Domingo, 8 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

Conveniencia contra credibilidad

El jueves 30 mayo, 2019 a las 9:21 am
Imagen cortesía de: https://bit.ly/2YVEzD1

Conveniencia contra credibilidad

A raíz de la salida por voluntad propia y por la puerta grande de la honestidad y la valentía del gran columnista de la revista “Semana”, Daniel Coronell, quien estuvo al pie del cañón periodístico desde el año 2005, tuve el gusto y el honor de leer su columna “La explicación pendiente”, publicada en la edición No. 1934 del 26 de mayo al 2 de junio / 19, donde a su modo explica y denuncia los pormenores de lo que en su concepto hizo la mencionada revista en el caso de los documentos y las fuentes que poseía con anticipación desde febrero /19, referentes a la noticia importante que develó las directrices del comandante del Ejército de Colombia, con el fin de “duplicar” las bajas y las capturas en las operaciones militares, información que el prestigioso periódico “The New York Times” sí lo hizo hace unos días, armando el consiguiente avispero ya conocido y con mucha razón.

Y es que allí no paran las cosas, con la ahora cuestionada revista, una de las más importantes de Colombia, fundada en el año 1946 y que se había distinguido siempre por su acendrado cuestionamiento en los temas más candentes y polémicos del acontecer nacional. Si las circunstancias anteriores constituyen el motivo que desencadenó el tornado periodístico actual, “la hecatombe Semana” (parodiando el mismo título con el caso Santrich) lo representó el comentario de Coronell en la mencionada columna, cuando denuncia “la conveniencia política” que se antepuso al deber de informar a los lectores colombianos, como siempre lo había hecho la revista durante 73 años, cuando “Semana” consultó a Jorge Mario Eastman (sobre el tema de las bajas y capturas),, exsecretario general de la Presidencia y Muy cercano al presidente Duque, información que lógicamente no le convenía que se conociera en Colombia, por los antecedentes ya conocidos del Todopoderoso cuando fue presidente y que dejó una cicatriz en el alma colombiana que aún no cicatriza y que ahora se abrió más por las denuncias valientes del periódico gringo que le dio un potente gancho de derecha a la revista.

Ahora viene la conclusión inevitable de esa hecatombe. En mi concepto personal y creo que ustedes también están de acuerdo conmigo, la cualidad periodística más importante de cualquier medio de comunicación, llámese tradicional o mediático es la credibilidad (cualidad de creíble, que puede o merece ser creído). Hasta la edición anterior, 1933, la revista “Semana” tenía esa cualidad especial de reconocimiento. Pero ahora no, empiezan las nubes de las dudas y el panorama se oscurece.

Ya lo dijo el columnista Daniel Pacheco “Mientras los errores, silencios y opacidades del Gobierno le están costando legitimidad, los errores, silencios y opacidades de “Semana” le están costando credibilidad. Que una empresa de medios esté teniendo problemas parecidos a los de un gobierno para rendir cuentas hace pensar que, como el Gobierno la revista está poniendo sus intereses políticos y económicos por encima de los de su audiencia (El Espectador, martes 28 de mayo de 2019). Triste verdad, pero es la verdad. Lástima por “Semana”.

Para leer otras columnas del autor aquí

También te puede interesar
Deja Una Respuesta

Un comentario en "Conveniencia contra credibilidad"

  1. No creo que ningún presidente colombiano, haya dado la orden de matar inocentes, fueron los uniformados que al ser incapaces de dar resultados, optaron por estupidez más infame.

Comentarios Cerrados.