Miércoles, 4 de agosto de 2021. Última actualización: Hoy

Contraloría pidió suspensión de alcalde

El lunes 12 diciembre, 2016 a las 12:09 pm

El caso está relacionado con contratos bajo la declaratoria de Calamidad Pública

manuel-santos-carrillo

Alcalde de Jamundí, Manuel Santos Carrillo

El Contralor del departamento del Valle del Cauca, José Ignacio Arango, le solicitó a la gobernadora Dilian Francisca Toro la suspensión inmediata del alcalde de Jamundí, Manuel Santos Carrillo, de manera provisional. Busca que las investigaciones fiscales, penales y disciplinarias que adelanta frente a la contratación que el mandatario emprendió cuando decretó la Calamidad Pública, puedan seguir su curso normal.

La Calamidad pública fue decretada el pasado 18 de mayo, motivada por los estragos del fenómeno de ‘El Niño’. Después de evaluar la contratación, la Contraloría determinó ocho hallazgos administrativos, seis de ellos con presunta connotación disciplinaria, tres con presunta connotación penal y tres con presunta connotación fiscal.

La Gobernadora ya fue comunicada de la Resolución de la Contraloría.

El Consejo Municipal de Gestión de Riesgo de Jamundí conceptuó sobre la necesidad de intervenir las vías terciarias Jamundí-Villa Colombia, Jamundí-San Antonio, Jamundí-Alto Vélez, Alfaguara-San Vicente; aprobar el plan de acción presentado por la secretaría de infraestructura para el mantenimiento de las vías terciarias y aprobar la disponibilidad de asistencia humanitaria de emergencia para las 75 viviendas y 75 cupos adicionales para la atención de futuras emergencias.

Sin embargo, la Contraloría encontró que, pese a la claridad sobre esos aspectos, el plan de acción emprendido y varios de los contratos que se sometieron al régimen contractual excepcional no se relacionaban, de forma directa, con la estrategia planteada por el Consejo Municipal de Gestión de Riesgo.

En el plan de acción quedaron por fuera los mejoramientos de vivienda y el apoyo para las familias damnificadas por la pérdida de cultivos. Además, se incluyó la sede de la Personería ubicada en el cuarto piso del edificio de Comfandi, pero, según la verificación, no resultó afectada.

Según la auditoría, el propio Personero Municipal evidenció que no se presentaron daños en las instalaciones de la dependencia causadas por las lluvias de febrero y marzo. ‘Esto genera falta de certidumbre sobre la situación planteada como calamidad pública’, señala el informe.

El Ente de control observó además, que las obras realizadas en virtud de la calamidad pública apuntaron a necesidades detectadas con antelación a las fuertes lluvias y vendavales que azotaron el municipio.

El Alcalde no se ha pronunciado.

**************************

Con información de: www.eltiempo.com

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?