Lunes, 4 de julio de 2022. Última actualización: Hoy

CRISIS DE LOS PARTIDOS EN EL CAUCA

El lunes 19 enero, 2015 a las 10:47 am
Álvaro Jesús Urbano Rojas

Por: Álvaro Jesús Urbano Rojas

La próxima contienda electoral, obliga a realizar un análisis sobre la salud de los principales partidos en el Cauca y el futuro de ellos en la nueva estructura local del poder y su consolidación en el marco de nuestro sistema democrático.

El Partido de la U, languidece sin ideología política, su elemento articulador está en la firma del acuerdo de paz, las cuotas burocráticas y los recursos del gobierno Santos. Adicionalmente, enfrentar las consecuencias del relevo generacional que llevó al retiro forzado del Senador Iragorri. Por otro lado, la insurrección del r.epresentante a la Cámara, Jhon Jairo Cárdenas, heredero de ocasión del fallecido político Felipe Fabián Orozco Vivas, quien sin lograr conservar el movimiento, construyó un nuevo respaldo político para alcanzar su curul, en alianza con el senador vallecaucano, Roy Barreras, lo que deja al partido de la U, sin la suficiente cohesión para afrontar con éxito el debate electoral local.

El Conservatismo por su parte, producto de los equívocos de su dirigencia, perdió su representación en el Congreso de la República, hoy se subsume en una orfandad que le impide convalidar su ideario. Aferrado al Gobierno municipal de Popayán, se nutre sólo de la burocracia, entregando sus huestes, por decisión del alcalde Fuentes a la unidad Nacional, desfigurando sus postulados originarios, planteando un claro interés por el poder que supera al de las ideas. Esta realidad lo ubica como un partido desgastado y débil que ha perdido y comprometido sus principales postulados en un retroceso y dispersión absoluta que lo debilita como partido con vocación de poder.

La situación del Partido Liberal tiene una dinámica diferente; unos representantes a la cámara, políticamente fuertes y un senador que no logra consolidar las mayorías, quien pretende imponer a su hermana como candidata a la alcaldía de Popayán, en un gesto reprochable de nepotismo. Sin desconocer que el senador Velasco ha logrado consolidarse como apoyo esencial de Gobierno de Unidad Nacional, influyendo en el direccionamiento de recursos y tratando de desmontar el andamiaje electoral del ex senador Jesús Ignacio García Valencia, relegando a los directorios municipales y departamental con una interinidad relativa. Sin embargo, su estructura es aún débil, el ideario y su acción política se encuentran en proceso de reacomodación sin fuerza ideológica y programática.

Los partidos políticos en el Cauca

Cambio Radical se desgastó en traiciones y transfuguismo. Adicionalmente, no tiene una dirección local con liderazgo político y legitimidad electoral; el éxito del partido está directamente relacionado con el prestigio del vicepresidente Germán Vargas Lleras. La agrupación pierde espacios por la prepotencia y petulancia de su principal exponente y en la falta de sustento ideológico del partido. Las características clasifican a Cambio Radical como una organización política débil y desgastada, ausente de liderazgo.

La ASI, partido local que surgió para trabajar en el impulso del movimiento indígena en el Cauca, perdió liderazgo local por las diferencias entre el senador Marcos Avirama y su homólogo Jesús Piñacué. Esas diferencias lo llevaron a renunciar a su identidad al transformarse en Alianza Social Independiente, con la llegada de nuevos dirigentes que se adueñaron del partido para impulsar movimientos sociales. A pesar de tener gobernador avalado por su movimiento, su representación política en el gobierno departamental es precaria.

El Polo Democrático Alternativo, ganó puntos al respaldar los acuerdos de La Habana, pero con la entrega de sus postulados al patrocinar la reelección del presidente Santos, perdió gran parte de su capital político que había logrado conseguir y ha abierto una brecha gigante frente a los postulados de partido de izquierda. La negociación para recuperar la alcaldía de Bogotá, ha impactado negativamente al partido en todo el país, pues demuestra que para el Polo el fin justifica los medios.

El Partido Verde, se encuentra a la deriva sin un ideario político que aglutine a sus miembros. El éxito se construyó alrededor de un representante a la cámara, producto de la influencia política del Gobernador, para sorpresa de todos, más temprano que tarde abrieron tolda aparte al evidenciarse diferencias profundas con su mentor. Esta agrupación se halla inmersa en sus propias contradicciones por la falta de coherencia política en la entrega de sus avales.

El Centro Democrático, sustenta sus alternativas en la imagen del expresidente Uribe y la oposición sistemática al proceso de paz en La Habana. Su discurso a medida en que avanza el proceso, pierde fuerza mediática, lo que hace que como organización política, no haya logrado convalidarse ni construir un proyecto político local, alrededor de ideologías con estructura fuerte, para conformar un Partido Moderno, acorde a las actuales realidades, capaz de atender las demandas de un colectivo que requiere y clama por cambios fundamentales en las estructuras locales del poder en sus organizaciones políticas y sociales.

El diagnóstico indica que las principales fuerzas políticas del Cauca, se hallan atrapadas en las fauces típicas de una profunda crisis. Son organizaciones con estructuras precarias, poco disciplinadas, carentes de contenidos programáticos, que logran permanecer en el escenario político al consolidar el liderazgo de una persona de gran influencia en el electorado, pero carentes de estructuras organizacionales fuertes y estables, en la cual la ideología no prima sobre los liderazgos individuales y por el contrario se solventan en la burocracia, la contratación pública y el tráfico de influencias.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?