ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 29 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

Confrontar la nueva normalidad

El lunes 7 septiembre, 2020 a las 10:17 am
Confrontar la nueva normalidad
A pesar de que el uso del tapabocas y el mantener limpias las manos ya sea con gel antibacterial o un lavado de manos cada dos horas, son algunos de los autocuidados y métodos de prevención indicados hacia toda la población, muchos indican que la mayoría de personas no los practican y parte de quienes lo hacen, lo hacen de forma incorrecta, como quitarse el tapabocas por lapsos de tiempo o tocarse la cara momentos antes de lavar sus manos.

Confrontar la nueva normalidad

Por: Juan Tenorio.

No es un secreto que la situación actual alrededor del mundo producida por el inesperado coronavirus surgido en Wuhan, China; es una dificultad que ha afectado de una u otra forma a todas y cada una de las personas, y a pesar de que aún existen varias que no se han contagiado de este virus que desencadena la enfermedad COVID-19. Muchos estiman que se propagará al punto de que toda o la mayoría de la población, lo contraigan y la padezcan.

“Desde mi punto de vista y teniendo en cuenta que algunos conocidos que han padecido Covid se han recuperado, yo creo que a la larga todos nos vamos a contagiar, pero ya está en el organismo y las defensas de cada uno si se recupera o corre con la mala suerte de morir”, expuso Michael Ocampo, joven universitario.

De los primeros días que van de septiembre, la situación mundial ante esta dificultad no deja de ser exponencial, pues a pesar de ser muchos más los casos de personas recuperadas que las fallecidas, ya se cuenta con más de 26 millones de casos confirmados en el mundo entero, según informa el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia.

En el mismo país, la situación parece estar siendo controlada, pues al igual que en todo el mundo, las cifras de recuperados son más altas que los fallecidos. Sin embargo, poco se escucha del personal de clínicas y hospitales que atienden a las víctimas de esta enfermedad, quienes constantemente sostienen una estrecha cercanía con este virus.

“Es evidente que para algunas personas fue solo una enfermedad con un paso leve, no obstante, en muchas otras fue un desencadenante de otras enfermedades e incluso, la muerte. Yo como enfermera y caso recuperado dos veces, puedo decir que ha sido una pandemia de gran impacto, tanto para aquel que la padece como para el que no, me refiero que en aquel que no le da la enfermedad como tal, se desarrollan muchas otras enfermedades, ya que el sólo saber que en cualquier momento se puede infectar y llegar a morir, le genera una constante preocupación la cual lo lleva a padecer de insomnio, temor, ansiedad, y un sin fin más de estas”, según manifiesta la enfermera experta Lorena Vera.

Confrontar la nueva normalidad
Aparentemente, muchas son las personas que han ido retornando a la normalidad pese a la compleja pandemia, no obstante, existen quienes no lo hacen acatando las recomendaciones de expertos.

Mucho se habla de una pronta solución a esta situación, especulándose sobre múltiples y eficaces vacunas desarrolladas por distintas potencias mundiales; e incluso, varias personas esperan regresar a la normalidad y frenar la propagación de este ‘aterrador’ virus; lo cual parece posible pero no de la forma en que todos creen o quisieran.

“Creo que a medida que las restricciones vayan cediendo y, aunque la enfermedad siga entre nosotros, el miedo y temor a padecerla también deberá y se irá disminuyendo. Actualmente muchas cosas vuelven casi que a su normalidad y con ello, la vida de toda la gente… Seguirán los contagios, sí, seguirán las muertes, sí, llegará la vacuna, sí y esta será otra pandemia más para la historia”, explica Vera.

Y a pesar que existen para quienes los cuidados de bioseguridad y la prevención del contagio son irrelevantes y también quienes se cuidan excesivamente porque les horroriza esta enfermedad, gran parte de ambos grupos ven esto como la opción más viable.

“Mi familia y yo tenemos estrictos protocolos al momento de estar en casa y salir de ella, pues la enfermedad puede ser letal para algunas personas y nosotros pasamos constante tiempo con mis abuelos. Sin embargo, son muchos los meses que han pasado ya desde que el Covid cambió la normalidad y negarnos a convivir con él, sería aislarnos de la sociedad lo cual no es sano ni mental, ni psicológicamente para nadie, por lo que desde que levantaron la cuarentena obligatoria, hemos intentado salir con más frecuencia, siempre y cuando con total responsabilidad y el cuidado necesario”, afirma Valentina Grajales, joven caleña.

Si bien es cierto que debe haber una rígida responsabilidad ante la situación que se vive en la actualidad, también es necesaria una plena conciencia sobre la nueva ‘normalidad’ que ha causado la pandemia en el mundo entero, por lo que disponerse a convivir con este coronavirus por unos cuantos meses más, no parece estar muy alejado de la realidad.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta