Jueves, 12 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

Continúa investigación sobre regalías

El martes 11 abril, 2017 a las 12:27 pm

A pesar de positiva labor cumplida por Parquesoft, el viernes 7 de abril, en la Casa de la Moneda, no convencieron las explicaciones de Cesar Daniel Samboní  y algunos participantes en la rendición de cuentas sobre recursos de regalías destinados a Ciencia y Tecnología, contratados por la Gobernación del Cauca, con la Corporación Parquesoft y Creatic. La Gobernación del Cauca deslindó su responsabilidad en la ejecución del proyecto y aclaró, que no entorpecerá la investigación que adelantan la Contraloría General de la República y otros organismos sobre hallazgos de carácter administrativo, disciplinario y fiscal, en el manejo de los recursos destinados a los diferentes programas.

Sin duda que debido a la falta de rigor y al sensacionalismo, el informe inicialmente divulgado por la Contraloría sobre manejo de recursos de regalías destinado a Ciencia y Tecnología en el Cauca, causó indignación y prevención contra las reales intenciones del organismo de control. Además, porque dañó la imagen del asadero Pío y Pío, una de las pocas tradicionales y exitosas empresas de Popayán, gracias a 45 años de trabajo familiar y de más de 100 empleados en sus ocho restaurantes y un Spa, a las que presentaron como beneficiarias de gran parte de los $17.500 millones. Esta divulgación amarillista fue interpretada como una ayuda de parte de la Contraloría al gobierno del presidente Santos, que había propuesto trasladar, para financiar la construcción de vías terciarias, cerca de billón y medio de pesos, no ejecutados por los departamentos, en proyectos de Ciencia y Tecnología.

Sin embargo, al conocer más detalles de hallazgos fiscales después de revisar la ejecución de los cerca de $17.500 millones del Fondo de Ciencia y Tecnología, suscrito el 8 de noviembre de 2013, entre la Gobernación del Cauca y la Corporación Parquesoft, crecen dudas sobre el correcto y claro manejo de los recursos, como se desprende del informe publicado en el diario El Tiempo, según el cual, a noviembre de 2016 “se cumplieron tres de los cinco años pactados para crear 200 emprendimientos de base tecnológica en Cauca, a la fecha solo se han constituido tres. A esto se suma que el 15 por ciento del presupuesto ($2.545 millones) se ha usado en gastos administrativos en los que en más de la mitad no hay soportes”.

“Además de los retrasos en el desarrollo de ese proyecto, hubo contratos de personal por 916 millones de pesos en los que se habrían encontrado conflictos de intereses e inhabilidades.

Según el informe, “la Contraloría encontró, por ejemplo, que César Daniel Samboní, representante legal de Parquesoft, y Andrés Fernando Maya, presidente de esa corporación, se han contratado mutuamente.

En el contrato 001 de enero del 2014 se evidencia que Maya, como presidente de la junta directiva, contrató a Samboní para “realizar el fortalecimiento de la incubadora de empresas” por $36 millones. En la misma fecha se encontró otro contrato en el que Samboní, como representante legal, contrató a Maya para que “asesore los emprendimientos”, por $ 72 millones.

También se encontró que Jenny Alexandra Erazo Ruiz, quien es suplente de Samboní, ha tenido con la Corporación dos contratos que suman $ 85,5 millones.

Otro caso es el de Álex Humberto Tello Hoyos. La Gobernación de Cauca lo contrató en enero del 2014 por 36 millones como contador y revisor fiscal para el proyecto de Parquesoft. Pero el 24 de octubre de ese año esa corporación también lo contrató para que asesore el proyecto de incubadora de empresas, por $ 25 millones, por lo que Tello terminó asesorando a quien debía supervisar.

Además, hay por lo menos 6 contratos por 200 millones firmados con supuestos familiares de los directivos de Parquesoft.

Parte de los recursos del convenio terminaron usados en gastos injustificados que beneficiaron a directivos de Parquesoft. Por ejemplo, el 10 por ciento del presupuesto para pagar cursos de inglés para emprendedores (casi 40 millones de pesos de 400) se usaron en estudios de inglés en el exterior del director del proyecto, Jairo David Erazo Botero.

A su nombre también se encontraron cuentas en finos restaurantes de San Francisco o Fráncfort que fueron pagados con recursos del proyecto, además del alquiler de limosinas, suscripciones a periódicos y pagos de sus tarjetas de crédito por 95 millones.

Además, Parquesoft pagó 2,9 millones de pesos para una maestría en finanzas de Samboní, el representante legal, y se encontraron al menos 17 viajes al exterior de directivos y empleados de Parquesoft en los que, aunque no se consiguió ninguna alianza, se gastaron al menos 239 millones de pesos”.

El viernes 7 de abril, los organizadores de la rendición de cuentas, impidieron contra-preguntar, acallando a Héctor Rodríguez y Nelson Paz, quienes solicitaron aclaraciones.

Deja Una Respuesta