Lunes, 21 de junio de 2021. Última actualización: Hoy

COMER Y VER TV, ATENTADO A LA SALUD

El domingo 8 febrero, 2015 a las 3:51 pm
DIANA Y ALEJANDRA VELA

Por Diana y Alejandra Vela

Es lamentable que nosotros, seres que se supone muy racionales, maltratemos nuestro cuerpo de diversas maneras. No solo con las diferentes actividades diarias que requieren cierto esfuerzo y dedicación, sino especialmente con los alimentos que a diario ingerimos. Empezamos el día con la comida tal vez la más importante, el desayuno, muchas veces realizando acciones de trabajo o en medio de conversaciones poco apropiadas para este momento; entre esas tenemos, problemas cotidianos, negocios, estudio, deudas, etc. ¿Qué estamos desayunando entonces? De la manera como se sienta usted en ese momento, así estará todo el día.

Al medio día viene el almuerzo, que muchos ansían su llegada, para luego continuar con la rutina. Y como la recibimos; en los restaurantes es especial con cientos de comentarios provenientes de las personas a nuestro alrededor; puede resultar difícil, provoca estrés e incluso, motivar conflictos emocionales. En la mayoría de restaurantes hay un TV y a esta hora del día siempre presentan un violento menú de noticias (muertes, asesinatos, robos, violaciones,…) Si prestáramos más atención nos daríamos cuenta que las podemos ver en otra emisión de información durante el día, incluso por la radio. Pero no, las queremos encima de nuestra comida.

¿Quién no ha disfrutado de su programa favorito comiendo un refrigerio? Seguramente que la mayoría de nosotros lo hemos hecho alguna vez, aunque es una actividad nada recomendable para nuestra salud. Estudios realizados por especialistas afirman que comer y ver televisión  son actividades incompatibles para nuestra salud;  alterando el metabolismo, dañando la buena digestión, aumentando el sedentarismo y es causa directa del sobrepeso. Se ha probado que ver la televisión al comer inhibe la sensación de saciedad lo que hace que tomemos alimento en mayor cantidad inconscientemente; estamos más pendientes de lo que vemos que de lo que comemos. Y se nos va la mano.

Mientras vemos televisión no somos conscientes de los alimentos que consumimos, además no estamos concentrados en la comida, sino, simplemente llevamos el alimento a la boca mecánicamente. Es por esto que no detectamos cuando estamos saciados, y comemos casi sin parar que lo único que nos aportará será unos kilos de más, y en muchos casos un gran malestar digestivo (dolor abdominal, indigestión, llenuras, gastritis, etc.). Al igual, sucede con los equipos electrónicos, más común en los jóvenes, que siempre están con ellos ya sea hablando, jugando, chateando; ¿creen que estos actos sean apropiados en el momento de comer?, ¡pues NO! Es en verdad, a parte de una falta de respeto un daño que le causamos a nuestro cuerpo.

En fin durante la comida podríamos descansar nuestro cuerpo escuchando música suave como clásica o instrumental. Y de esta manera evitaríamos el estrés ocasionado por ciertas actividades. Disfrutaremos más de la comida, comeremos menos y mejor. A la larga, se notará en la báscula y en la salud. Por si lo anterior fuera poco podremos, tal vez, disfrutar más de la compañía de nuestros familiares y conocernos mejor.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?