ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 29 de julio de 2021. Última actualización: Hoy

COLOR PÚRPURA Alice Walker

El domingo 2 julio, 2017 a las 10:10 am

Adriana Restrepo Leon
No soy crítica. Soy lectora.
Hoy les vengo a hablar de lo que me dejó…

COLOR PURPURA
Alice Walker

COLOR PURPURA / Alice Walker / Imagen: http://alicewalkerelcolorpurpura.blogspot.com.co/

Levantar un muro y devolver viajeros de los aeropuertos, destruir un país y a su gente por una guerra santa, prometer un desarme y reinserción dignos y no cumplir lo prometido, cerrar una frontera y someter al pueblo al hambre y la persecución, la falta de empleo y los impuestos hasta en el consumo de aire, estas, entre otras tantas condiciones, hacen que muchas personas, ya sea porque lograron pasar una frontera o ser empleadas en alguna labor, acepten el sometimiento, la humillación y el menosprecio, porque no tienen a dónde ir, ni a dónde regresar. Mientras no se humanicen los hombres, mientras no se reconozca la presencia divina dentro de cada ser, miles de Celies seguirán escribiendo historias como la de El Color Púrpura, cargadas de fuerza interior en un mundo que les mira como escoria.

Un libro escrito en 1982, que se lleva el Premio Pulitzer en 1983, del que Steven Spielberg dirige su adaptación cinematográfica y además se realiza un musical en Broadway, es, sin duda, una gran historia bien contada.

El color púrpura es una novela cruda, en la que se vive la violencia física, sexual y psicológica desde dos puntos muy notables: la sumisión y la rebeldía, cada uno de estos puntos fuertes es representado por mujeres negras en un entorno de machismo y racismo.

A través de la vida de Celie, conocemos el descubrimiento de la identidad sexual, el cambio de la creencia de un dios, hombre indiferente que no escucha a las mujeres, por un Dios presente en el aire, la naturaleza y en cada ser creado, también se hace un recorrido por la realidad africana cuando las colonias inglesas tomaron el poder y por la realización de la mujeres como arma contra el machismo.

Como Celie, todos podemos perseverar en hacer lo que nos gusta, intentar hacerlo mejor siempre, todo en el camino correcto, sin malicia y con bondad, no hay mayor paz que la de una conciencia tranquila. Probablemente en algún momento, será usted quien señale o acuse, y en sus manos estará relegar a una persona y quebrantar su espíritu, o reconocer su humanidad y ayudar a mejorar la sociedad, como lo hizo Shug Avery con Celie.

Esta novela deja grandes enseñanzas, en la película se pierden varios detalles importantes, recomiendo el libro, por su crudeza, a partir del último grado escolar, para que sea debatido cada punto relacionado con la actualidad y trascendente para nuestra historia. Léalo… y comparta su experiencia.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?