Jueves, 25 de abril de 2024. Última actualización: Hoy

¿Cómo vives el cambio?

El lunes 19 febrero, 2024 a las 5:06 pm
¿Cómo vives el cambio?
¿Cómo vives el cambio?
Créditos: Gananci

Hablar de cambio es disponerse al movimiento espontáneo de la vida, hay distintas visiones de acuerdo a la interpretación que cada uno haga de la vida, sin embargo la realidad es neutra y cada persona la filtra con su sistema de creencias, con esto hay quienes quieren controlar lo que sucede tomando posturas rígidas siendo vulnerables al estrés, limitando el crecimiento; en contraste hay otras personas que se muestran abiertas a la realidad de la vida siendo flexibles, adaptándose a las circunstancias, aceptando la incertidumbre y en esa flexibilidad encuentran mayor paz y crecimiento personal. Por lo general vivimos inmersos en la rutina queriendo una vida estática y si se ven cambios en nuestro horizonte inmediato queremos que esos cambios sean previsibles de acuerdo a una cadena lineal de causa y efecto, haciendo lo necesario para que no hayan sorpresas en la vida, de esta manera vivimos creyendo que podemos controlar los acontecimientos externos que se desarrollan a nuestro alrededor como también vivimos controlando los acontecimientos internos que tienen lugar en nuestro interior.

Una mirada estática de la realidad nos lleva a pensar que entendemos mejor la vida si la dividimos en áreas sin tener en cuenta que todo en la vida está conectado como un sistema es así como si tienes un problema en el trabajo este problema acaba inundando toda tu realidad y contaminando incluso aquellas áreas de tu vida luminosas, agradables y placenteras; por eso no se puede ver la realidad como si fuera un sistema cerrado sino comprender que esta es dinámica, es un sistema vivo, un organismo vivo y como tal abarca una multitud de facetas o situaciones que dentro de ellos hay imprevistos, sorpresas en el camino y las cosas más inciertas son las más pueden terminar pasando es decir cuando menos te lo esperas cualquier cosa puedes suceder.

La realidad está en continuo cambio por más que tratemos de controlar las cosas, la vida sin esfuerzo modifica nuestros planes, incluso alcanza el desorden y esto es algo que los científicos comprendieron y observaron, que se puede ver en cualquier lugar que mires de la naturaleza, comprender esto es un poco difícil por el miedo que tenemos a perder el control por eso invitamos rutinas, estructuras y normas con el fin de protegernos, surgiendo el miedo a lo inesperado, a la sorpresa y pensamos que por controlar estamos frenando y parando la tendencia al desorden que tiene cualquier elemento de la naturaleza es decir a mayor nivel de control más miedo tengo ante lo incierto, lo inesperado o lo que aparece cuando menos me lo espero, por eso cuántas más normas tengamos hay más creencias acerca de cómo debe ser la vida, cuanto más rigideces exista en nuestra manera de proceder y en nuestra forma de pensar mayores resistencias internas tendremos a las nuevas ideas o al cambio, algo paradójico porque en este momento de nuestra vida estamos inundados y estimulados con nuevas ideas acerca de concebir la realidad.

Ante los cambios permanentes la vida nos hace la invitación a dejar de mirar el exterior y comenzar a mirar en nuestro interior, ya que con respecto a los cambios hay quienes clasifican a las personas en tres grandes grupos, los que aman o les encantan los cambios, las personas que odian los cambios y las personas que son reacias al cambio que muestran una resistencia:

1- Los que aman los cambios por un lado son flexibles, tienen una mirada abierta ante lo incierto y por otro lado  la búsqueda permanente de cambio podría ser visto como inconformidad, indicio de no querer comprometerse o cuesta echar raíces.

2- El grupo de la resistencia al cambio estarían aquellas personas que muestran una actitud muy reacia y de rechazo ante cualquier cambio que venga a su vida sin pararse a pensar las ventajas y las oportunidades 

3- El grupo de las personas que odian los cambios por lo general les provoca un malestar relacionado con ansiedad y con irritabilidad 

Con lo anterior vale la pena preguntarse  ¿en qué grupo estás?  

El cambio en la vida es la constante por eso te invito a que cuando llegue a tu vida te permitas ver de qué está hecho ese cambio, para qué en tu vida, o si vale la pena cambiar y si tienes resistencia al cambio piensa que no todo en esta vida es para molestarte, que no todo en esta vida está hecho para que unos se beneficien y otros terminen teniendo desventajas, vale la pena relajarse un poco y tomar distancia de las emociones poco propositivas que surjan y lo beneficioso de fluir con la vida y si eres de los que odian los cambios pues te puede servir recordar que cuando naciste eras un bebé y como eres ahora, se ve el cambio en la forma corporal es decir que somos el cambio en nosotros mismos.

Si los cambios vienen a tu vida en un momento en el que te sientes que no estás avanzando o que tu estado de bienestar no es el que tú quieres y mereces, entonces buscas un cambio coherente y consentido al tipo de vida que quieres tener, sin resistirte porque controlar la vida es una ilusión que a menudo nos causa frustración; en lugar de intentar dominar cada aspecto, es valioso aceptar la incertidumbre y aprender a adaptarnos a las circunstancias. En la flexibilidad encontramos una mayor paz y crecimiento personal.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?