Martes, 19 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

CRIMEN Y ESTADO

El lunes 6 enero, 2014 a las 8:47 am

Carlos Arturo Rebolledo RamírezCarlos Arturo Rebolledo Ramírez /[email protected] / Bogotá D.C.

Colombia «se la juega toda en Bogotá». ¿Si tendremos una administración pública con gente «decente», que siga los principios superiores del interés general? O permitiremos que estas élites de ladrones y homicidas que «ya conocemos» sigan masacrándonos y burlándose de nuestra paciencia, «tomándonos por idiotas».

No existe separación de poderes. Se han tomado toda la administración del Estado a través del nepotismo y tráfico de influencias para delinquir con garantía de impunidad, la que este procurador del crimen… «don» Alejandro Ordoñez Maldonado protege por acción y omisión, visto que utiliza el cargo para «perseguir» a sus contradictores políticos o ideológicos y «tomar revancha por la destitución inevitable, ante la monumental y «cínica orden mafiosa» detrás del Samuel e Iván Moreno Rojas y sus secuaces, que aún medran en la administración pública, por gracia de inexcusables y permisivos actos de encubrimiento… del tipo Uscátegui en Mapiripán.

¡Así! Muy contrario a su verdadero deber jurídico permite a sus agentes, metódicas incursiones en crímenes contra derechos humanos, como el secuestro, la desaparición forzada, el desplazamiento urbano, despojo de bienes y montaje de falsos positivos con denegación procesal o silenciamiento judicial forzado.

N.D. Este email se ha enviado vía formulario Periodista Ciudadano desde Proclama del Cauca

También te puede interesar
Deja Una Respuesta