Sábado, 23 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

Controversia por las monedas conmemorativas

El miércoles 15 septiembre, 2021 a las 2:18 pm
Imagen cortesía de: primeralinea.com.co

Controversia por las monedas conmemorativas

Por: Hernán Alejandro Olano García.

Ha surgido una controversia mediática por la adquisición por parte de la Presidencia de la República de 1.409 monedas protocolarias -elaboradas en bronce y recubiertas en oro de 24 quilates-, con las cuales el presidente busca entregar un souvenir y cambiar los suntuosos regalos de otras administraciones, representados en réplicas de piezas del Museo del Oro o vajillas de lujo de Carmen de Viboral, por estos recordatorios, que han sido comunes en administraciones anteriores y que además son muy representativas en el ámbito de las Fuerzas Militares y de Policía, pues cada general de la república, al ascender, acuña sus propias monedas.

De igual manera, guarniciones militares, municipios, universidades y academias, como lo hizo la Academia Colombiana de Jurisprudencia con ocasión de su 125 Aniversario, entregan como algo muy especial y restringido, monedas conmemorativas, similares a las que también entrega a los jefes de Estado y personas no católicas el Romano Pontífice, a cambio de los rosarios que sí se distribuyen entre los fieles bautizados.

La Presidencia firmó un contrato por la suma de 41′917.000 de pesos, para cada uno de los regalos, que salen a $29. 749.oo puedan reemplazar los antiguos regalos suntuarios ya referenciados.

La Ley 31 de 1992 y sus estatutos, Decreto 2520 de 1993, facultan al Banco de la República para “disponer la acuñación en el país o en el exterior de moneda metálica de curso legal para fines conmemorativos o numismáticos, previstos en leyes especiales, establecer sus aleaciones y determinar sus características” y, en virtud de tal disposición regulatoria, en los últimos años se ha dado la emisión de monedas conmemorativas, que son reliquias para los numismáticos de Colombia y el exterior.

De acuerdo con tal normatividad, mediante la Ley 275 de 1996 “Por la cual se autoriza al Banco de la República para participar en la emisión de series internacionales de moneda de oro o de plata con fines conmemorativos o numismáticos.

Antes de que existiera esa normatividad, la Ley 22 de 1968 facultó al Gobierno para que, a través del Banco de la República, acuñara en el país o en el exterior, monedas de oro de curso legal, para ser puestas en circulación en Colombia, las cuales podían distribuirse en el exterior con fines numismáticos.

Por ejemplo, en cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo, se ha dispuesto, sin fecha exacta, que el Banco de la República emita con fines conmemorativos y por una sola vez, la moneda del Bicentenario de la Independencia de Colombia, un homenaje tardío que seguramente quedará como canto a la bandera.

Hace algunos años, por medio de la Ley 1683 del 28 de noviembre de 2013, se emitió la Moneda del Bicentenario de la Independencia de Cundinamarca, con valor facial de $5000 oro y con la efigie del Precursor don Antonio Nariño.

La Ley 1710 de 2014, por su parte, ordenó acuñar la moneda conmemorativa de la Canonización de la Madre Laura de Santa Catalina de Siena, primera colombiana en los altares católicos.

Durante el gobierno de César Gaviria, se emitió una Moneda de plata de curso legal de 10.000 pesos, quinto centenario del descubrimiento de América, denominada “Encuentro de Dos Mundos”.

En 1991 se acuñaron 600 monedas de oro, en homenaje al Centenario del doctor Mariano Ospina Pérez, con valor facial de 100 mil pesos.

Algunas personas, igualmente conservarán la moneda Tricentenario de Medellín, 1675 – 1975; la de los 400 años Fundación de Santa Marta, 1525 – 1975; la del Centenario de la muerte de Tomás Cipriano de Mosquera, 1878 – 1978, la correspondiente al Sesquicentenario de la muerte del Libertador, 1830 – 1980 y, las acuñadas para los presidentes liberales: Centenario del nacimiento Alfonso López Pumarejo, 1886– 1986 y, Centenario del nacimiento de Eduardo Santos, 1888 – 1988.

En 1973, con ocasión del cincuentenario del Banco de la República, se acuñó una Moneda conmemorativa de oro de 1.500 pesos oro, con la imagen del Poporo Quimbaya, con el cual se dio origen a nuestro Museo del Oro.

Ese mismo año, se acuñó la moneda del Centenario del nacimiento del Maestro Guillermo Valencia, 1873 – 1973.

En 1971, para los Juegos Panamericanos de Cali, igualmente se acuñaron monedas de oro para celebrar esa gesta y, un poco antes, por medio de la Ley 22 de 1968, se facultó al Gobierno para que, a través del Banco de la República, para acuñar en el país o en el Exterior, “monedas de oro de curso legal, las cuales se pondrán en circulación en Colombia, y podrán distribuirse en el Exterior con fines numismáticos.”

 Así, con motivo del XXXIX Congreso Eucarístico Internacional de 1968, en cumplimiento de la citada ley y, en desarrollo del Decreto Reglamentario 2111 de 1968, se autorizó la emisión de monedas de $ 5.00, las cuales hoy, 53 años después, se consiguen en el mercado, por no menos de 20 mil pesos y, la de oro, en no menos de ocho millones de pesos.

************************************************************

Lee otros artículos de opinión aquí:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?