ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 8 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

Corren tiempos violentos

El sábado 30 noviembre, 2019 a las 8:41 am
Corren tiempos violentos

Corren tiempos violentos

“Si invocan el cielo, es para usurpar la tierra” –Robespierre

Se avecinan tiempos violentos, caóticos en los cuales la angustia y el miedo dominarán la conciencia y los senescales del poder político y religioso intentarán arrojarnos al sinsentido. Tiempos en los cuales se perderá la sensibilidad que nos ha caracterizado como seres humanos. Tiempos donde las miradas quedarán suspendidas en aire y los suspiros surgidos de la indiferencia intentarán consolar a las víctimas. Tiempos donde tocará lavarnos el rostro con lágrimas manadas de la impotencia. Tiempos donde seremos obligados a perder todo rasgo de misericordia ante el dolor del otro. Tiempos en los cuales volverán los fusiles y los gases a correr en círculo y obligarán a las comunidades a clamar piedad.

Serán tiempos en los cuales se prostituya la palabra Misericordia y la vendan en esquinas bajo el furor de las cámaras y las luces. En estas nuevas estaciones la fe será obligada a extraviarse ante el silencio total de Dios y lo poco que quede de ella, será convertida por algunos medios masivos de comunicación en la manera más sutil de control político y social, en una verdadera excusa para justificar, mentir, disfrazar y aumentar el rating. En nuestro país aún sigue el masivo descontento mientras duques, mesías, palomas y mecenas creen que las peticiones y exigencias podrían ser resueltas con excusas, indiferencia y cortinas de humo.

Después de más de una semana de las marchas sociales, el pueblo aún amanece sin una esperanza de cambio y lo que más preocupa es el silencio de los artistas que representan nuestra idiosincrasia; ellos callan, no hay conciertos, bienales, discursos y canciones que reciban el aplauso hipócrita del poder. ¿Será que los pies descalzos, la bicicleta y la camisa negra no se movilizan en favor del pueblo que compra sus productos? O ¿será que es más importante gritar a gobiernos extranjeros en nombre de la democracia y los derechos humanos?

Algunas partes del territorio siguen sumidas en un limbo; el ejercicio democrático de la protesta parece haber fallado y ha vuelto insensibles, apáticos, vándalos y ególatras a cierto grupo de ciudadanos. A partir de ahora es un imperativo tomar debidamente en cuenta los contenidos esenciales de los derechos humanos para garantizar la vida y la libertad.

Al Departamento del Cauca llegan desde el Senado y Cámara de Representantes buitres disfrazados de papá Noel y en nombre del gobierno forman equipos de trabajo para demostrar ser personas sensibles y caritativas, hijos e hijas de estas tierras. Pero, ellos y ellas usan la máscara del cambio y la esperanza para justificar su presencia. Les pregunto, ¿qué han hecho por este bello departamento en otrora?  Estos individuos solo ahora parecen ser solidarios con este olvidado y excluido territorio en las tragedias. Antes del dolor y la protesta ni senadores indígenas ni gamonales de antaño se dignaron aparecer. ¿porque hoy si lo hacen? Parece ser que las dinámicas democráticas fruto de los resultados de la protesta han dejado un aire de inconformidad y creado una oportunidad para seguir en el poder.

En el 2019 el ejercicio de la política sin sentido y obtusa intenta demeritar la protesta social y se empeñan en ignorar los conceptos, ideas y promesas que vendieron en época electoral. Parece ser que todo quedará sumido en la utopía.

Diciembre esta próximo y el panorama no es tan claro, tan evidente, tan palmario. Los fanatismos y la corrupción siguen más allá de toda duda y de toda intención de cambio.

Lo único cierto es, que nadie puede entender el ejercicio del poder de nuestros cantantes, políticos y gobierno de turno.

Para leer otras publicaciones del autor aquí:

Clic
Deja Una Respuesta