabilidad de manejar más de 30 mil toneladas diarias de basuras que producen las ciudades, por todas las limitaciones que tienen para su disposición final y porque el sistema colombiano ha sido una cadena de errores. La casi totalidad de los denominados rellenos sanitarios presentan graves deficiencias técnicas en su diseño y operación, por lo cual las corporaciones autónomas regionales periódicamente, en un círculo vicioso que lleva varias décadas, les definen a los municipios «plazos máximos» para el «cierre definitivo» de los rellenos sanitarios.

A pesar de todo, el caos se mantiene porque el interés particular y la corrupción se abren paso en concejos municipales y alcaldías que en este caso estarían actuando a espaldas del interés público.

Si lo ha logrado Suecia, ¿por qué nosotros no?

waste-to-energy

waste-to-energy

En estas circunstancias se hace necesario avanzar en el análisis serio de propuestas tecnológicas como plantas de producción de biomasa, termólisis, pirólisis o incineración con recuperación de energía, sobre las cuales aún no tenemos muchos avances conceptuales ni estudios de viabilidad técnica, ambiental y económica concluyentes, pero podemos apropiarnos de tecnologías aplicadas en otros países, caso Suecia, que además, nos ha ofrecido el apoyo.

Hay que aprovechar que Colombia tiene una gran capacidad económica y muchos recursos humanos que le permiten asumir su propio desarrollo, sumado a que la cooperación sueca para el desarrollo en Colombia tiene ofertas para que los más pobres mejoren sus condiciones de vida y el país logre una paz sostenible con amplia participación social.

Suecia también ha buscado en nuestro país estrechar los lazos comerciales entre ambas naciones y mantener la cooperación económica con el Estado, porque ve en Colombia una estrella ascendente en el firmamento latinoamericano. Por lo anterior, podría invertir en la generación de energía limpia, en el concepto de ciudades sostenibles y en reducir las emisiones de dióxido de carbono sin sacrificar el crecimiento de la economía. Son los temas estratégicos que han querido promover delegaciones del país escandinavo que ha seguido de cerca el desarrollo del país, la mejoría de la seguridad, la caída en los indicadores de pobreza, tanto que los ha puesto a pensar que Colombia va por el camino indicado.

Colombia – Suecia

Colombia - Suecia

El Primer Ministro de Suecia, Stefan Lofven, reiteró el respaldo de su país a los esfuerzos que adelanta el Presidente Santos por lograr un acuerdo de paz en Colombia. Foto Cancillería OP

La diferencia entre Suecia como país desarrollado y Colombia, sumida aún en denigrante subdesarrollo, es sólo una que se deducirá al final de esta lectura. Suecia tiene una población total de poco más de 10 millones de personas y su capital, Estocolmo, que es la ciudad más poblada, tiene 1’500.000 habitantes. Colombia tiene con alrededor de 47 millones de habitantes, y su capital, Bogotá, se acerca a los 8’000.000. Suecia tiene una extensión de 449.964 km², mientras que Colombia tiene una superficie de 2’129.748 km² (territorio continental y extensión marítima).

Suecia cuenta con acceso a Internet del 93%, lo que lo convierte en el país con la mayor penetración del servicio en el mundo; Colombia tiene una tasa de penetración del 56%. Los suecos disfrutan de un alto nivel de vida. Los colombianos… no tanto. La conservación de la naturaleza, la protección del medio ambiente y la eficacia energética son una prioridad en la formulación de políticas públicas, lo que no ocurre en Colombia. Suecia desde 1814, no ha participado en ningún conflicto, manteniendo una política exterior de paz y neutralidad en tiempo de guerra, mientras que Colombia, desde esa fecha… ha sido una sola guerra con diferentes causas y nombres según la época.

La economía de Suecia es una economía mixta orientada principalmente a la exportación y al comercio internacional, considerada por el Banco Mundial y por el Fondo Monetario Internacional como una «economía avanzada» (en 2014 registró un superávit en su balanza comercial de 1.328 millones de euros); actualmente su PIB nominal alcanza los 444.585 millones de dólares. Colombia es una economía emergente (la balanza comercial colombiana en el 2014 registró un déficit histórico: 6.293 millones de dólares). El PBI nominal colombiano es de 274.189 millones de dólares.

Si lo ha logrado Suecia, ¿por qué nosotros no? ¿Podrá ser asunto de mentalidad y cultura? Lo único que puedo hacer es dejar la inquietud… Hasta pronto.

Deja Una Respuesta